panorama

Plan 2020-2025 de Iberdrola

Solo el 10% de las inversiones que prevé hacer Iberdrola hasta 2025 irá a parar a proyectos de energías renovables en España

0
La compañía que preside José Ignacio Sánchez Galán ha anunciado hoy el que califica como "el mayor programa de inversiones [75.000 millones de euros] de la historia de una empresa española". Eso sí, solo 7.000 de esos 75.000 millones de euros que va a invertir la compañía hasta 2025 irán a parar a proyectos de energías renovables en España. Estados Unidos y Reino Unido concentran la mitad de las inversiones: 34.000 millones de euros (M€). Iberdrola, que presume de haber triplicado la retribución a sus accionistas en los últimos veinte años, tiene por principales accionistas al fondo soberano de Catar (Qatar Investment Authority), el banco estatal noruego Norges Bank y el fondo estadounidense BlackRock, que es también uno de los principales accionistas de la petrolera Repsol.
Solo el 10% de las inversiones que prevé hacer Iberdrola hasta 2025 irá a parar a proyectos de energías renovables en España

Las inversiones brutas en el período 2020-2025 se elevarán -ha anunciado hoy Iberdrola- a 75.000 millones de euros (M€). 68.000 M€ tendrán por destino lo orgánico, y más de la mitad del crecimiento orgánico (51%, 34.680 M€) irá a renovables; el 40% (27.200 M€), a redes. El área de Clientes recibirá un 9%. La compañía invertirá en España 14.300 millones de euros (21% del total): las renovables se llevarán más de 7.000 y las redes, 4.500. Pero el grueso de esos 75.000 millones de euros volará allende Pirineos. Estados Unidos y Reino Unido concentran 34.000 millones de euros de la inversión, y "otras áreas internacionales" se llevarán más de 11.000. Según lo detallado hoy por la compañía, Iberdrola contribuyó en 2019 a la fiscalidad de los países donde opera con 8.200 millones de euros y espera que su esfuerzo fiscal aumente en 2025 hasta los 12.000, siendo la media anual del periodo (2020-2025) de 10.300 millones de euros, consecuencia de la mayor actividad que implica el desarrollo del nuevo plan.

Sin embargo, lo cierto es que, según su propio Informe de transparencia fiscal Ejercicio 2019, los tributos que Iberdrola ingresó en las arcas públicas españolas el año pasado fueron menos que lo ingresado en 2018. El año pasado la compañía pagó al fisco español 3.529 millones de euros, mientras que un año antes, en 2018, esos ingresos habían superado los 3.642 M€. Es decir, que la compañía se "ahorró" en impuestos el año pasado más de cien millones de euros (merma con respecto al año anterior). Se da la circunstancia, además, de que 2019 ha sido un año top para Iberdrola, que ha registrado en sus cuentas el mayor beneficio bruto de explotación de toda su historia: 10.104 M€, un incremento del 8,1% sobre el resultado del año anterior. El incremento del beneficio neto fue aún mayor: +13% con respecto al ejercicio anterior. Sea como fuere, el plan que presentó ayer Iberdrola sostiene que prevé incrementar sus aportaciones fiscales de aquí a 2025 (en todo el mundo) hasta los 12.000 M€.

La compañía también ha enunciado hoy (en el marco del lanzamiento de su plan inversor) previsiones en materia de empleo: "las inversiones y las compras de bienes y servicios a los más de 22.000 proveedores de Iberdrola contribuirán al sostenimiento de alrededor de 500.000 puestos de trabajo en 2025 en el mundo". Asimismo, la empresa asegura que prevé cerca de 20.000 nuevas contrataciones en el grupo durante el mismo periodo.

Renovables
En lo que se refiere específicamente a las energías renovables, Iberdrola asegura va a duplicar la potencia de su parque de generación: desde los actuales 32.000 megavatios (hidráulica, eólica, solar, etcétera) hasta los 60.000 megas (sesenta gigavatios, GW) en 2025: "al final del período, el parque de energías limpias se distribuirá entre eólica terrestre (26 GW), marina (4 GW), solar (16 GW) e hidroeléctrica, tanto tradicional como de almacenamiento (14 GW)".

Iberdrola declara una cartera de proyectos renovables valorada en 70,5 GW, distribuidos por sus áreas tradicionales, a las que se han añadido este año nuevos mercados, como Australia, Japón y Suecia. Según la compañía, 30,7 GW son fotovoltaicos; 20,2 GW, eólicos marinos y 16,3 GW, terrestres. En la actualidad, la empresa avanza en la construcción de 7 GW y tendría hasta 11 GW en ejecución en 2025.

Las inversiones previstas en redes superarán los 27.000 millones de euros de aquí a 2025 y la base de activos regulados alcanzará un valor de 47.000 millones de euros en 2025, después de multiplicarse por 1,5 veces frente a 2019.

La compañía quiere elevar hasta los 60 millones el número de contratos con clientes en el mundo a 2025, a los que ofrecerá "soluciones inteligentes e innovadoras en el ámbito residencial -almacenamiento de energía y bomba de calor, autoconsumo y movilidad eléctrica- e industrial -smart solutions, procesos de electrificación e hidrógeno verde-".

Hidrógeno verde, fabricado a partir de agua y empleando energías renovables
Iberdrola prevé la instalación de 600 MW a 2025 -serán 800 MW a 2027, junto a Fertiberia- y producirá 15.000 toneladas de hidrógeno renovable. Los primeros proyectos en España -en 2021 ya estarán instalados los primeros MW-, se completarán con más iniciativas en otros países, mientras liderará el desarrollo de una cadena de valor para respaldar la implantación de nuevos fabricantes de electrolizadores y promoverá alianzas con otros grupos industriales.

Previsiones económicas
La compañía que preside Sánchez Galán prevé invertir 36.000 millones de euros en el periodo 2020-2022 (el 48% de los 75.000 hoy anunciados); un beneficio neto al final de 2022 que oscilará entre los 4.000 y los 4.200 millones de euros; y un beneficio neto de 5.000 millones de euros en 2025, "lo que implica un crecimiento anualizado en el rango del 6%-7%".

La retribución al accionista -aventura Iberdrola- aumentará en línea con los resultados: "en un escenario de crecimiento de inversiones, la retribución al accionista aumentará en línea con los resultados y se establece un suelo creciente de entre 0,40-0,44 euros por acción a 2025; el pay-out se mantendrá entre el 65% y el 75%".

Horizonte 2030
Iberdrola ha avanzado hoy además un horizonte a diez años en el que elevará a 95 GW su capacidad renovable instalada. Así mismo, la electrificación de los usos energéticos -asegura- le llevará "a incrementar la base de sus contratos con clientes a 70 millones y a 85.000 las toneladas de hidrógeno verde".

José Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola: "nuestro modelo de negocio, tras 20 años anticipando la transición energética, nos sitúa como un agente tractor clave en la transformación del tejido industrial, impulsando con nuestra experiencia, compromiso social y capacidad financiera, un modelo de crecimiento económico sostenible a largo plazo capaz de hacer frente a los retos actuales de la sociedad”

La compañía prevé nuevas desinversiones de unos 3.000 millones de euros entre 2021 y 2025.

Por otro lado, en el marco del Plan que ha anunciado hoy, Iberdrola prevé la inversión en I+D de 400 millones de euros anuales en 2025, frente a los 330 millones anuales de 2022 y los 280 millones de 2019.

Los números de un gigante
Iberdrola, compañía multinacional que produce, distribuye y comercializa electricidad, declara una plantilla de más de 35.000 personas y unos activos superiores a 122.000 millones de euros. La compañía registró en 2019 "una facturación de 36.438 millones de euros y un beneficio neto de 3.406 millones de euros". Los principales accionistas de esta empresa son el fondo soberano de Catar (Qatar Investment Authority), el fondo estadounidense Black Rock Inc y el banco público noruego Norges Bank. La compañía asegura suministra energía a cerca de 100 millones de personas, principalmente en España, Reino Unido (ScottishPower), Estados Unidos (Avangrid), Brasil (Neoenergia) y México. Iberdrola presume de ser "el primer productor eólico y una de las mayores compañías eléctricas por capitalización bursátil del mundo". Este es su parque global de generación de electricidad.

Añadir un comentario