eólica

Repsol prefiere no hacer caso a su presidente e invierte en energía eólica

2
Ha pasado una semana de aquellas palabras en las que el presidente de Repsol, Antonio Brufau, se ponía en lo peor: “la actual apuesta por la renovables se va a pagar con ruina y quiebras”. Y nos enteramos de que Repsol acaba de comprar a Forestalia 335 MW de proyectos eólicos en Aragón, que se instalarán en Villar de los Navarros y Fuentes de Ebro (Zaragoza), y supondrán 300 millones de inversión.
Repsol prefiere no hacer caso a su presidente e invierte en energía eólica
Antonio Brufau, presidente de Repsol

Cuando hasta los mayores productores de petróleo y gas natural del mundo están invirtiendo con fuerza en renovables y empresas como Naturgy, la antigua Gas Natural Fenosa, degradaba el año pasado el valor de sus activos en nucleares y combustibles fósiles, las previsiones de Brufau suenan a pataleta por las malas previsiones de su cuenta de resultados a medio plazo. En todo caso, una cosa son las palabras y otra los hechos. Y el hecho es que Repsol sigue invirtiendo en renovables.

Los proyectos eólicos adquiridos a Forestalia suman 335 MW y se localizan en el entorno de las localidades zaragozanas de Villar de los Navarros (Campo de Daroca), donde pondrá en marcha 236 MW, y Fuentes de Ebro (Ribera Baja de Ebro), en la que ubicará casi 100 MW. Forestalia ganó 1.500 MW de potencia eólica en las subastas de 2016 y 2017, de modo que aún le quedan 1.165 MW. Aunque no se conocen los términos de la venta, sí se sabe que Repsol tiene previsto invertir unos 300 millones de euros en esos proyectos. Y que previsiblemente se retrasará su puesta en marcha hasta 2022.

La compra de Repsol forma parte de los 800 MW renovables que la petrolera ha incorporado a su cartera de activos para avanzar en su objetivo estratégico de impulsar “un negocio de bajas emisiones y con gran potencial de crecimiento orgánico y rentabilidad”. Una afirmación que resulta chocante con la visión que parece tener el presidente Brufau. Que, o juega al despiste o pinta ya poco en la compañía.

Además de la operación en Aragón, Repsol desarrollará otro proyecto eólico en Castilla y León, entre Palencia y Valladolid, y un parque fotovoltaico en Cádiz, que serán construidos y operados por su filial de electricidad y gas. Se desarrollarán y pondrán en funcionamiento en los próximos cuatro años y ampliarán su potencia instalada en 794 MW, el equivalente al suministro de electricidad de unos 650.000 hogares al año.

Con ello alcanzará el 90% de su meta de capacidad de generación baja en emisiones, cifrada en alrededor de 4.500 MW en el año 2025. Ahora cuenta con una capacidad total instalada de 2.952 MW y planes en marcha en renovables que suman 1.083 MW adicionales en dos proyectos fotovoltaicos (además del de Cádiz, otro en Valdesolar, Badajoz), dos eólicos en tierra y uno de los mayores parques eólicos flotantes del mundo, el proyecto WindFloat, en la costa norte de Portugal, que se prevé que esté operativo a finales de este año.

Forestalia, inyección de casi 300 millones para Aragón
La compañía de Fernando Samper, logró más de 1.924 MW renovables en las subastas. De ellos, 1.500 eólicos. Los que aún mantiene “supondrán una inyección de casi 300 millones de euros para el territorio aragonés en arrendamientos e impuestos locales durante los 30 años de vida útil de las instalaciones eólicas y fotovoltaicas previstas”, explica la compañía en un comunicado. Dentro de esta cuantía, los mayores beneficiados son los ayuntamientos, con más de 170 millones de recaudación en tributos municipales, sumando el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y el pago anual del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el de Bienes Inmuebles de Características Especiales (BICES). En arrendamientos de terrenos, tanto privados como públicos, se estima una inversión de más de 110 millones de euros durante los 30 años de las instalaciones.

Los desarrollos consecuencia de las adjudicaciones de Forestalia supondrán para Aragón más de 1.800 megavatios (MW) de los 1.924 adjudicados en las tres subastas de los años 2016 y 2017. Para ello, se ejecutarán más de 50 parques eólicos y fotovoltaicos, que beneficiarán a más de 30 municipios de 10 comarcas aragonesas. El Gobierno de Aragón ha declarado como inversiones de interés autonómico las actuaciones derivadas de las subastas, lo que ha permitido acortar los plazos de tramitación de los proyectos, en un sector estratégico para Aragón.

Para el desarrollo de los proyectos, Forestalia ha contraído alianzas internacionales, como las del Proyecto Goya (con Mirova, GE Energy Financial Services y Engie, y la financiación del Banco Europeo de Inversiones, BBVA, CaixaBank y Santander) y el Proyecto Phoenix (con Engie y Mirova como socios, la financiación de JPMorgan, Santander Corporate & Investment Banking y Sabadell, y GE Renewable Energy como proveedor tecnológico). Forestalia también promueve por si misma parte de los parques adjudicados en las subastas de 2017 sin participación de socios externos.

Añadir un comentario
LSL
Víctor, ya sabemos que te parece bien lo que dice Brufau, pero te has olvidado de dar algún argumento. Me temo que te parece bien incluso antes de saber qué dice
Víctor
Esta no es forma de dar información. No se puede minusvalorar así a una persona como Brufau, que posiblemente sabe por dónde anda bastante mejor que el que escribe. A mi juicio, a Brufau no le faltaba razón en todo lo que dijo, y en el fondo lo sabemos. Y al mismo tiempo, no es mala decisión que Repsol destine parte de su inversión al sector Renovables-Energía por diversos motivos, que pueden ir desde pura imagen a toma de posición en un futuro mercado difrente. Pero esto no va en contra de lo dicho por Brufau.