panorama

La cogeneración fósil debe ser sustituida por cogeneración con renovables

Los ingenieros presentan su hoja de ruta de las renovables

1
Primero habría que reinstaurar los incentivos a las renovables. Ello generaría de inmediato "empleo y un flujo neto positivo para las arcas públicas". Los incentivos saldrían de ahí, de las arcas del estado, pero "podrían empezar a abonarse en 2015, cuando las plantas comenzaran a operar". De esta forma, los impuestos y cuotas a la seguridad social asociados a las nuevas instalaciones contribuirían al objetivo fundamental del gobierno de reducir el déficit público durante los "años críticos, 2013 y 2014". ¿Y a partir de 2015? "Debería tratarse de que incluso una vez iniciado el pago de incentivos a las nuevas plantas en el 2015, el impacto sobre el déficit público siguiera siendo positivo, de tal forma que el importe de los incentivos se viera más que compensado por la recaudación anual de impuestos y cuotas a la seguridad social asociadas a las nuevas plantas".
Los ingenieros presentan su hoja de ruta de las renovables

Así de sencillo. Reactivar el sector de las energías renovables generaría "empleo y un flujo neto positivo para las arcas públicas, contribuyendo a reducir el déficit público y el déficit exterior". Lo ha dicho la Comisión de Energía del Colegio y la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid (Coain) en un comunicado que acaba de hacer público. Según Coain, el gobierno debería reinstaurar "con urgencia" los incentivos a las energías renovables. Así, el sector se reactivaría y el estado incrementaría sus ingresos públicos –ingresos ligados a la inversión y al empleo– en estos próximos años críticos (2013 y 2014). ¿Coste para el estado en los años críticos 2013 y 2014? Cero, pues, según Coain, "los incentivos podrían empezar a abonarse en 2015, cuando las plantas comenzaran a operar; de esta forma, los citados incentivos contribuirían al objetivo fundamental del gobierno de reducir el déficit público de aquí al 2014". [En la imagen, central termosolar de Les Borges Blanques, primera híbrida solar-biomasa del mundo. Está en Lleida, en fase de construcción].

A partir de un análisis sesudo de lo sucedido
Discurso claro y mesurado. El comunicado del Colegio y la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid (Coain) lee primero el inmediato pasado, analiza a continuación el presente y propone por fin soluciones urgentes para el futuro que viene. El debate sobre los incentivos a las energías renovables –dice en su manifiesto Coain– "no puede verse enturbiado por las burbujas de plantas y las excesivas primas anuales comprometidas como consecuencia de los errores cometidos en el pasado, aunque deberá tenerse muy en cuenta dicha experiencia para no incurrir en nuevos errores de valoración y gestión de los incentivos públicos y optimizarlos adecuadamente". Coain propone realizar una evaluación para determinar si los incentivos deben salir de la tarifa, algo que ve "difícil, dadas las circunstancias", o pueden ser cargados a las cuentas del estado. Eso sí, concluye, "en cualquier caso" –matizan– el objetivo es que "el resultado suponga una reducción del déficit público".

Un calendario muy concreto
Los ingenieros industriales reconocen la dificultad de cargar esos incentivos en las cuentas del estado, dado el hecho de que el gobierno ha establecido como principal prioridad el control del déficit público. Sin embargo, señalan explícitamente en su comunicado que unos "incentivos muy limitados pueden ser suficientes para que las plantas renovables ofrezcan la suficiente rentabilidad (...), además de reducir los riesgos asociados a la dependencia energética, tanto de subidas de precios inasumibles como de escasez de los combustibles de importación". Más aún: esos incentivos "muy limitados" –continúa Coain– "podrían servir para incrementar los ingresos públicos ligados a la inversión y al empleo en estos próximos años críticos (2013 y 2014) sin implicar ninguna partida de gastos en los mismos, ya que los incentivos podrían empezar a abonarse en 2015, cuando las plantas comenzaran a operar; de esta forma, los citados incentivos contribuirían al objetivo fundamental del gobierno de reducir el déficit público de aquí al 2014".

¿Ha hecho ya el gobierno los estudios de coste-beneficio por tecnología?
Según Coain, "procedimientos basados en cupos y subastas para cada tecnología podrían contribuir a maximizar la rentabilidad de los incentivos públicos". En lo referente a la cuantía y marco temporal de los incentivos, las tecnologías a apoyar y los posibles cupos por tecnología, los ingenieros consideran que "sería necesario abordar (si no lo ha hecho ya el gobierno desde enero) un adecuado estudio de coste-beneficio por tecnología, que permita prácticamente garantizar que el balance para el país a lo largo de la vida útil de las plantas apoyadas sea claramente beneficioso, así como minimizar el importe de los incentivos públicos". En cualquier caso –concluyen–, "debería tratarse de que incluso una vez iniciado el pago de incentivos a las nuevas plantas en el 2015, el impacto sobre el déficit público siguiera siendo positivo, de tal forma que el importe de los incentivos se viera más que compensado por la recaudación anual de impuestos y cuotas a la seguridad social asociadas a las nuevas plantas".

Demasiada cogeneración sucia y cara
Coain reconoce que hay exceso de potencia eléctrica instalada en España y asimismo incertidumbre sobre la evolución de la demanda de electricidad en los próximos años. Habida cuenta de todo ello, apuestan, para empezar, por la reconversión: "una tecnología que convendría potenciar especialmente es la de plantas de cogeneración con renovables, biomasa o solar térmica, que ofrecen máximas reducciones de emisiones de CO2 y permitirían reemplazar plantas de cogeneración obsoletas basadas en combustibles fósiles de importación, muchas de ellas con rendimientos equivalentes a partir del combustible fósil similares o inferiores a los de centrales de ciclo combinado y con escasos beneficios económicos una vez caducado su periodo correspondiente de prima". Además, proponen "evaluar y establecer con carácter prioritario los incentivos óptimos para la generación eólica, por su gran potencial y su presumiblemente elevado beneficio económico global, así como para otras tecnologías renovables poco desarrolladas, cuya potencia instalada se encuentre muy por debajo de la prevista en el último plan energético, con objeto de tratar de que entren en la etapa de expansión comercial y reducción de costes".

Con denominación de origen
El Colegio y la Asociación de Ingenieros Industriales (Coain) es la nueva imagen conjunta del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM) y la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid (AIIM). El Colegio Oficial se define como "una corporación de derecho público sin ánimo de lucro que cuenta con alrededor de 11.000 colegiados de Ávila, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Madrid, Salamanca, Segovia, Soria, Toledo, Valladolid y Zamora". Por otra parte, la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid es "una entidad con plena personalidad jurídica cuyo objetivo es fomentar el progreso de la ingeniería industrial poniéndola al servicio de la sociedad y que tiene casi 8.000 asociados entre las sedes de Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Madrid, Salamanca, Soria, Segovia, Toledo, Valladolid y Zamora". La Comisión Técnica de Energía del Coain se define como una comisión integrada "por profesionales de la ingeniería industrial expertos en el sector energético que se reúnen de forma periódica en un grupo de trabajo para estudiar y analizar cuestiones relevantes de la energía en España".

Evaluaciones sobre el impacto de las energías renovables en España que no ha hecho el gobierno
Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España (sept. de 2011)
Estudio Macroeconómico del Impacto del Sector Eólico en España (septiembre de 2011)
Impacto macroeconómico del Sector Solar Termoeléctrico en España (octubre de 2011)

Añadir un comentario
I.Maule
La evaluación del problema por parte de los ingenieros sorprendentemente correcta desde el punto de vista económico también. Las referencias del final ... . En todo caso, el potencial de impacto económico de las renovables es incalculable: en sentido estricto, es decir, que es muy difícil de precisar, y en sentido figurado, es decir, que en cualquier caso es -o sería- enorme. ¿por qué no se hace?, quizá el programa de Salvados en la sexta del pasado domingo tenga alguna clave... . todosobreenergia.com