hidrógeno

Mapa español del hidrógeno

5
El hidrógeno verde ha eclosionado en la España de 2020. Y Endesa, Iberdrola, Naturgy, Enagas, las más grandes del sector, afilan ya sus proyectos, al calor de los fondos europeos que ha desatado el Covid y del súbito interés que ha desarrollado sobre el particular en los últimos meses el Gobierno. El propio presidente Sánchez anunciaba en noviembre que, "entre 2021 y 2023, vamos a destinar más de 1.500 millones de euros al desarrollo del hidrógeno renovable", mientras la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, decía hace solo unos días, ante la asamblea de la International Renewable Energy Agency, que el hidrógeno verde es para España un "proyecto país".
Mapa español del hidrógeno

La Hoja de Ruta del Hidrógeno renovable que aprobó en octubre el Gobierno de España anticipa una visión de cuál será el papel de este gas (H2) en las siguientes tres décadas. La primera de ellas (2020-2030) será de desarrollo de la tecnología; durante la segunda, el Ejecutivo espera que el Hidrógeno se haya convertido ya en una fuente de energía “plenamente competitiva”; y, a partir de ahí, el Gobierno quiere convertir España en “un país exportador de hidrógeno renovable”. Hidrógeno verde (o renovable) es aquel que emplea como materia prima el agua (H2O) y como fuente de energía una renovable. Grosso modo inyectaríamos electricidad (de origen renovable) en la molécula del agua para separarla en hidrógeno y oxígeno. En ese proceso no hay emisiones de CO2 por ninguna parte. El 99% del hidrógeno que hoy produce el mundo es hidrógeno sucio: fabricado a partir de gas natural y en un proceso en el que sí se producen emisiones de gases de efecto invernadero.

Endesa
Endesa ha presentado al Ministerio para la Transición Ecológica una serie de hasta 23 proyectos relacionados con el hidrógeno renovable en las distintas fases de la cadena de valor de este gas, por valor de más de 2.900 millones de euros (M€) para poner en marcha 340 megavatios (MW) de potencia en electrolizadores alimentados con 2.000 MW de potencia renovable. Los proyectos peninsulares de electrolización contemplan una inversión agregada de 2.000 M€ para la construcción de 8 electrolizadores con una capacidad de 315 MW, en As Pontes (A Coruña), Huelva, Teruel, Almería, Tarragona, Valle del Ebro, Compostilla (León) y Seseña (Toledo). Endesa estima se generarán 620 empleos durante su construcción y 320 en la fase posterior (20 años) de operación y mantenimiento. A ello se sumará el empleo relacionado con la puesta en marcha de la generación renovable que alimentará los electrolizadores. Además, la empresa planea proyectos extrapeninsulares, que absorben otros 900 millones de inversión, y que van desde la producción de hidrógeno verde en plantas de generación (Barranco de Tirajana, Granadilla y Alcudia, con electrolizadores que sumarán 25 MW), al paso de plantas operativas a su funcionamiento con bi-combustible y la sustitución de potencia de otras plantas operativas por hidrógeno/gas

Del carbón de La Robla al hidrógeno solar
Las dos gasísticas proyectan una fábrica de hidrógeno limpio en La Robla (León), que producirá aproximadamente 9.000 toneladas de H2 verde al año mediante un electrolizador de hasta 60 MW y un parque solar fotovoltaico de cuatrocientos megas (400 MW). El proyecto, que se enmarca dentro de la iniciativa Green Crane (promovido por Enagás y al que se ha sumado Naturgy) ya ha sido presentado previamente como candidato a proyecto de interés común europeo (ipcei) y proyecto para la Transición Justa en Castilla y León. Las compañías van a desarrollar esta instalación en La Robla, en el entorno de la central térmica (carbonera) que Naturgy clausuró el pasado verano. La producción de la fábrica de hidrógeno verde tendrá varios destinos, según sus impulsores: el consumo local, la inyección a la red gasista "y posibilitar una futura exportación hacia el noroeste de Europa".

Mallorca
El proyecto industrial Power to Green Hydrogen Mallorca (proyecto de producción a escala industrial de hidrógeno renovable, hasta 7,5 MW de electrólisis) es el núcleo de Green Hysland, una iniciativa europea a través de la cual la UE ha comprometido 10 millones de euros. El proyecto surge como una oportunidad de reindustrialización a partir del cese de actividad de una cementera (Cemex) en Lloseta. El objetivo de Power to Green Hydrogen Mallorca es producir más de 300 toneladas de hidrógeno renovable al año con la energía que generen dos parques fotovoltaicos situados en los municipios de Lloseta y Petra. El hidrógeno servirá como combustible en autobuses y vehículos de alquiler, que podrán repostar en una estación de servicio -hidrogenera- construida a tal efecto. Así mismo, será empleado para la generación de calor y energía para edificios comerciales y públicos, o como energía auxiliar en ferris y operaciones portuarias. Además, parte de ese hidrógeno verde se inyectará en la red de gas de la isla con el apoyo de Redexis (que va a construir el que pasa por ser el primer hidroducto de España) y a través de un Sistema de Garantías de Origen desarrollado por Acciona. Enagás y Acciona lideran el proyecto. 

Puertollano
El proyecto de Puertollano va a integrar una instalación solar fotovoltaica de cien megavatios (100 MW), un sistema de baterías de ion-litio con una capacidad de almacenamiento de veinte megavatios hora (20 MWh) y un sistema de producción de hidrógeno mediante electrólisis de 20 MW (que funcionará con energía 100% renovable). El hidrógeno "verde" que produzca la nueva instalación será empleado en la fábrica de amoniaco de Fertiberia en Puertollano, que tiene una capacidad de producción superior a las 200.000 toneladas año. Los promotores estiman una inversión de 150 millones de euros y aseguran que la instalación estará operativa el año que viene. Ambas compañías han anunciado además una inversión global de 1.800 millones de euros en lo que sería todo el Plan de Hidrógeno Verde Iberdrola-Fertiberia (que incluiría "otros tres proyectos entre 2023 y 2027"), pero dejan claro que ello requeriría del apoyo del Fondo Europeo de Recuperación "para la ejecución de las tres últimas fases". La materialización del plan completo supondría "el desarrollo de 800 MW de hidrógeno verde". De momento, y en todo caso, el de Puertollano -explica Iberdrola- será "el mayor complejo de hidrógeno verde para uso industrial de Europa".

Ingeteam
El fabricante noruego de electrolizadores Nel (a través de su filial Nel Hydrogen Electrolyser) y la compañía eléctrica Iberdrola han firmado un acuerdo para desarrollar electrolizadores de gran tamaño y promover la cadena de valor de esta tecnología en España. Para materializar el proyecto, Iberdrola, junto a la empresa vasca Ingeteam, han constituido la compañía Iberlyzer, con el fin de convertirla en el primer fabricante de electrolizadores a gran escala de España. El banco público noruego Norges Bank es uno de los principales accionistas de Iberdrola. La empresa noruega Nel es el mayor fabricante de electrolizadores del mundo. Opera comercialmente en más de 80 países. Iberdrola asegura que Iberlyzer “iniciará su operación el próximo año y suministrará más de 200 MW de electrolizadores en 2023, con una inversión inicial cercana a los 100 millones de euros, que generará empleo directo para 150 personas”.

Medios de transporte marítimo
El proyecto Bahía H2 Offshore, impulsado por el clúster de energías marinas de Cantabria, tiene como objetivo el diseño, construcción, instalación y seguimiento de un prototipo marino de producción de hidrógeno y amoniaco verde alimentado por plataformas solares flotantes. Bahía H2 Offshore está incluido en la propuesta Cantabria re-Activa y se desarrollará en un espacio de dominio público de la Autoridad Portuaria de Santander. El combustible verde obtenido se destinará a buques y equipamientos de líneas y operadoras del Puerto de Santander.

Asturias
Duro Felguera, compañía española especializada en la ejecución de proyectos “llave en mano” y prestación de servicios en las áreas de energía, minería y manejo de materiales, y petróleo y gas, ha firmado un acuerdo con la empresa pública Hunosa y con el distribuidor Nortegas “para desarrollar proyectos de hidrógeno verde en la zona central de Asturias”. Los proyectos se centrarán en la producción, almacenamiento, transporte, inyección en la red de gas natural y uso en movilidad de hidrógeno.

Madrid, a 700 bares de presión
En Madrid ya se puede repostar hidrógeno en 5 minutos para tener una autonomía de 550 kilómetros. La instalación (hidrogenera) en la que es posible repostar en esos términos suministra hidrógeno a 700 bar/Mpa, lo que la convierte en pionera en España: es la primera en ofrecer hidrógeno a tan elevada presión. La estación de repostaje permitirá repostar a una flota de 12 Toyotas Mirai, vehículos que utilizarán las compañías que impulsan este proyecto pionero, que son Toyota España, Enagás (a través de la startup Scale Gas), Urbaser, Carburos Metálicos, Sumitomo Corporation España y la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES).

Repsol
La petrolera quiere producir en sus nuevas instalaciones de Bilbao hidrógeno a partir de agua (H2O). Para romper la molécula del agua, empleará electricidad de origen renovable. Una vez haya producido este hidrógeno, Repsol lo usará, junto con CO2 capturado, para elaborar combustibles sintéticos con cero emisiones netas. Además, la petrolera asegura que está desarrollando una tecnología propia de fotoelectrocatálisis para producir hidrógeno a partir de energía solar (proyecto Sun2Hy). Este desarrollo lo realiza junto con Enagás. En la iniciativa también participan varios centros de investigación de referencia, como el Instituto de Investigación en Energía de Cataluña, la Universidad de Alicante y la Fundación del Hidrógeno de Aragón.

Talgo
La emblemática compañía ferroviaria está desarrollando un tren híbrido que permite una operación flexible, hidrógeno-eléctrico, diseñada para la plataforma de Cercanías Regional Vittal de Talgo. Según la empresa, esta es "una solución escalable, con concepto plug and play, que permitirá aplicarla en otros modelos de tren, y reconvertir actuales trenes diésel a hidrógeno". El tren alcanzará una velocidad máxima en modo eléctrico de 220 kilómetros por hora, y de 140 kilómetros por hora en modo hidrógeno (con una autonomía en modo hidrógeno de unos 800 kilómetros y un consumo de 0,25 kilogramos de hidrógeno por kilómetro". En el proyecto de Talgo el principal colaborador es el Centro Nacional del Hidrógeno. Según la empresa, el proyecto se divide en dos fases: "la primera queremos concluirla en noviembre de 2021; queremos validar en vía la tecnología del hidrógeno el mes de noviembre de 2021 en un tren Talgo ya existente; en la segunda fase, y una vez validado este desarrollo en un tren existente, se instalaría en un nuevo tren Talgo Vittal; y para ello contamos con unos plazos entre los años 2021 y 2023", concretan desde la empresa.

Autobuses en BCN
El Ayuntamiento de Barcelona anunció el pasado mes de noviembre la adquisición de ocho vehículos eléctricos de pila de combustible (6,4 millones de euros, IVA incluido). Los vehículos serán del modelo H2 City Gold LHD de Caetano, un fabricante portugués de autobuses de hidrógeno. Cada H2 City Gold tiene 12 metros de longitud, y su núcleo tecnológico será la pila de combustible, de la firma japonesa Toyota, de 60 kilovatios. La motorización y la parte electrónica las aportará Siemens. El fabricante estima que tengan un consumo diario de 20 kilogramos de hidrógeno y una autonomía de 300 kilómetros. El Ayuntamiento prevé la la incorporación de estos vehículos al servicio a principios del 2022. Los vehículos estarán asignados al Centro Operativo de Negocio de la Zona Franca y se abastecerán de hidrógeno vehicular en la planta de recarga que se construirá en el mismo polígono a partir del convenio que suscribieron TMB (Transports Metropolitans de Barcelona) y el Consorcio de la Zona Franca el pasado junio. Esta planta, la primera de España con vocación pública, suministrará unos 160 kilogramos diarios de hidrógeno de origen renovable a los ocho coches de TMB y prestará servicio también a otras empresas de los entornos y a particulares. Actualmente la construcción de la planta está en fase de licitación.

Hydrogen In Gas GridS
HIGGS es un proyecto de cooperación europea cuyo objetivo es estudiar la posibilidad de inyectar hidrógeno en las infraestructuras existentes de gas natural. Coordina esta iniciativa la prestigiosa Fundación Hidrógeno de Aragón. Participan en el proyecto entidades suizas, alemanas, belgas y las españolas Tecnalia (que es un centro de investigación) y Redexis, compañía dedicada al desarrollo y operación de redes de transporte y distribución de gas natural, a la distribución y comercialización de gas licuado del petróleo y a la promoción del gas vehicular. Esta última, por cierto, acaba de completar la integración de una pila de combustible en una estación de regulación de medida (ERM) de uno de sus gasoductos de Zaragoza para suministrar electricidad y calor, siendo esta la primera integración de este tipo que se realiza en España. Este proyecto -explican desde Redexis- pretende probar la tecnología de la pila de combustible y su aplicación para usos domésticos o terciarios, estudiando al mismo tiempo su viabilidad para implementarla de forma general en las redes de transporte y distribución de gas para reducir el impacto ambiental y la huella de carbono de estas infraestructuras. Redexis ha anunciado que prevé invertir 60 millones de euros en proyectos de hidrógeno y gases renovables durante los cinco años que vienen.

SeaFuel
El proyecto SeaFuel, impulsado por una quincena de agentes (entre los que se encuentran el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables de Tenerife (ITER), el Cabildo de esa isla, la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife y Enagas), tiene como objetivo "demostrar la viabilidad de alimentar redes locales de transporte utilizando combustibles producidos a través de fuentes renovables y del agua del mar". El proyecto, localizado en Tenerife, contiene una instalación de energías renovables (51 MW) asociada a una hidrogenera (25 kg H2/di´a a 350 bar) que estará conectada directamente a los aerogeneradores y será abastecida por agua de mar produciendo el hidrógeno a partir de los recursos naturales disponibles. El hidrógeno generado se destinará a la sustitución de parte de la flota de vehículos diésel por coches de hidrógeno. Las plantas fotovoltaicas abastecerán la estación de servicio y la planta desaladora (125 m3/día (2.4 kW/m3). La hidrogenera estará lista en breve en el ITER.

H2Ports
Proyecto piloto a escala europea localizado en el Puerto de Valencia que desarrolla y valida la transformación a H2 de dos máquinas (grúa telescópica y cabeza de camión) en condiciones reales de operación. El proyecto incluye el desarrollo de una hidrogenera a 350 bares, así como el estudio y desarrollo de la logística de suministro de H2 en el Puerto. Empresas asociadas: Autoridad Portuaria de Valencia, la Fundación Valenciaport (coordinador), el Centro Nacional del Hidrógeno, y las empresas privadas MSC Terminal Valencia, Grupo Grimaldi, Hyster-Yale, Atena, Ballard Power Systems Europa y Enagás. Objetivo del proyecto: realizacio´n de estudios de viabilidad para el desarrollo de una cadena de suministro de hidrógeno sostenible en el puerto para reducir el impacto ambiental de sus operaciones. El proyecto se prolongará hasta 2023 (comenzó en 2019) y cuenta con un presupuesto de 4 millones de euros procedente de Fuel Cells and Hydrogen Joint undertaking.

• Este reportaje ha sido publicado en el número de febrero de Energías Renovables en papel. Aquí puedes descargar gratis la revista en PDF.

Añadir un comentario
Ingeniero
Leo aquí comentarios con dudoso conocimiento técnico y económico. Haga lo que se haga siempre habrá negacionistas... No voy a perder mi tiempo en rebatir ignorancia.
Sergio
Todo esta pirotecnia es para que los ministros de energía y los políticos, incluso en lugares llenos de pobres, pavimenten el camino a su próximo trabajo en una multinacional de combustibles fósiles.
Joan
Comparto la opinión de Juan González.
Juan Gonzalez
Qué locura!!! La mayoría de los proyectos de Hidrógeno habrán muerto antes de nacer. El H2 no puede competir con la electricidad directa en los sectores del transporte, baterías, ni de la energía para producir calor, bombas de calor. Sí al H2, pero como materia prima de la industria química, para la obtención principalmente de Amoniaco. Estamos perdiendo la oportunidad de crear una industria H2quimica sustitutiva de la Petroquimica. La fiesta del H2 la pagaremos todos, y nadie aparecerá.
Miguel
Curioso: Repsol va a obtener hidrógeno con energía renovable en el País Vasco, donde la energía de tipo renovable ni está ni se le espera. En Mallorca, una planta fotovoltaica -todo subvencionado- se va usar para generar hidrógeno y después éste en vehículos, con enormes pérdidas en el proceso, en lugar de inyectar directamente esa electricidad en la red casi sin pérdidas. Dado que allí la mayoría de su electricidad se obtiene del carbón y del gas, habrá que darles el premio a la ineficiencia energética, al derroche de dinero público y.. al absurdo. Pero la cosa no queda ahí, porque se riza el rizo, dado que al mismo tiempo, entre la península y Malorca se va a construir una costosísima nueva interconexión por 1.200 millones de euros -pagado por todos los españoles- para que Malorca tenga electricidad de origen renovable. Que no se preocupen los ciudadanos que ya les esquilmarán bien para pagar las fiestas y campañas de marketing verde.