panorama

La idea de trasladar la energía solar del Sahara a Europa resurge a través del proyecto TuNur

0
Un consorcio integrado por desarrolladores de energías renovables europeos e inversores de Túnez y Malta ha solicitado permiso a las autoridades de Túnez para instalar en este país plantas solares con una capacidad de hasta 4,5 GW de energía y trasladarla a Europa a través de cables submarinos. Esta electricidad generada en el desierto podría alimentar hasta cinco millones de hogares europeos.
La idea de trasladar la energía solar del Sahara a Europa resurge a través del proyecto TuNur

Como ya ocurrió hace unos años con el proyecto Desertec, un nuevo consorcio, TuNur, busca aprovechar el enorme potencial del desierto del Sahara para proporcionar energía solar a Europa. Su proyecto, planteado al Ministerio tunecino de Energía, prevé una instalación en el suroeste del país de plantas solares por un total de hasta 4,5 GW de energía. 



De acuerdo con Kevin Sara, director ejecutivo del consorcio, unos 250 MW podrían estar en funcionamiento ya en 2020. LLegarían a Europa a través de un interconector que iría desde Túnez a Malta y desde esta isla a Italia. Esto significaría poner a disposición de la red europea 1.000GWh adicionales de energía limpia al año. Las redes de Italia y Malta ya están conectadas por un cable submarino de 95 km desde 2015.

Esta sería la fase inicial del proyecto. Costaría unos 1.600 millones de euros y se convertiría en una de las mayores instalaciones de este tipo en el mundo.



El proyecto TuNur espera que su suerte sea muy diferente de la que corrió la iniciativa Desertec, que fue desbaratada en 2013 después de que sus principales partidarios abandonaran el proyecto. La asociación se inició en 2009 con el objetivo de promover un enorme complejo solar de 400.000 millones de euros que habría aportado el 15% de la energía de Europa en 2050.

Kevin Sara, director ejecutivo de TuNur, cree que en su caso no será así, ya que, según ha señalado, "TuNur está mejor preparado para afrontar los desafíos a los que haya que hacer frente, aduciendo que Desertec "era un gran consorcio de compañías en busca de oportunidades de negocio, pero sin plan".

Se trata, en cualquier caso, de una iniciativa similar. Como Desertec, TuNur plantea explotar el abundante recurso solar de Túnez y gran cantidad de tierra que no es apta para la agricultura. La versión más ambiciosa del proyecto consiste en  instalar plantas solares que cubran 25.000 hectáreas, un área casi del tamaño de la isla de Malta, o la mitad de la de Menorca.

Segunda y tercera fases

Tras la primera fase de conexión con Italia a través de Malta, se empezaría con la segunda, consistente en la construcción de plantas termosolares de torre (CSP) con una capacidad de 2,25 GW que generarían 9.000 GWh anuales de electricidad. Esta electricidad llegaría al continente europeo través de otro cable submarino, con entrada al sur de Roma. Este segundo cable, de 600 km de longitud y ya en desarrollo, está siendo evaluado como un proyecto de interés común por parte de la UE. 



Por último, TuNur prevé instalar una tercera fase de plantas CSP de 4,5 GW de capacidad y trasladar la electricidad a Francia a través de un tercer cable submarino. En su solicitud ante el Ministerio de Energía tunecino, el consorcio afirma que la energía generada será suficiente para atender las necesidades anulase de más de 5 millones de hogares o de más de 7 millones de vehículos eléctricos.



Los principales socios de TuNur son el desarrollador solar Nur Energie, con base en Reino Unido, y un grupo de inversores de Malta y Túnez

Añadir un comentario