eólica

Caso Vestas: la patronal ya advirtió hace más de un lustro

"Algunos gobiernos están poniendo en peligro puestos de trabajo y crecimiento"

0
Lo contábamos en el mes de marzo de 2013, hace ya más de cinco años. La Asociación Eólica Europea (European Wind Energy Association) acababa de publicar una declaración institucional sin precedentes, en la que advertía de cómo algunos gobiernos de la UE "están poniendo en peligro tanto el crecimiento económico como la creación de empleo con dañinos cambios retroactivos”. Uno de esos gobiernos era el español. Pues bien, el pasado mes de marzo (marzo de 2018), Siemens Gamesa despidió (ERE colectivo) a 226 empleados de oficinas y centros de servicios en España. Y, hace nueve días, Vestas echó el cierre de su factoría de Villadangos (370 empleados). ¿Son esos los frutos maduros de la reforma energética de Soria y los Nadal?
"Algunos gobiernos están poniendo en peligro puestos de trabajo y crecimiento"

Vestas ha cerrado su fábrica de Villadangos. Los sindicatos han convocado movilizaciones. Izquierda Unida pide "la nacionalización de la empresa y su gestión pública con el apoyo de los trabajadores y trabajadoras, si éstos así lo consideran" y todos los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León y así mismo europarlamentarios españoles de todos los partidos se han solidarizado con los afectados y han hecho todo tipo de declaraciones de defensa del empleo en la región. Incluso el Partido Popular, señalado desde algunos estamentos -señalada su política energética- como responsable última de la "deslocalización".

Y, ahora, retrocedamos cinco años. Marzo de 2013. "Algunos gobiernos están poniendo en peligro puestos de trabajo y crecimiento". Sí, la European Wind Energy Association (hoy WindEurope) criticaba ya entonces con dureza la política energética del Ejecutivo popular, Ejecutivo que había emprendido su gran reforma eléctrica en enero de 2012, pero que aún no la había concluido en aquel mes de marzo de 2013 (a Soria y los Nadal aún les quedaban entonces algunas medidas por aprobar).

Catorce de junio de 2014
"APPA se pregunta a qué intereses sirve el Gobierno Rajoy". Con ese titular abrimos portada aquel día. La Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) ha difundido un duro comunicado -contábamos entonces- en el que acusa al Gobierno Rajoy de haber cometido un "tremendo error histórico" al aprobar el Real Decreto (RD) 413/2014, que regula la "actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables". Según APPA, ese RD "sumerge al sector en una total inseguridad jurídica, impropia de un país desarrollado".

"Desde APPA nos preguntamos de nuevo a qué intereses sirve un Gobierno" que lleva treinta meses legislando contra las energías renovables so pretexto de que encarecen la factura, "cuando, paradójicamente, son las renovables las que, con su entrada en el mercado, reducen de manera significativa el precio de la electricidad".

Lo dice APPA -contábamos en Energías Renovables allá por el mes de junio del 14- en un comunicado en el que la Asociación explica que "el Gobierno comete un tremendo error histórico al aplicarles [a las energías renovables] todo tipo de recortes y hacerlo de modo retroactivo".

APPA considera la aprobación del RD 413/2014 -señalábamos en aquella información- como "un paso más en la estrategia de acoso y derribo al sector, algo que el Gobierno del Partido Popular ha venido haciendo desde su llegada al poder" (apenas cuatro semanas después de alcanzada Moncloa, el Gobierno Rajoy estableció la que se ha dado en denominar "moratoria renovable"; léase sobre el particular los Cien primeros días de gobierno del Partido Popular).

En realidad, antes incluso de acceder a La Moncloa, el Partido Popular de Mariano Rajoy ya señalaba, en su propio Programa Electoral, sus prioridades en materia de política energética. A saber: para empezar, convertir España en "el mercado de referencia del gas natural en el Mediterráneo" (véase página 46). En ese programa, de más de 200 páginas, las "energías renovables" solo son mencionadas en una ocasión.

"La Tasa Soria ahuyenta a los inversores", titulábamos -muy explícitamente- en septiembre de 2012. La Tasa Soria era el impuesto que había ideado el ministro susodicho (impuesto del 7% a la generación de electricidad que sigue transitando los pasillos de los tribunales; probablemente acabe siendo declarada ilegal, pero, de momento, sigue vigente). Curiosamente, el partido que está en contra de los impuestos (y/o de subirlos) ha ideado varios, en lo que se refiere a la política energética, en estos últimos años (el impuesto al Sol es el otro gran hallazgo fiscal de la Era Rajoy).

¿Resultado eólico de la política energética?
Entre 2012 y 2017 (años de Gobierno PP), y según los datos de la Asociación Empresarial Eólica, en España se han instalado 308 megavatios. En fin, poco más de 300 megas en un quinquenio. Pues bien, en el quinquenio anterior, la eólica instaló en España más de 7.700 megavatios. O sea, veinte veces más (en realidad, más de veinte veces más).

Y, ahora, volvemos al principio, que suena a la cantinela de siempre
Una empresa ha cerrado su fábrica en un pueblo que se llama por ejemplo Villadangos. Los sindicatos han convocado movilizaciones. Izquierda Unida pide "la nacionalización de la empresa y su gestión pública" y todos los grupos parlamentarios se han solidarizado con los afectados y han hecho todo tipo de declaraciones de defensa del empleo en la región.

Todos, incluso el Partido Popular, que lleva treinta años gobernando en Castilla y León y ha gobernado España hasta hace dos telediarios: el candidato Rajoy fue el más votado un 20N de 2011 y el presidente Rajoy ha sido el inquilino de Moncloa desde el 22 de diciembre (fue entonces cuando nombró Gobierno) hasta el 2 de junio de 2018, día de la investidura de Pedro Sánchez.

Su política energética pre-Vestas -la política PP- puede quedar resumida en tres titulares. Uno: "La Tasa Soria ahuyenta a los inversores" (septiembre de 2012; no te pierdas este artículo, pues adelanta ciertas claves sobre el tema que nos ocupa). Dos: "Algunos gobiernos están poniendo en peligro puestos de trabajo y crecimiento" (WindEurope, marzo de 2013). Tres: "APPA se pregunta a qué intereses sirve el Gobierno Rajoy" (junio de 2014). ¿Resultado? 7.700-308. O Siemens Gamesa y Vestas.

Artículos relacionados
El gobierno está desperdiciando "una oportunidad histórica irrepetible para la tecnología española"

Añadir un comentario