biocarburantes

Repsol anuncia que fabricará biocombustibles "de bajas emisiones" en su refinería de Cartagena

0
La petrolera anunció ayer que construirá en su refinería de Cartagena "la primera planta de biocombustibles avanzados de bajas emisiones de España", que tendrá capacidad para producir 250.000 toneladas al año de hidrobiodiésel, biojet, bionafta y biopropano. La planta, que se prevé esté operativa en el año 2023, producirá, a partir de "materias primas recicladas", biocombustibles avanzados que podrán usarse en aviones, camiones o coches, y que asegura permitirán reducir 900.000 toneladas de CO2 al año. La compañía, que estima una inversión de 188 millones de euros, empleará como energía el hidrógeno para fabricar esos combustibles (véase abajo gráfico).
Repsol anuncia que fabricará biocombustibles "de bajas emisiones" en su refinería de Cartagena

Repsol anunció ayer que construirá en su refinería de Cartagena (Región de Murcia) la primera planta de producción de biocombustibles avanzados de España. La petrolera suministrará cada año, desde esta nueva instalación, 250.000 toneladas de biocombustibles avanzados "para aviones, camiones y coches". La nueva instalación, cuya construcción supondrá una inversión estimada de 188 millones de euros, incluirá la puesta en marcha de "una planta de hidrógeno que alimentará a una nueva unidad de hidrotratamiento dotada con tecnología de vanguardia". Repsol calcula que los "biocombustibles avanzados" producidos en la refinería de Cartagena permitirán una reducción de 900.000 toneladas de CO2 anuales, "lo que equivale aproximadamente a la absorción de CO2 de un bosque con una extensión similar a 180.000 campos de fútbol". Según la petrolera, los trabajos de construcción y puesta en marcha de la planta requerirán de unos 1.000 profesionales de diversas disciplinas.

En el marco del lanzamiento y presentación de este proyecto, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, mantuvo ayer una reunión con el presidente de la Región de Murcia, el popular Fernando López Miras, en la sede del gobierno autonómico, durante la que explicó los detalles de la nueva fábrica de "biocombustibles avanzados de bajas emisiones" de Repsol.

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol: “con esta iniciativa, en Repsol impulsamos decididamente una nueva ruta tecnológica que será clave en nuestro camino hacia la neutralidad en carbono y que se suma a los proyectos que ya hemos desplegado en eficiencia energética, generación de electricidad baja en emisiones, hidrógeno renovable, economía circular, combustibles sintéticos y captura, uso y almacenamiento de CO2, entre otros (...). Todas las formas de descarbonización son válidas y complementarias, e incentivarlas para que todas contribuyan, sin exclusiones, acelerará la transición energética y nos ayudará, como sociedad, a alcanzar una recuperación económica rápida, tan necesaria en las actuales circunstancias de pandemia por coronavirus” 

Repsol Cartagena hidrógeno pro biocombustibles bajos en carbono

Un proyecto de vanguardia
El pasado 2 de diciembre Repsol anunció que orientaba su estrategia para ser una compañía con cero emisiones netas en el año 2050, en concordancia con el Acuerdo de París. En ese marco estratégico, la compañía ha puesto foco en la economía circular "como herramienta para el uso eficiente de los recursos", y ha anunciado que duplicará la producción de "biocombustibles de alta calidad procedentes de aceites vegetales (HVO)", hasta las 600.000 toneladas al año en 2030, de los que la mitad se producirán antes de 2025 a partir de residuos. Repsol fabricará "biocombustibles avanzados de bajas emisiones" a partir de materias primas recicladas en Cartagena.

Aunque Repsol incorpora biocombustibles a sus carburantes de automoción desde hace más de dos décadas, en 2020 la cuota en sus combustibles apenas ha alcanzado el 8,5% en energía, "en línea -explican desde la compañía- con los requisitos regulatorios en España que trasladan los compromisos acordados como país con la UE". Las instituciones comunitarias ya han marcado una hoja de ruta a través de una nueva directiva que plantea un mínimo del 14% en energía renovable en el transporte en el año 2030. Además, la legislación española establece en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima un objetivo más exigente, del 28% de energía renovable en el transporte para el año 2030.

La compañía anunció el pasado mes de junio la puesta en marcha de otros dos grandes proyectos industriales punteros de descarbonización en la refinería de Petronor (Bilbao). Además, con el objetivo de evolucionar hacia un modelo energético bajo en emisiones, Repsol produjo en julio en su refinería de Puertollano el primer lote de biojet para la aviación del mercado español.

Repsol repasa su cartera de energías limpias
La petrolera inició en abril la construcción del parque fotovoltaico Kappa, en Manzanares (Ciudad Real), con una inversión de 100 millones de euros y una potencia total instalada de 126 megavatios, y, en julio, comenzó a construir su mayor parque fotovoltaico, Valdesolar, en el municipio de Valdecaballeros (Badajoz). Este proyecto tendrá una potencia total instalada de 264 megavatios y -según la compañía- va a demandar una inversión de 200 millones de euros. En conjunto, estos tres proyectos −Delta, Kappa y Valdesolar− suman una inversión de 600 millones de euros y supondrán casi 800 megavatios en operación en 2021. Delta (335 megavatios) comenzó a producir electricidad hace unos días. Repsol desarrolla ahora Delta 2, complejo renovables compuesto por 26 parques eólicos ubicados entre las provincias de Huesca, Zaragoza y Teruel, con 860 megavatios.

El perfil de la petrolera
La compañía energética Repsol opera en los sectores del petróleo y el gas: "Apostamos por el gas natural como combustible clave para la transición energética" es uno de sus lemas. La empresa se dedica a la exploración y producción de petróleo y gas natural; el transporte de esos combustibles fósiles hasta las refinerías o su venta en los mercados internacionales; la operación de terminales marítimas propias situadas en España, Portugal y Perú; el refino (en refinerías propias) del crudo y otras materias primas mediante procesos químicos y físicos; la petroquímica; y, más recientemente, la producción y comercialización de autogás (combustible fósil para automoción); la venta a consumidor final de gas y electricidad ; y las energías renovables.

La transición de Repsol
• Repsol Armada (noviembre de 2014)

 El ataque de la Armada a los ecologistas, ¿en cumplimiento del deber o brutalidad militar?(marzo de 2016)

• Repsol le compra a Viesgo sus dos centrales térmicas de ciclo combinado (junio de 2018)

• Repsol prefiere no hacer caso a su presidente e invierte en energía eólica (junio de 2019)

• Repsol anuncia su primer parque solar en mitad de la semana más negra del petróleo de los últimos 20 años (abril de 2020)

• Repsol quiere producir en Bilbao 50 barriles diarios de combustible sintético cero CO2 (junio de 2020)

Añadir un comentario