panorama

La transición justa hacia las energías más limpias pasa por invertir en las centrales térmicas de carbón

10
Es el mensaje que compartieron ayer el secretario de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) del sindicato UGT, Pedro Hojas, y el ministro de Energía, Álvaro Nadal. Hojas y Nadal mantuvieron ayer una reunión en la sede del Ministerio en la que el titular de Energía reiteró su apuesta por mantener abiertas las térmicas de carbón y agradeció el apoyo sindical.
La transición justa hacia las energías más limpias pasa por invertir en las centrales térmicas de carbón

La Unión General de Trabajadores (UGT) y el Partido Popular (PP) cierran filas en defensa de las centrales térmicas de carbón. La sintonía entre el sindicato de raíces socialistas y el Gobierno que preside Mariano Rajoy ha sido total: defensa férrea del mantenimiento del carbón en el mix eléctrico nacional y ataque directo "a todos los partidos políticos para que abandonen el populismo". Según el comunicado difundido ayer por la UGT-FICA, "los políticos se tienen que poner a trabajar en serio para encarar una transición justa hacia las energías más limpias, invirtiendo en las centrales térmicas y apostando por un país limpio y sostenible".

Por su parte, el ministro de Energía ha agradecido "el apoyo de los agentes sociales" y ha invitado a los representantes de los trabajadores "a transmitir sus preocupaciones, que el ministro comparte, al conjunto de los grupos parlamentarios". En ese sentido -informa el Ministerio-, Nadal ha lamentado "la soledad parlamentaria del Gobierno en la defensa del Real Decreto para garantizar que las centrales eléctricas rentables continúen abiertas" (Energía envió hace unas semanas a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia una propuesta de Real Decreto mediante el que quiere controlar el cierre de las centrales nucleares y térmicas de carbón).

La rentabilidad de Nadal
El ministro ha insistido en que "el Gobierno ha trabajado sin el apoyo de otros grupos políticos para evitar el cierre de cualquier central eléctrica que sea rentable y necesaria para el sistema por motivos económicos o medioambientales". Nadal ha asegurado a los representantes sindicales del sector del carbón que el Gobierno va a defender "un mix de generación diversificado, medioambientalmente sostenible y seguro en el que todas las fuentes de energía puedan estar presentes en función de su competitividad". El ministro ha asegurado así mismo que su objetivo último es "lograr que el coste de la energía sea lo más competitivo posible para el consumidor doméstico y para la industria".

El Gobierno presidido por Mariano Rajoy ha incrementado el precio del término de potencia (uno de los dos que componen la factura de la luz) en un 72% en el caso de los consumidores domésticos que tienen contratados 4,4 kilovatios (los incrementos para los consumidores domésticos varían de una potencia a otra, pero presentan siempre dos o tres dígitos). Tras las subidas en el término de potencia aplicadas por el Ejecutivo Rajoy a lo largo de estos seis años, los consumidores españoles industriales de tipo IA (con consumo de electricidad anual de menos de veinte megavatios hora, o sea, las pymes) son, de entre las pymes de toda Europa, las que más cara pagan la electricidad (España e Italia encabezan esa clasificación).

Artículos relacionados
• UGT se manifiesta ante el Ministerio "en defensa de las centrales térmicas de carbón"

• Sobre el impacto de la quema de carbón en la salud: El Gobierno permite a las térmicas de carbón emitir hasta 7 veces más que la legislación europea

• WWF aboga por una transición justa en las comarcas mineras

• La Fundación Renovables pide "un plan de cierre progresivo de las centrales de carbón en España validado por la Organización Internacional del Trabajo"

• Equo propone crear una red de pueblos post-carbón y abordar así la reconversión justa, verde e inmediata

• Greenpeace exige al Gobierno que detalle "un plan de transición justa para garantizar un futuro real y sostenible para las cuencas mineras"

Añadir un comentario
rosendo
Llevas razón Miguel, la planificación fue un desastre. Estoy de acuerdo en que las primas a las renovables son muy altas y en principio inasumibles para el sistema eléctrico, pero esos incentivos han conseguido su objetivo, que no fue otro que impulsar definitivamente el despegue de la fotovoltaica a nivel mundial. Ahora podemos empezar a recoger los frutos de ese esfuerzo que recayó en todos los consumidores, pero sobre todo en los inversionistas que se arriesgaron en invertir en una tecnología inmadura y con muchas incertidumbres técnicas a medio-largo plazo. Por eso era necesario ofrecer rentabilidades atractivas. En cualquier caso el desarrollo renovable en España ha sido muy rentable en muchos aspectos, incluido el estrictamente económico en su aportación al sistema eléctrico. A cualquiera que le quieras explicar que a pesar de las primas recibidas, las renovables hacen disminuir el precio de la generación eléctrica, se descojona de ti, pero el sistema eléctrico español es tan perverso que cada MW renovable que entra, hace que baje el precio más alto de la subasta eléctrica, que es el que marca el precio que cobran todas las tecnologías que van a mercado, incluso la hidráulica, que su coste es prácticamente cero en instalaciones ya amortizadas y que reciben prórrogas de explotación gratuitas a costa del recibo de la luz de todos los consumidores. Hay estudios muy serios que cuantifican el impacto de las renovables en el sistema eléctrico y que determinan que el balance es bastante positivo, pero siempre ha sido lo fácil echar la culpa de todo a las renovables porque eran muy caras, enmascarando así todas partidas sospechosas que salen del recibo y que van a engrosar los beneficios de las eléctricas y de otras empresas, grandes consumidoras de electricidad.
rosendo
Llevas razón Miguel, la planificación fue un desastre. Estoy de acuerdo en que las primas a las renovables son muy altas y en principio inasumibles para el sistema eléctrico, pero esos incentivos han conseguido su objetivo, que no fue otro que impulsar definitivamente el despegue de la fotovoltaica a nivel mundial. Ahora podemos empezar a recoger los frutos de ese esfuerzo que recayó en todos los consumidores, pero sobre todo en los inversionistas que se arriesgaron en invertir en una tecnología inmadura y con muchas incertidumbres técnicas a medio-largo plazo. Por eso era necesario ofrecer rentabilidades atractivas. En cualquier caso el desarrollo renovable en España ha sido muy rentable en muchos aspectos, incluido el estrictamente económico en su aportación al sistema eléctrico. A cualquiera que le quieras explicar que a pesar de las primas recibidas, las renovables hacen disminuir el precio de la generación eléctrica, se descojona de ti, pero el sistema eléctrico español es tan perverso que cada MW renovable que entra, hace que baje el precio más alto de la subasta eléctrica que es el que fija el precio que cobran todas las tecnologías que van a mercado, incluso la hidráulica, que su coste es prácticamente cero en instalaciones ya amortizadas y que reciben prorrogas de explotación gratuitas a costa del recibo de la luz de todos los consumidores. Hay estudios muy serios que cuantifican el impacto de las renovables en el sistema eléctrico y que determinan que el balance es bastante positivo, pero siempre ha sido lo fácil echar la culpa de todo a las renovables porque eran muy caras, enmascarando así todas las partidas sospechosas que salen del recibo y que van a engrosar los beneficios de las eléctricas y de otras empresas, grandes consumidoras de electricidad.
Miguel
Rosendo, estoy de acuerdo que los 8.500 MW se deberían instalar en 4 años en lugar de 2 años, se distribuiría mejor el trabajo en el sector. Lo de la fotovoltaica fue una torpeza tremenda de Joan Clos y la termosolar de Miguel Sebastián en la época de Zapatero, la fotovoltaica estaba inmadura, nunca se debió instalar 4.000 MW a base de primas tan altas. El resultado de la instalación masiva de la fotovoltaica y la termosolar es que los ciudadanos tienen que pagar 3.600 millones/año en primas a la energía solar durante 30 años a un coste de más de 300 euros el MWh y ha supuesto un incremento de más de un 25% en la factura de la luz. Y como dices, a pesar de este dispendio, muchas familias arruinadas. No es justo ni que algunos se hayan arruinado, ni que el resto de ciudadanos estén pagando ese error a base de subidas en el recibo. Nunca se debíó permitir tampoco inversiones con préstamos de 600.000€ a familias. 3.600 Millones de euros/año de hipoteca tirados a la basura que han lastrado las inversiones en renovables y que hubiesen dado para instalar cada año mucha energía renovable y, actualmente sin subida del recibo. La gente echa pestes de la renovable porque su instalación masiva en España provocó que haya subido tanto la factura de la luz y que ha lastrado la economía del país. Las nuevas instalaciones sin primas harán cambiar la opinión de la gente.
rosendo
Si Miguel, yo me entero de muchas más cosas de las que debería enterarse el Gobierno. Por ejemplo de la estafa de estado contra más de 50.000 familias que invirtieron en fotovoltaica amparados en reales decretos del reino de España. Que como consecuencia de ello, consiguieron la casi completa paralización del sector renovable, una de las pocas patas de nuestra industria en la que éramos lideres mundiales. Nuestras empresas fabricantes de aerogeneradores, lideres mundiales, Gamesa, Acciona y Ecotecnia, han acabado siendo absorbidos por empresas extranjeras. El parón eólico español hizo muy difícil que ganaran más musculo, teniendo que exportar el 100 % de la producción de sus fábricas en España. Para colmo subastan 8000 MW para instalar en 2 años, lo que hará muy difícil que se consiga y se producirán inevitables cuellos de botella que en unos casos demoran la implantación de las plantas y en otros encarecerá su instalación, haciendolas menos competitivas. Europa pone fechas para la erradicación del carbón para producir electricidad y aquí ponemos trabas a quien quiere cerrar sus térmicas de carbón. El precio que pagaran los británicos por la electricidad de su nueva central nuclear durante 30 años será de 90 euros el MWh, cuando las últimas subastas mundiales de fotovoltaica y eólica terrestre, bajan holgadamente de los 50 euros. El coste del cambio climático es incalculable y todavía hay gente que sigue echando pestes de las renovables. No lo entiendo.
Josep
Yo no sé si es por intereses sindicaleros, por la mineria de León y Asturias, no entiendo porque Greenpeace está por la transición con carbón, no se si es una reminiscencia izquierdista de los viejos verdes, sus políticas empiezan a parecerme viejas y politizadas.
Sara
Y Miguel no se ha enterado de lo del cambio climático, que debe sonarle a chino (o a californiano). Y no ha debido enterarse tampoco de que han cerrado ya dos centrales nucleares en este país y aún no se ha ido al garete España. Seguramente tampoco se ha enterado de que los ciclos combinados funcionan aquí al 10/15% de su capacidad todos los años y tampoco se le va la luz a nadie. Y tampoco ha debido enterarse Miguel de que en España sobra potencia por todas partes. Prescindir de todas las térmicas de carbón (todas) es perfectamente viable. Y económicamente rentable. Y además abarataría la factura de la luz. Lo único que hace falta es voluntad política. Miguel seguro que es de los que decían hace 25 años que con el divorcio se iba a acabar la familia; y de los que decían hace 20 que con la liberalización del mercado eléctrico emprendida por Aznar y Rato iba a bajar la luz; y de los que hace diez años iban diciendo por ahí que era poco menos que imposible prohibirle a la gente que fume en los bares... En fin, que me da la sensación de que Miguel es de los que se creen que antes del 1 de enero de 2020 va a haber aquí 8.500 megavatios más de potencia renovable... y, amigo Miguel, me parece que vuelves a columpiarte. Aquí nos vemos en 24 meses. A ver si, como tú insinúas, España monta 8.500 megavatios o, como evidentemente va a suceder, de esos 8.500 muchos, muchos, muchos se quedan por el camino. Por cierto, lo del respaldo (en el carbón o en el gas o en la nuclear) está cada día más obsoleto: redes inteligentes e ingenieros inteligentes. Esa es la solución de respaldo. Y ya está disponible. Ahora solo hace falta voluntad política.
Jose
Pero también pueden invertir en baterías como almacenamiento e ir cerrando los ciclos combinados paulatinamente. Pero de todas formas a más renovables aunque sean intermitentes menos tiempo funcionando el carbón y ciclos combinados, por no hablar de la termosolar que si que es posible su almacenamiento.
Miguel
Rosendo sigue sin enterarse que el actual gobierno ha sacado tres subastas de renovables con un total de 4.500 MW de eólica y 4.000 MW de solar que tienen que estar finalizadas antes del 2020. Tampoco se ha enterado que no siempre hace sol o viento, y en ese caso es necesario generar electricidad con centrales alternativas que den respaldo para no dejar a la gente a oscuras o las fábricas u oficinas cerradas. Tenemos centrales de respaldo de carbón y de gas. Producir electricidad con gas nos sale más caro. Tampoco se ha enterado que el hecho de tener una central de carbón operativa no significa que tenga que estar funcionando de continuo, sino sólo cuando se la necesite.
rosendo
Son unos irresponsables, los sindicatos por querer mantener unos cuantos puestos de trabajo, subvencionados hasta un punto, que seria mas rentable jubilarlos directamente a todos y mandarles a casa. Aunque lo mejor seria darles un empleo alternativo, en centrales renovables, por ejemplo. Lo del ministro y el Gobierno si que es populismo, se amparan en la defensa de los puestos de trabajo y la supuesta rebaja en el precio de la luz, para esconder su verdadera obsesión, que no es otra que intentar perpetuar todo lo posible la generación eléctrica con energías sucias y paralizar todo lo posible la irremediable transición hacia las renovables. Deberian ser juzgados por terrorismo ambiental y contra la salud.
Pablo Ruiz
Esto me recuerda aquello de \"vender el coche para comprar gasolina\"... Un saludo.