fotovoltaica

Terrorismo regulatorio

2
Greenpeace acusa al Ministerio de Industria de haber redactado un proyecto de Real Decreto de autoconsumo "ambiguo y complejo para provocar miedo en quienes se estén planteando esta forma de consumo energético". Grosso modo, el autoconsumo consiste en instalar unas placas solares en el tejado de casa para generar con ellas electricidad que el usuario consume directamente en los electrodomésticos de su vivienda. Esa electricidad jamás circula pues por la red (lo hace exclusivamente por el cableado interior del hogar). [En la imagen, pistola eléctrica].
Terrorismo regulatorio

La organización ecologista Greenpeace publicó ayer un comunicado en el que advierte de que el proyecto de Real Decreto que regula el autoconsumo "penaliza" esta forma de ahorro de electricidad "en lugar de fomentarla". Según los ecologistas, el proyecto (que fue enviado por Industria a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia la semana pasada) obligará a los autoconsumidores que estén conectados a la red a pagar un “impuesto al sol” por cada kilovatio hora que generen sus placas solares (aunque ese kilovatio hora -kWh- lo consuma ese autoconsumidor en su propia vivienda y no salga jamás de su propiedad). La oenegé ecologista considera que "la ambigüedad del proyecto de Real Decreto busca atemorizar a los potenciales autoconsumidores", a la par que denuncia por otro lado que el Gobierno está impidiendo de este modo "que el autoconsumo ayude a paliar la pobreza energética". Por todo lo cual, exige que el Ministerio de Industria "descarte" ese proyecto de Real Decreto (RD).

El gobierno que viene
Además, en su comunicado, Greenpeace solicita "a los partidos que aspiran a gobernar tras las próximas elecciones" que, si finalmente es aprobado ese RD en los términos actuales, "se comprometan a derogarlo y reemplazarlo por una normativa que favorezca el autoconsumo, las energías renovables y el ahorro energético". Según la responsable de la campaña de Energía de la oenegé ecologista, Marina Bevacqua, "es inaceptable que Industria pretenda que los autoconsumidores paguen por duplicado los costes que tiene el sistema eléctrico" (y es que, efectivamente, según ese RD, el propietario de una instalación de autoconsumo no solo habría de pagar por los kilovatios hora que extraiga de la red, lo cual es evidentemente lógico, sino también por los que genera en la azotea de su casa con su instalación solar fotovoltaica y consume en el frigorífico de su cocina). "Esto no es un problema técnico -ha dicho Bevacqua-, sino una declaración política que intenta poner freno a los consumidores que quieran producir su energía y de esa manera ganar autonomía frente a las grandes eléctricas". Además -ha añadido Bevacqua-, el texto promovido por el ministro Soria "permanece ambiguo y complejo para provocar miedo en quienes se estén planteando esta forma de consumo energético".

Greenpeace explica las penalizaciones que propone Industria a tres tipos de autoconsumidores
1. Modalidad de suministro con autoconsumo: aquellas personas que generan energía y la autoconsumen y que no tienen una potencia contratada mayor a 100 kilovatios (kW). Estos consumidores tendrán que pagar los mismos costes asociados al sistema eléctrico que cualquier otro consumidor más un “impuesto al sol” por cada kilovatio hora (kWh) que produzcan. Greenpeace considera fuera de toda lógica este cobro, pues solo se debería pagar por la energía consumida procedente de la red. A esto se suma que el autoproductor tampoco cobraría por la energía que vierta a la red, como sí hace cualquier central térmica o nuclear.

2. Modalidad de producción con autoconsumo, que son aquellos que no solo autoconsumen sino que tienen una instalación de producción inscrita. Esta modalidad se divide entre los que tienen instalaciones menores a 100 kW y los que tienen una mayor. En este caso, la penalización es doble, pues se suma un pago extra no solo por lo autoconsumido sino por cada kW de potencia de la instalación de autoconsumo, otro despropósito que pone piedras a la generación propia. Por otro lado, el cargo es más alto para los pequeños consumidores con potencias contratadas de baja tensión que para los grandes en alta tensión.

3. Modalidad de producción con autoconsumo con línea directa a una instalación de producción. Si bien Greenpeace considera esta nueva posibilidad un avance, en el borrador se ve tan penalizada como la correspondiente al punto 2.

El PP no quiere auditores
El proyecto de RD de autoconsumo basa el cobro del impuesto al sol en el concepto del sufragio de los costos del sistema, gastos que tanto Greenpeace como otras organizaciones cuestionan y ya solicitaron que se investigara con una auditoría al sistema energético. El Partido Popular dijo no en el Parlamento de la nación a esa auditoría en julio de 2013 y el Partido Socialista tampoco la apoyó (se abstuvo en aquella votación). Sobre el particular, léase Trescientos diputados paralizan la auditoría energética (no tiene desperdicio). Posteriormente, Greenpeace y otras asociaciones civiles promovieron una Iniciativa Legislativa Popular para llevar la auditoría de costes al Parlamento (véase).

Más allá de la península
Por otro lado, Greenpeace considera positivo el hecho de que el RD contemple que Ceuta, Melilla, las Islas Baleares y el archipiélago canario queden exentas de parte del pago del “impuesto al sol”, aunque señala que solo sería hasta diciembre de 2019. La organización ecologista está promoviendo un cambio de modelo energético en áreas extrapeninsulares como las Islas Canarias, donde los costes de generación con combustibles fósiles son mucho mayores que con renovables (lo son desde hace ya más de un quinquenio, tal y como lo reconociera, allá por el mes de abril de 2010, el propio consejero de Industria canario, a la sazón Jorge Rodríguez Díaz). En este archipiélago todos los partidos excepto el Partido Popular se han comprometido por escrito con Greenpeace a llevar a Canarias a un modelo 100% renovable para el año 2050.

El BOE anuncia
El Ministerio de Industria, Energía y Turismo publicó en el Boletín Oficial del pasado sábado, seis de junio, el "Anuncio de la Subdirección General de Energía Eléctrica por el que se da publicidad a la Resolución de la Secretaría de Estado de Energía, de 2 de junio de 2015, por la que se acuerda la apertura del trámite de audiencia a los interesados en la elaboración del proyecto de real decreto por el que se establece la regulación de las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo". Ese Anuncio señala que "el proyecto de Real Decreto por el que se establece la regulación de las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo se encuentra a disposición de los interesados, para el cumplimiento del trámite de audiencia". Industria añade además que, "durante quince días hábiles contados a partir del día siguiente al de la publicación de este anuncio en el Boletín Oficial del Estado, las eventuales observaciones al citado proyecto deben cursarse bien por correo ordinario a la Secretaría de Estado de Energía del citado Ministerio (Paseo de la Castellana, número 160, 28071 Madrid) o bien a la dirección de correo electrónico sgeelectrica@minetur.es".

Añadir un comentario
internete
yo me he desenchufado. 4 kw de paneles y 25 kwh de baterias. hago vida normal escalonando yconcentrando el consumo al mediodia (lavadoras vitro, etc)
emho
sólo alguien torticeramente informado o con intereses en el sector eléctrico podría estar en contra del balance neto, pero como esto no lo sabe ni D..., meor será ir pensando en "desenchufarse"