panorama

Bayer elige a Iberdrola como suministradora de electricidad para sus centros de trabajo

0
La farmacéutica alemana firma un contrato bilateral de compraventa de electricidad a largo plazo (PPA, Power Purchase Agreement) con Iberdrola. La compañía eléctrica se compromete a suministrar a Bayer, durante diez años, electricidad 100% renovable suficiente como para cubrir la demanda de los 9 centros que la farmacéutica tiene en España, entre los que se encuentran 3 fábricas, 5 centros de investigación y desarrollo (I+D) y las oficinas centrales de la compañía para Iberia. Aunque Iberdrola produce más energía nuclear que renovable, comercializa productos específicamente verdes para sus clientes.
Bayer elige a Iberdrola como suministradora de electricidad para sus centros de trabajo

El contrato bilateral de compraventa de electricidad a largo plazo ayer anunciado por Iberdrola será efectivo en el 100% de los centros Bayer a partir de 2022 y durante diez años. La electricidad que la compañía energética va a vincular a este contrato será la que genere el gran complejo solar fotovoltaico Francisco Pizarro, que pasa por ser la instalación FV más grande proyectada en la actualidad en Europa (Iberdrola, que la está desarrollando en Extremadura, ya tiene la aprobación del impacto medioambiental). Hasta ese momento (hasta el año 2022), el acuerdo -informa la eléctrica- contempla un contrato puente con el que Bayer realiza desde ahora un consumo eléctrico total sin emisiones, con garantía de origen renovable (GDO).

Eduardo Insunza, director global de Grandes Clientes de Iberdrola: “a través de los PPA, se abren muchas oportunidades para el desarrollo de los proyectos renovables que están transformando el presente y el futuro energético en nuestro país, contribuyendo a la transición de una economía verde. Estos contratos de compra venta de energía a largo plazo aportan estabilidad a las inversiones de la compañía y se han convertido, asimismo, en una herramienta óptima para la gestión del suministro eléctrico de grandes consumidores, comprometidos con un consumo limpio y sostenible. Los PPA demuestran la competitividad de las renovables y su capacidad para suministrar energía a precios asequibles y estables a largo plazo”

No es este el primer acuerdo Bayer-Iberdrola. Las dos compañías han acordado recientemente en México otro PPA, por el que la farmacéutica consume la energía verde generada por el parque eólico terrestre Santiago (105 MW), ubicado en el estado de Guanajuato. Bayer anunció a finales del año pasado su compromiso por conseguir una huella neutral de emisiones en todo el mundo para 2030.

Laura Diéguez, directora de Comunicación, Asuntos Públicos Corporativos y Sostenibilidad de Bayer: “la colaboración con expertos como Iberdrola hace efectivo nuestro compromiso por la sostenibilidad de una forma casi inmediata, al tiempo que contribuimos al desarrollo de la infraestructura necesaria en el país para construir un futuro más verde y respetuoso con el medio ambiente”

El gran complejo solar fotovoltaico Francisco Pizarro (590 megavatios de potencia) estará ubicado entre los municipios extremeños de Torrecillas de la Tiesa y Aldeacentenera, en Cáceres, y, según las estimaciones de Iberdrola, generará energía limpia suficiente como para atender la demanda anual de una población equivalente de 375.000 personas, cifra superior a las poblaciones de las ciudades de Cáceres y Badajoz. La compañía energética estima que el gran complejo FV Francisco de Pizarro, una vez operativo, evitará la emisión a la atmósfera de 245.000 toneladas de CO2 al año (que son las que emitiría una central térmica que quemase combustibles fósiles para generar la misma cantidad de electricidad).

Según Iberdrola, Francisco Pizarro forma parte de un plan más amplio de inversión en renovables en Extremadura, que prevé la instalación de unos 2.000 MW verdes de aquí a 2022. La compañía asegura que quiere convertir la región "en uno de los ejes centrales de su estrategia renovable en España".

Iberdrola gestiona acuerdos de compraventa de energía a largo plazo en mercados como España, el Reino Unido, Estados Unidos, México y Australia vinculados a proyectos eólicos y fotovoltaicos de más de 3.000 MW. En España, la compañía ha promovido esta modalidad con empresas de diferentes sectores: banca, telecomunicaciones, sector cervecero, distribución, marcas deportivas y ahora farmacéuticas.

Iberdrola produce más electricidad en centrales nucleares que en instalaciones de energías renovables. Según su Informe Integrado 2019, el año pasado, la compañía generó en España 58.560 gigavatios hora. De ellos, 27.737 salieron de sus centrales nucleares (la más potente de España, Cofrentes, es precisamente suya); 12.491 gigavatios hora salieron de parques eólicos; 9.082 gigas hora salieron de sus pantanos (hidroeléctrica); 9.697 gigas hora los produjo quemando gas natural en sus centrales de ciclo combinado; y otros 3.500 gigas los produjo en centrales de cogeneración (que queman sobre todo gas), pequeños saltos minihidráulicos, y centrales de carbón.

Los números de un gigante
Iberdrola, compañía multinacional que produce, distribuye y comercializa electricidad, declara una plantilla de más de 35.000 personas y unos activos superiores a 122.000 millones de euros. La compañía registró en 2019 "una facturación de 36.438 millones de euros y un beneficio neto de 3.406 millones de euros". Los principales accionistas de esta empresa son el fondo soberano de Catar (Qatar Investment Authority), el fondo estadounidense Black Rock Inc y el banco público noruego Norges Bank. La compañía asegura suministra energía a cerca de 100 millones de personas, principalmente en España, Reino Unido (ScottishPower), Estados Unidos (Avangrid), Brasil (Neoenergia) y México. Iberdrola presume de ser "el primer productor eólico y una de las mayores compañías eléctricas por capitalización bursátil del mundo". Este es su parque global de generación de electricidad.

 
Añadir un comentario