panorama

Estas son las diez medidas que plantea la OCU "para que los consumidores paguen por la electricidad el precio que realmente cuesta producirla"

3
Dos cortinas de humo (la del gas y la del CO2) pretenden ocultar (desenfocar) lo que está ocurriendo con el precio de la luz estos días. Cierto es que el precio del gas en los mercados internacionales ha subido en los últimos meses, y cierto es también que lo mismo ha sucedido con el precio del CO2. Pero la clave de la escalada del precio de la electricidad es el mecanismo de formación de ese precio que ha elegido el legislador, un mecanismo que facilita que las grandes compañías especulen con un bien básico, como es la electricidad, e inflen artificialmente su precio, un precio -lo que al final pagamos concretamente por un kilovatio hora- que no refleja lo que realmente cuesta generar ese kilovatio hora.
Estas son las diez medidas que plantea la OCU "para que los consumidores paguen por la electricidad el precio que realmente cuesta producirla"

Generar un megavatio hora en una central nuclear española costaba 44,37 euros en 2008, según un informe que sobre el particular publicó entonces la mismísima Comisión Nacional de la Energía: 44,37 euros el megavatio hora. Ese mismo año (2008), la revista Economía Industrial (editada por el Gobierno de España), publicaba un Especial Nuclear en el que el principal propietario de centrales nucleares en el sistema eléctrico nacional, Endesa, reconocía un coste de generación de 36,4 euros por megavatio hora. Hoy, las centrales nucleares españolas están 13 años más amortizadas que en 2008, cuando fueron publicadas aquellas cifras, por lo que generar un kilovatio hora nuclear es presumiblemente más barato aún. Además, hoy, el uranio, la materia prima con la que las centrales nucleares producen electricidad, cuesta poco más de la mitad de lo que costaba en 2008, porque Fukushima cerró muchas centrales en Japón y en Alemania (dos enormes potencias nucleares), y en otras latitudes la solución atómica ha dejado de ser atractiva a los ojos de la opinión pública, habida cuenta de lo visto en la ciudad japonesa. Sea como fuere, hoy, el megavatio hora lo estamos pagando a 117,14 euros, más del triple de 36,4 (por remontarnos a la cifra publicada en 2008).

Con la hidráulica pasa igual. Según el mismo informe de 2008, generar un megavatio hidroeléctrico costaba entonces 39 euros. Y ahí volvemos a las andadas: el parque hidroeléctrico nacional está hoy 13 años más amortizado que hace 13 años, por lo que el coste de generación de un megavatio hora hidroeléctrico es hoy presumiblemente muy inferior a esos 39 euros que fijaba entonces la CNE. El mismo informe en todo caso señala que en las "centrales amortizadas anteriores a 1998" el coste de producción del megavatio hora es... tres euros: 3 € cuesta generar con agua un megavatio hora, a 117,14 nos lo están vendiendo. Sobre la nuclear, el mismo informe plantea el mismo supuesto: "considerando para el tercer trimestre de 2008 que el conjunto de las centrales anteriores a 1998 está amortizado" (la última central nuclear española en entrar en funcionamiento -Trillo- lo hizo en el 88), el coste de producción de un megavatio hora nuclear es de dieciocho euros (18 €). Dieciocho euros el megavatio hora, cuando lo estamos pagando hoy a 117.

Pues bien, en este marco, la Organización de Consumidores y Usuarios considera "urgente" revisar el mecanismo de fijación del precio de la electricidad, que está propiciando que paguemos por un kilovatio mucho más de lo que cuesta en realidad generarlo.

"Es necesario introducir nuevos ajustes en el sistema de precios marginalista -explican desde OCU- que impidan los beneficios extraordinarios a costa del bolsillo de los consumidores". En ese sentido, la oenegé de consumidores planteó hace unas semanas (y plantea) una serie de medidas encaminadas a lograr "un mercado de la electricidad más transparente y justo en el que los consumidores paguen por la electricidad el precio que realmente cuesta producirla". Son estas diez.

1. Rebaja del IVA de la electricidad
La electricidad es un producto de primera necesidad y el tipo impositivo del 21% debería revisarse a la baja y aplicar tipos reducidos como ya hacen otros países europeos. En este sentido, OCU ya se dirigió a este Gobierno años atrás pidiendo una rebaja efectiva del IVA. Ahora insistimos en esta medida: un IVA del 10%, más ajustado a lo que se corresponde con lo que no es sino un artículo de primera necesidad, la electricidad. [La rebaja la hizo efectiva el Gobierno hace unas semanas].

2. Eliminación del Impuesto de la Electricidad
Este impuesto, que nació con una finalidad concreta que ya ha desaparecido, sigue estando vigente y eleva la factura eléctrica en un 5,11%. Para OCU está claro que debe eliminarse cuanto antes el Impuesto de Electricidad, cuya recaudación se detina en la actualidad a las Comunidades Autónomas.

3. Más control para frenar las manipulaciones del mercado
Desde OCU decimos NO a las manipulaciones en el mercado de a generación eléctrica, a las alteraciones artificiales del precio de la electricidad que tanto perjudican a los consumidores. Por eso pedimos un mayor control y un régimen sancionador más eficaz que desincentive las manipulaciones

4. Revisión de sistema de precios mayorista
Es preciso revisar el sistema que fija el precio mayorista de la electricidad para evitar los beneficios extraordinarios que reciben de unas tecnologías de producción frente a otras y de esta manera conseguir un precio justo y equilibrado.

Aplicar ajustes en el sistema de precios marginal es una petición histórica de OCU, que parece que por fin va a tener una respuesta, al menos parcialmente, con el Anteproyecto de Ley por la que se actúa sobre la retribución del CO2 no emitido del mercado eléctrico.

Ese anteproyecto es claramente un primer paso, que debería aplicarse de manera inmediata, pero no soluciona el problema de fondo cuando la sobreremuneración se produce por los elevados precios del gas o cuando son las hidroeléctricas las que fijan el precio marginal a coste de oportunidad.

5. Revisión y redistribución de las tarifas de acceso
Los peajes y cargos han sido sometidos a una fuerte revisión y el resultado son las nuevas tarifas que han entrado en vigor el pasado 1 de junio.

La novedad son unas tarifas con 3 tramos horarios y un reequilibrio de la parte que se paga en el término fijo y el consumo. Sin embargo desde OCU consideramos que no ha eliminado los problemas de base: los cargos (Recore, déficit), la parte más importante, siguen siendo asumidos fundamentalmente, sin una justificación razonable por los suministros en baja tensión como son los hogares, pese a que el consumo eléctrico que realizan es muy inferior al de la alta tensión.

Además, pese a que con el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico que deberían entrar en vigor, se han dado los primeros pasos, en la factura eléctrica se siguen incluyendo costes que no deberían ser soportados en exclusiva por el consumidor eléctrico.

6. Mejora de la transparencia
El desconocimiento del mercado energético y la confusión interesada provocada por las comercializadoras de energía hace que muchos clientes estén en el mercado libre con tarifas muy elevadas.

La llegada de las nuevas tarifas con tres tramos es otro ejemplo de falta de transparencia: la mayoría de las comercializadoras va a esperar a la llegada de la primera factura para comunicar a sus clientes cuáles son los precios que le están aplicando desde el día 1 de junio. Unas tarifas que, pese a que pueden facilitar un consumo más eficiente, necesitan ser comunicadas con transparencia para que los hogares conozcan sus ventajas, los riesgos y las alternativas que existen en el mercado.

7. Fomento a la competencia
La libre competencia, en cualquier ámbito, redunda en beneficio de los consumidores. El sector eléctrico no es una excepción: desde OCU insistimos en que es preciso adoptar medidas efectivas de impulso a la competencia en un sector en el que los grandes grupos energéticos siguen conservando una posición de dominio en sus áreas de distribución.

8. Impulso al Bono Social
Ya hace dos años de la implantación del nuevo bono social, pero todavía hay muchos hogares que teniendo derecho al bono no acceden a él. Sigue siendo urgente simplificar el proceso con fórmulas de aplicación automática, como ya sucede en otros países. Esta es la mejor forma para que todas las familias que lo necesitan puedan acceder a él de manera rápida.

9. Apostar por la eficiencia energética
Es indudable que la eficiencia es imprescindible para pagar menos luz. En OCU tenemos claro que hay que aprovechar las oportunidades que ofrecen los nuevos equipos de medida, el autoconsumo, los agregadores de demanda, los sistemas de almacenamiento distribuido, los de fuentes renovables, facilitando que se trasladen al consumidor para mejorar su ahorro y eficiencia energética.

10. Empoderar al consumidor
Es preciso redefinir las relaciones consumidor-distribuidora-comercializadora, incluyendo a futuros agentes del mercado energético. El usuario tiene ahora nuevas herramientas para gestionar su consumo, y como siempre, tiene la fuerza de decidir. La normativa, antigua y parcheada no responde a la realidad del mercado liberalizado y es necesario mejorar esto también.

El verano más caliente
• El precio de la luz lo han disparado los señores del agua (22 de julio de 2021)

• El precio del kilovatio hora de luz en agosto de 2021, un 70% más caro que en agosto del año pasado (17 de agosto)

• Ribera quiere librar la guerra (hidro-nuclear) del CO2 en el Parlamento

• Iberdrola, Endesa y Naturgy piden una rebaja fiscal para sus centrales nucleares

La OCU insta a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia a investigar sobre la escalada del precio de la luz

• La gran hidráulica sigue marcando los "precios absolutamente inflados de la electricidad"

Añadir un comentario
Alfredo
Pues nada, Cubo, eso que has aprendido hoy. Organización No Gubernamental. ONG ;)
Cubo
Oenegé la OCU? Y yo toda la vida pensando que era una asociación...
Juan
Breve reflexión de 4 minutos sobre como nos sablean: https://www.youtube.com/watch?v=CfCtp4qmWk8 Espero que sirva para algo.
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).