panorama

0
Rozalén encabeza el cartel de Enérgicas, un concierto en el que van a participar 18 artistas con un objetivo común: "reivindicar una transición energética justa donde la mujer tenga un papel que no ha tenido hasta ahora". Enérgicas es un proyecto creado por Greenpeace cuyo fin último es "acabar con la hegemonía de las energías sucias dejando paso a las renovables". Llenan el cartel Rozalén, Carmen Boza, Tulsa, Soledad Vélez, Fario, Las Chillers, Rebeca Jiménez, Las Odio, Melo Moreno, Papaya, Peinetta, Cintia Lund, Cariño, Kuve, Mow, Bleset, Eme dj y Sufrida Calo. Todas ellas -informa Greenpeace- se han unido desinteresadamente a esta iniciativa. [En la imagen, detalle del cartel].
La revolución energética tiene nombres de mujer

Enérgicas nace con el fin de "sensibilizar sobre la importancia de una transición energética que acabe con el modelo actual, contaminante y machista y camine hacia un modelo justo y verde". En ese sentido, la organizacion ecologista Greenpeace recuerda que el último informe de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, publicado la semana pasada, ha revelado "la urgente tarea de limitar el calentamiento de la Tierra y proporcionar un plan claro para lograrlo". Si la Humanidad no obra en consecuencia y continúan los ritmos actuales de emisiones de CO2 -alerta la oenegé del arco iris-, el calentamiento superaría los 1,5 ºC entre 2030 y 2052.

Los argumentos de Greenpeace
"Sustituir una fuente de energía por otra más limpia es necesario, pero no es suficiente. El cambio climático, la desigualdad extrema y la corrupción son tres elementos, totalmente entrelazados, de un mismo modelo social y económico que no funciona y amenaza el planeta, amenaza a las futuras generaciones y nos deja inviernos con situaciones de pobreza energética que sufren principalmente las mujeres.

La respuesta a esta crisis -continúa Greenpeace- está en reemplazar el actual sistema energético corporativo, basado en los combustibles fósiles y la nuclear, por uno que ponga a las personas y a la justicia económica a la vanguardia de la transición a un sistema energético 100% renovable, eficiente e inteligente. Las mujeres, víctimas olvidadas del cambio climático y la pobreza energética, pueden ser las verdaderas protagonistas de la construcción de un nuevo paradigma en el que la energía deja de ser una mera mercancía y recupera su verdadero valor: el de un bien básico para el cuidado de las personas".

En España
Según el informe de la Asociación de Ciencias Ambientales sobre pobreza energética, las familias monoparentales están más expuestas a la pobreza energética. De estos hogares, los encabezados por mujeres sufren un 13,4% en España frente al 2,6% de hogares compuestos por un progenitor varón.

Greenpeace se ha adherido recientemente al manifiesto #EnEnergíaNoSinMujeres en coherencia con su apoyo a la democratización de la energía como vertebradora de un modelo energético respetuoso con las personas y el planeta. La organización ecologista se compromete así a participar solo en aquellos eventos de más de dos ponentes, en los que se haya contado con la presencia de, al menos, una mujer en calidad de experta así como a proponer carteles paritarios en los actos en cuya organización participen activamente.

"Para salvar el clima -concluye Greenpeace- es necesario que millones de personas sean partícipes del cambio: excluir una vez más a la mitad de la población no tiene sentido"

El concierto se celebrará en La Riviera (Madrid), 4 de noviembre, de 17.00 a 24.00 horas, entrada gratuita. 18 artistas de disciplinas varias

Añadir un comentario