panorama

H2

Mallorca, modelo europeo de ecosistema de hidrógeno verde

0
La construcción de una planta de electrolisis por parte de Acciona y Enagás para obtener hidrógeno renovable en el municipio de Lloseta, en la isla de Mallorca, materializa un proyecto de reindustrialización de la cementera Cemex. El proyecto, que ha sido denominado Power to Green Hydrogen Mallorca, cuenta con el apoyo de Redexis, que inyectará el hidrógeno renovable en su red, y, así mismo, con el del Govern balear, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el Gobierno español y la Unión Europea, que han convertido esta iniciativa en una pieza estratégica en la Hoja de Ruta del Hidrógeno Verde. El objetivo es evaluar su viabilidad en otras islas y escalar el modelo de negocio a otros mercados.
Mallorca, modelo europeo de ecosistema de hidrógeno verde

España va a acoger uno de los proyectos estratégicos de la Unión Europea para acelerar el desarrollo del hidrógeno verde de la mano de un consorcio liderado por Acciona y Enagás. El proyecto Power to Green Hydrogen Mallorca prevé la construcción de una planta de hidrógeno renovable alimentada por energía fotovoltaica. Este hidrógeno se utilizará para el suministro energético limpio a varios sectores de la isla de Mallorca, como industria y transporte, hoteles, puertos, coches de alquiler e incluso edificios públicos. El objetivo final es diseñar un ecosistema económico basado en hidrógeno verde, que reducirá las emisiones de CO2 de la isla en hasta 20.700 toneladas al año. El proyecto surge como una oportunidad de reindustrialización a partir del cese de actividad de la planta cementera de Cemex en Lloseta. La búsqueda de alternativas para reindustrializar la zona dio origen a una propuesta que se ha convertido finalmente en un proyecto industrial y también en un proyecto emblemático de descarbonización y transición energética para las islas Baleares, para España y para Europa. Un demostrador de transición energética a negocio basado en la tecnología vanguardista del hidrógeno verde. 

Power to Green Hydrogen Mallorca generará y distribuirá en Mallorca más de 300 toneladas de hidrógeno renovable al año, producido con la energía de dos plantas fotovoltaicas situadas en los municipios de Lloseta y Petra. Este proyecto industrial es el núcleo del proyecto de subvención europea Green Hysland, a través del cual la Unión Europea ha comprometido 10 millones de euros para apoyar el despliegue de las infraestructuras necesarias para convertir el ecosistema en realidad. El hidrógeno verde tendrá múltiples aplicaciones en la isla, por ejemplo, en el suministro de combustible a flotas de autobuses y vehículos de alquiler de pila de combustible desde una estación de servicio –“hidrogenera”– construida a tal efecto, la generación de calor y energía para edificios comerciales y públicos, el suministro de energía auxiliar a ferris y operaciones portuarias. Asimismo, parte de este hidrógeno verde se inyectará en la red de gas de la isla con el apoyo de Redexis y a través de un Sistema de Garantías de Origen desarrollado por Acciona, lo que permitirá reducir las emisiones en el suministro de gas.

La iniciativa europea Green Hysland prevé una inversión total de aproximadamente 50 millones de euros, incluida la generación de electricidad renovable, la planta de hidrógeno verde y el equipamiento para sus usos finales. Un proyecto de gran envergadura que será posible gracias al apoyo del organismo de la Comisión Europea “Fuel Cell and Hydrogen Joint Undertaking” (FCH JU), el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del IDAE, y el Govern Balear.

La Universitat de les Illes Balears (UIB) dará soporte académico y científico al proyecto realizando proyectos de documenta- ción e investigación vinculados al despliegue del hidrógeno verde en los distintos sectores económicos y al impacto en la mitigación del cambio climático

Un modelo replicable
La declaración del Proyecto de subvención Green Hysland como estratégico (flagship) por parte de la Unión Europea reconoce el valor que aporta el desarrollo de un modelo económico completo basado en el hidrógeno verde y su despliegue en una isla como entidad territorial integral. Un elemento clave y distintivo de este proyecto es que está diseñado para ser replicable en otras islas, no solo de la Unión Europea. En el consorcio de la subvención de 30 socios de 11 países diferentes se especifica que se realizarán estudios para evaluar la viabilidad del modelo en las islas de Valentia (Irlanda), Ameland (Holanda), Tenerife (España), Madeira (Portugal) y las islas griegas, representadas a través de DAFNI – Network of Sustainable Greek Islands. Dentro de la política de cooperación extracomunitaria, la Asociación Chile de Hidrógeno participa en el proyecto con el fin de valorar la implantación del ecosistema de hidrógeno verde en la isla chilena de Chiloé.

Green Hysland es una asociación formada por un total de 30 socios de 11 países diferentes: Acciona, el municipio de Ameland, Association Marocaine pour l’Hydrogène et le Développement Durable, Fundación Hidrógeno Aragón, Agência Regional da Energia e Ambiente da Região Autónoma da Madeira, Asociación Española del Hidrógeno (AeH2), Balearia, CEA, Centro Nacional del Hidrógeno (CNH2), Cotenaval, DAFNI, European Marine Energy Center (EMEC), EMT Palma, Enagás, Energy Cooperatives Ireland, Enercy, Fedarene, Gasnam, H2 Chile, HyCologne, HyEnergy Transstore, Instituto Balear de Energía, el municipio de Lloseta, New Energy Coalition, NUI Galway, Ports de Balears, Redexis, Universitat de les Illes Balears y Universidad de La Laguna (Tenerife).

Añadir un comentario