panorama

El ataque de la Armada a los ecologistas, ¿en cumplimiento del deber o brutalidad militar? 

0
El 15 de noviembre de 2014, lanchas de la Armada española abordaron dos embarcaciones de Greenpeace que pretendían protestar contra las prospecciones de Repsol en Canarias (véase aquí la operación militar). La organización ecologista denunció la agresión y, ahora, el Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional ha sobreseído esa denuncia. Lo ha hecho -explican desde Greenpeace- porque considera que "el uso de la fuerza que empleó la Armada fue en cumplimiento del deber". La oenegé, que ha obtenido imágenes inéditas de ese ataque, habla de "empleo de fuerza desmedida" y de "brutalidad". (La agresión, desde otra perspectiva).
El ataque de la Armada a los ecologistas, ¿en cumplimiento del deber o brutalidad militar? 

La organización ecologista ha difundido un comunicado en el que señala que, "ante la decisión del Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional de sobreseer la denuncia de Greenpeace España por agresión, la organización ecologista reitera que, tal y como demuestran las imágenes inéditas hasta el momento, la actuación de la Armada fue desproporcionada". Greenpeace ha anunciado por ello que está estudiando recurrir esa decisión. La denuncia presentada por la organización ecologista se produjo "tras el ataque que sufrieron en noviembre de 2014 los activistas pacíficos -informa la oenegé- cuando se manifestaban frente al buque Rowan Renaissance para protestar contra las prospecciones petrolíferas en aguas de Canarias". Los ecologistas consideran que el uso de la violencia no se justifica nunca ante una denuncia pacífica.

Brutalidad desproporcionada y desmedida, según Greenpeace
Según Julio Barea, las imágenes tomadas desde el buque Rowan Renaissance "demuestran claramente la intencionalidad y brutalidad de la agresión sufrida por los activistas. Cualquier persona que vea estas imágenes y las anteriores -continúa Barea- puede constatar que se trata de una reacción desproporcionada ante una protesta pacífica y que las heridas a la activista fueron claramente causadas por el ataque de la Armada". La Audiencia Nacional justifica su decisión de sobreseer el caso "porque el uso de la fuerza que empleó la Armada fue en cumplimiento del deber". Greenpeace recuerda que del "empleo de fuerza desmedida resultaron heridos tres activistas, una de ella de gravedad y que ha día de hoy sigue en recuperación".

Repsol Armada
Según el abogado de Greenpeace España, José Manuel Marraco, "la protesta pacífica no se debe reprimir con el uso desproporcionado de la fuerza, ya que de ser así crearía un grave precedente". Greenpeace está valorando recurrir la resolución de la Audiencia Nacional, "ya que todas las actuaciones de los ecologistas fueron pacíficas, comunicadas previamente al barco y solo trataban de denunciar la agresión ambiental que causaría la extracción de petróleo en Canarias, y nunca de abordar el barco de la multinacional petrolera". "Todavía nos preguntamos -ha añadido Marraco- qué hacía un buque de la Armada escoltando un barco de una multinacional petrolera y que además tenía a todo el pueblo canario en contra".

Artículos relacionados
Repsol abandona el sondeo en Canarias

Tags: Petróleo
Añadir un comentario