panorama

Greenpeace retrata a los "Villanos del Clima"

0
Sus decisiones políticas y empresariales son "responsables del cambio climático" y, por eso, la organización ecologista los señala con dedo acusador y verbo firme: villanos. Greenpeace acaba de lanzar un informe -en el que los ecologistas han recurrido a la estética del cómic- que repasa las decisiones que han adoptado a lo largo de los últimos años -en materia de cambio climático- algunos de los más relevantes políticos, altos ejecutivos y empresarios de este país. Entre los señalados, Mariano Rajoy, el ministro Nadal, Antonio Brufau (Repsol) o Borja Prado (Endesa).
Greenpeace retrata a los "Villanos del Clima"

Greenpeace ha presentado esta mañana a bordo del barco Esperanza, en A Coruña, su último informe: “Villanos del clima. ¿Quién está detrás del calentamiento global en España?”. La organización ecologista identifica ahí como villanos "a algunas de las principales personas responsables del cambio climático en España, ya sea por las decisiones que toman desde sus cargos públicos o por sus actividades empresariales". La lista de "villanos del clima" la encabeza el presidente del Gobierno, el popular Mariano Rajoy, a quien sigue una decena de personas con cargos políticos (actuales o del pasado) y empresarios de influencia nacional.

Los villanos son
Rodrigo Rato, al que Greenpeace considera responsable principal del déficit de tarifa (léase la muy interesante página 10 del informe), los exministros de Energía Miguel Sebastián (socialista) y José Manuel Soria (popular); el actual responsable de esa cartera, Álvaro Nadal (destacado miembro del ala más dura del PP); y, así mismo, los empresarios Antonio Brufau, presidente de Repsol; Borja Prado, presidente de Endesa; José Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola; Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Natural Fenosa; Álvaro Mazarrasa, director de la Asociación de Operadores Petrolíferos; y Victorino Alonso, propietario del Grupo Alonso.

Todos ellos -explica Greenpeace- destacan porque la actividad de las empresas u organizaciones que representan "agrava el cambio climático y contamina de manera prolija". La organización ecologista explica en su informe que, a la hora de hacer la selección, "también se han tenido en cuenta aspectos como las puertas giratorias en sus compañías". El informe incluye así mismo un listado con los principales “villanos” a nivel autonómico, procedentes de 12 de las 17 comunidades autónomas. Greenpeace no ha elegido un "villano" por autonomía -ha optado en ese sentido por obviar la representatividad geográfica- porque ha preferido centrarse en "los 10 más villanos".

Y los diez más villanos a escala autonómica son...
José Sánchez Maldonado, el exconsejero de Empleo de Andalucía; Javier Lambán, actual presidente de Aragón; Marcelino Iglesias, que fue su antecesor en el cargo; los asturianos Gonzalo Urquijo (presidente de Arcelor Mittal hasta hace tres meses) y Manuel Menéndez Menéndez (banquero y ejecutivo en Hidroeléctrica del Cantábrico); el extremeño Alfonso Gallardo, propietario del Grupo Alonso Gallardo; el vasco Josu Jon Imaz, presidente de Petronor; el actual presidente de Canarias, Fernando Clavijo; el consejero cántabro de Industria, Francisco Martín; el castellano manchego Francisco Gil Ortega, expresidente de Enresa; la consejera de Economía castellano leonesa Pilar del Olmo; el valenciano Fernándo González Olivieri (Cemex); y el exconsejero de Agricultura de la Región de Murcia Antonio Cerdá.

El informe “Villanos del clima. ¿Quién está detrás del calentamiento global en España?” detalla los motivos por los que todos y cada uno de esos "villanos" son considerados como tales por la organización ecologista. Además, incluye "Diez razones para abandonar los combustibles sucios" -o sea, el carbón, el petróleo, el gas y el uranio- y media docena de propuestas "para encauzar el sistema energético lo antes posible y de forma ambiciosa hacia el objetivo de lograr que sea 100% renovable no más tarde del año 2050", algo que Greenpeace considera "imprescindible para cumplir con el compromiso adquirido en el Acuerdo de París".

El lanzamiento del informe se enmarca dentro de una campaña que llevará al barco Esperanza a recorrer la costa cántabra "para poner cara a las personas en España que están detrás del problema del clima". En la página que Greenpeace ha diseñado para esta campaña -villanos.greenpeace.es-, la organización ecologista ha seleccionado cuatro personajes, dos de ficción (Darth Vader y el maléfico Joker) y dos reales, Mariano Rajoy y Donald Trump, que evidentemente no es español -apuntan desde la oenegé- pero que ha logrado un lugar en este proyecto "por la magnitud de sus decisiones a nivel global y por ser un inspirador para el resto de villanos”.

La ciudadanía, protagonista
Una vez en esa página, el internauta podrá votar, de entre esos cuatro candidatos, a "el villano más malvado del clima” y, así mismo, pedirle al Gobierno que legisle para proteger el planeta. Sobre el particular, Greenpeace recuerda que precisamente estos días el Ejecutivo está trabajando en la futura ley nacional de Cambio Climático y Transición Energética, una norma clave "que debe establecer -explican los ecologistas- el marco legal que haga factible disponer, lo antes posible, de un sistema energético eficiente, inteligente y 100% renovable, y en el que la ciudadanía sea la protagonista". También en estas fechas se está negociando en la Unión Europea el Plan integrado de Energía y Clima que cada país tiene que presentar.

La organización ecologista ha explicado que emprende esta iniciativa porque "si no aceleramos la transición energética hacia un modelo basado al completo en renovables y reducimos el consumo de energía será imposible evitar que la temperatura del planeta suba por encima de los 1,5 ºC, límite a partir del cual es muy probable que tengan lugar los peores fenómenos causados por el cambio climático". Y, en ese sentido, el discurso de Greenpeace es muy explícito: "a esta situación se ha llegado por las decisiones de gobernantes y empresas que han puesto en un segundo plano la necesidad de cuidar el planeta, y medidas como las de Mariano Rajoy de bloquear el desarrollo de las renovables o imponer el impuesto al sol acentúan esta situación".

La Cumbre del Clima de París de finales de 2015 -recuerda por otra parte Greenpeace- cristalizó en un acuerdo -el conocido como Acuerdo de París- que marca un camino claro para la lucha global contra el cambio climático. Sin embargo -lamentan los ecologistas-, en 2016 llegó Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, mientras en España Mariano Rajoy revalidaba su gobierno: "el primero niega el cambio climático, renegando del Acuerdo de París para favorecer a los combustibles fósiles -denuncia Greenpeace-, y el segundo ha continuado con su política de freno y desmantelamiento de las energías renovables".

Puertas giratorias
Según la responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace, Tatiana Nuño, "Greenpeace considera que ambos son los grandes villanos del clima, por ser personas que favorecen políticas que torpedean la lucha contra el cambio climático, promueven las puertas giratorias para mantener el actual sistema corporativo energético -basado en los combustibles fósiles y la nuclear- y, al mismo tiempo, ayudan a las grandes empresas frente a las personas y a la justicia económica”. Trump y Rajoy -ha dicho Nuño- están frenando la transición hacia un sistema energético 100% renovable, eficiente, inteligente y en manos de las personas, y merecen que todo el mundo sea consciente de ello”.

Añadir un comentario