panorama

Ni eólica ni fotovoltaica cobrarán tanto como las térmicas de gas, fuel y carbón

Las térmicas se llevan el trozo más grande del pastel eléctrico

1
La "propuesta de orden de revisión de peajes de acceso" que maneja el gobierno -pendiente de ser aprobada y a la que ha tenido acceso Energías Renovables- asigna a las centrales térmicas que queman combustibles fósiles para generar electricidad más dinero que a la prima eólica o a la fotovoltaica (lo que se llevan las térmicas prácticamente quintuplica la prima que se llevará en 2013 la solar termoeléctrica). Es el sprint final de un sistema -el de las primas- que pasó a mejor vida el pasado viernes y que nunca fue tan rentable para el sector de las renovables como lo fueron -y lo son- los costes que le reconoció el gobierno a las grandes distribuidoras, las ayudas al carbón o las subvenciones enmascaradas multimillonarias que durante años han estado financiando la construcción de centrales térmicas de gas natural. Abajo puedes consultar las propuestas de decretos y órdenes aprobadas en Consejo de Ministros.
Las térmicas se llevan el trozo más grande del pastel eléctrico

La cogeneración, tecnología que forma parte del régimen especial y que usa gas casi en el 100% de sus instalaciones para generar electricidad, se va a llevar en 2013 más de 2.000 millones de euros en primas (en los cinco primeros meses del año ya se ha apuntado 946, según la CNE). A esa cantidad hay que sumarle los casi 1.000 millones de euros que el gobierno prevé en su "orden de revisión de peajes" para sufragar los denominados costes extrapeninsulares, cantidad que irá a parar casi exclusivamente a centrales de fuelóleo, diésel, gasóleo y gas que generan electricidad en los dos archipiélagos (Canarias y Baleares), Ceuta y Melilla. Para que nos hagamos una idea, en las islas Canarias, Endesa tiene instalados 2.629 megavatios (MW) en centrales térmicas que queman diesél-gasóleo, fuelóleo-gasóleo y diésel que este año han estado vendiendo a una media de 200 euros el megavatio hora (MWh), precio que cuadruplica el del MWh en la península. Y, por fin, los costes por capacidad, costes también regulados por el gobierno, que también rondan los 1.000 millones de euros en esta "propuesta de orden de revisión de peajes" y que van a ir a parar a centrales que queman gas, carbón y otros combustibles fósiles. En total, estaríamos hablando de más de 4.000 millones de euros que el gobierno asigna en forma de coste regulado a las centrales térmicas que queman combustibles fósiles.

Menos demanda, más dinero para las distribuidoras
En el otro lado de la balanza, las tecnologías limpias que generan electricidad (tecnologías no emisoras de CO2) se llevarán, en todos los casos, menos (o mucho menos) de esos 4.000 millones de euros (más de 4.000) que irán a parar al gas, al carbón y a diversos derivados del crudo. A saber: la eólica y la fotovoltaica, alrededor de 2.500 millones de euros cada una; la termosolar, algo menos de 1.000 millones; y todas las demás juntas (hidráulica, biomasa, energía de las olas...), bastante menos de 1.000 millones de euros. Residuos y tratamiento de residuos podrían llevarse unos 600 millones de euros. Pero los más de 4.000 millones de euros que se van a llevar los combustibles fósiles palidecen al lado de los más de 5.000 millones de euros que prevén Nadal y Soria -el secretario de estado de Energía y el ministro- en su última "propuesta de orden de revisión de peajes". 5.000 millones de euros que irán a parar, casi al 100%, a las distribuidoras Gas Natural Fenosa, Endesa, Iberdrola, EDP y E.On. Esa cantidad supone un incremento de más del 10% sobre el coste reconocido por el gobierno en 2008 en ese concepto. Y un apunte sobre el particular: en 2008, la demanda eléctrica en España alcanzó los 279.392 GWh, mientras que en 2012, esa demanda se quedó en los 266.849 GWh, o sea, un 5% menos. Más aún: la demanda prevista para el corriente, 2013, es menor aún. ¿Conclusión? Baja la demanda de kilovatios (más de un 5%); sube el precio de la distribución de kilovatios (más de un 10%).

Las subvenciones del gas
Con respecto al gas, el peso de las ayudas incluidas en la tarifa -coste regulado, establecido, por el gobierno- ha sido a lo largo de los últimos años -y va a seguir siéndolo- formidable. Un ejemplo puede resultar ilustrativo (y en este caso solo nos referimos a una ayuda: el "incentivo a la inversión", fijado por Nadal y Soria en 10.000 euros por megavatio instalado y año a cobrar durante 20 años): el presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, y el presidente de Endesa, Borja Prado, inauguraron el 30 de marzo de 2011 la central de ciclo combinado Besòs 5, que, según Endesa, "tiene una potencia de 859 MW y ha supuesto una inversión de 436 millones de euros". Pues bien, si multiplicamos 859 MW por esos 10.000 euros y por veinte años, la cantidad obtenida supera los 170 millones de euros, es decir, prácticamente el 40% de la inversión que declara Endesa. ¿Conclusión? Los consumidores están pagándole a Endesa y compañía (Iberdrola, Gas Natural Fenosa...) casi la mitad de lo que cuestan sus instalaciones. Estamos pagándole a multinacionales italianas (Endesa pertenece a la empresa pública transalpina Enel) y cataríes (el principal accionista de Iberdrola es el Fondo Soberano de Catar) multimillonarias partidas -"incentivos a la inversión"- que han engordado durante años, además, un parque eléctrico nacional saturado (de sobra es conocido el hecho de que España tiene un exceso de potencia instalada). Pues bien, Nadal y Soria, tan retroactivos ellos para con las renovables, no solo no han eliminado ese incentivo, sino que lo han consagrado una vez más, hasta 20 años.

Desglose
La "propuesta de orden de revisión de peajes de acceso" que maneja el gobierno -pendiente de ser aprobada- asigna, pues, más de 6.550 millones de euros al transporte (casi 1.600 millones de euros que se lleva Red Eléctrica de España) y la distribución (unos 5.000 millones para Unesa), más de 4.000 millones de euros a las centrales térmicas de gas, carbón y derivados del petróleo (la mayoría de ellas son de Unesa también), algo más de 2.500 millones de euros para la eólica, otro tanto para la fotovoltaica, 2.348 millones de euros en concepto de "pagos de anualidades por el déficit de actividades reguladas" (buena parte de los cuales también tienen por destino Unesa), unos 1.000 millones de euros para la termosolar y el resto, en conceptos varios (por ejemplo, 732 millones de euros en concepto de interrumpibilidad). Total costes, según la propuesta, 21.737 millones de euros. Para que nos hagamos una idea del peso de la distribución en la tarifa, a lo largo del último quinquenio, las distribuidoras (Unesa) se han levantado unos 25.000 millones de euros por ese concepto (coste reconocido por el gobierno), la que es una cantidad aproximadamente equivalente a la que sumarían todas las primas de todas las tecnologías renovables durante el período 2005-2012, ambos años incluidos. La "propuesta de orden de revisión de peajes de acceso" a la que ha tenido acceso Energías Renovables recorta en 424 millones de euros lo presupuestado en concepto de transporte y distribución por la anterior orden. Además, le recorta otros 300 millones a los pagos por capacidad y saca 925 millones de la factura (extrapeninsulares) para llevárselos a los presupuestos generales del estado.

Estas son las propuestas de reales decretos y órdenes aprobadas y remitidas a la CNE:

• Propuesta de orden por la que se establece la metodología para el cálculo de la energía eléctrica imputable a la utilización de los combustibles en las instalaciones de generación que utilicen como energía primaria alguna de las energías renovables no consumibles.

• Propuesta de real decreto por el que se establece la regulación de las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo.

• Propuesta de real decreto por el que se establece la metodología para el cálculo de la retribución de la actividad de transporte de energía eléctrica.

• Propuesta de real decreto por el que se establece la metodología para el cálculo de la retribución de la actividad de distribución de energía eléctrica.

• Propuesta de orden por la que se revisan los peajes de acceso de energía eléctrica.

• Propuesta de orden por la que se establecen las retribuciones del segundo periodo de 2013 para las actividades de transporte y distribución de energía eléctrica y se establecen otras medidas en relación con la retribución de las actividades de transporte y distribución de años anteriores.

• Propuesta de real decreto por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica y el procedimiento de despacho en los sistemas eléctricos de los territorios no peninsulares.

 

Añadir un comentario
Miguel A Gonzalez Hernandez
El gran problema para el sistema de primas está en las instalaciones de 2006 y 2007. Tomando una instalación tipo de 100 kWp, estas instalaciones deben tener de media una deuda remanente de 300.000 €, con un plazo de amortización pendiente de unos cinco años, por lo que la cuota anual que estarán pagando será de unos 65.000 €. Si en todo este meollo, al igual que a nosotros, se incluye a los bancos financiadores, obligándoles a alargar los plazos en cinco años, manteniendo los intereses, la cuota de estas instalaciones bajaría a unos 35.000 € al año. Si tenemos en cuenta una media anual de producción, para toda España, de 160.000 kWh, el impacto sería de 220€/MWhora, que es lo que cuesta la térmica. Con esta base, una prima en el entorno de los 300€/MWhora, ya que hay que descontar los gastos de mantenimiento, permitiría salvar la situación a todo el mundo. Pero claro, ¿quien le pone el cascabel a los bancos? Sería la forma más sencilla de resolver la situación, y hay que tener en cuenta que esto no afectaría a la cuenta de resultados de los bancos, o en todo caso positivamente, ya que se asegurarían el cobro de los créditos. Miguel A Gonzalez Hernandez Profesor de la UPM