panorama

Fuerte espaldarazo a la eólica marina portuguesa, alemana y francesa

Robin Hood apuesta por las renovables y no por la captura y almacenamiento de CO2

1
La Comisión Europea ha concedido una financiación de más de 1.200 millones de euros a "23 proyectos de demostración muy innovadores en el ámbito de la energía procedente de fuentes renovables" al amparo de la primera convocatoria de propuestas del programa de financiación llamado NER300. Los proyectos serán cofinanciados mediante los ingresos obtenidos por la venta de 200 millones de derechos de emisión de la reserva de nuevos entrantes (NER) del régimen de comercio de derechos de emisión de la UE.
Robin Hood apuesta por las renovables y no por la captura y almacenamiento de CO2

"La Decisión de hoy constituye un gran hito en la política de la Unión Europea en materia de clima: el programa NER300 es, de hecho, un mecanismo a la Robin Hood que hace pagar a quienes contaminan la demostración a gran escala de nuevas tecnologías hipocarbónicas". Lo ha dicho hoy la comisaria de Acción por el Clima de la Unión Europea, Connie Hedegaard, que en esos términos ha presentado la primera lista de proyectos beneficiarios del programa de financiación NER300. Según Hedegaard, "los 1.200 millones de euros en subvenciones, abonados por quienes contaminan, facilitarán reunir 2.000 millones de euros adicionales de inversiones privadas con destino a los 23 proyectos de demostración en el ámbito hipocarbónico seleccionados, lo que contribuirá a que la UE mantenga su liderazgo en la energía procedente de fuentes renovables y a que se creen puestos de trabajo en la UE, aquí y ahora". Solo uno de los 23 proyectos es español (termosolar Alvarado).

Cuatro proyectos de eólica marina
Los proyectos abarcan una amplia gama de tecnologías renovables: bioenergía (incluidos los biocombustibles avanzados), energía solar concentrada, geotérmica, eólica, energías marinas y gestión descentralizada de la energía procedente de fuentes renovables (redes inteligentes). En concreto, los beneficiarios son ocho proyectos de bioenergía (sobre todo escandinavos y centroeuropeos), cuatro termosolares (dos de Eslovenia, uno de Chipre y otro de España), dos de corrientes marinas (Sound of Islay y Rhea Tidal), un proyecto relacionado con las redes inteligentes (Bélgica), uno de geotermia estimulada en roca caliente seca (Hungría); uno de energía de las olas (Westwave, de Irlanda); y seis iniciativas eólicas. A saber: Handalm, eólica terrestre (Austria); Blaiken, terrestre (Suecia); Innogy, eólica marina (Alemania); Vertimed, eólica marina (Francia); Veja Mate, eólica marina (Alemania); y Windfloat (en la imagen), marina también, de Portugal (para saber más sobre cada uno de los proyectos, véase).

NER300 aportará los "costes pertinentes"
Según el comunicado difundido hoy por la Comisión Europea (CE), "una vez en funcionamiento, estos proyectos aumentarán conjuntamente la producción europea de energía procedente de fuentes renovables en unos diez teravatios hora (10 TWh), lo que corresponde a una cantidad de energía equivalente al consumo anual de combustible de más de un millón de turismos". En conjunto –informa la CE–, los proyectos que reciban subvención "emplearán a varios miles de trabajadores a tiempo completo durante la fase de ejecución (los tres o cuatro próximos años); una vez en funcionamiento, se empleará a unos mil trabajadores a tiempo completo durante los quince a veinte años siguientes para mantener operativas las instalaciones". La Comisión señala asimismo que también habrá efectos positivos (en materia de crecimiento y empleo) en la cadena de abastecimiento del sector. La financiación NER300 aportará hasta el 50% de los "costes pertinentes" del proyecto, expresión que se refiere "esencialmente a los costes adicionales en comparación con las tecnologías probadas ya existentes; el resto lo cubrirán la inversión privada o una financiación nacional suplementaria".

La captura y almacenamiento de CO2 queda fuera
La financiación de NER300 se proporcionará anualmente, atendiendo al rendimiento acreditado (la cantidad de energía limpia producida) y al cumplimiento de los requisitos de difusión de conocimientos. Según la Comisión, "lamentablemente, ningún proyecto de captura y almacenamiento de carbono (CAC) podrá recibir financiación al amparo de la Decisión de hoy". Eso sí, los 275 millones de euros previstos para proyectos de CAC en la primera convocatoria siguen estando disponibles para financiar proyectos en el marco de la segunda fase del programa NER300. La Comisión ha anunciado ya asimismo que procederá "rápidamente" a ejecutar la segunda convocatoria de propuestas, que abarca los fondos no utilizados de la primera convocatoria y los ingresos de los 100 millones de derechos de emisión que han quedado en la reserva de nuevos entrantes. El programa de financiación NER300 lo aplica la Comisión Europea en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) en lo que se refiere a la selección de los proyectos, a la venta de 300 millones de derechos de emisión de CO2 del régimen de comercio de derechos de emisión de la UE y a la gestión de los ingresos.

Añadir un comentario
fukushima4ever
La captura de CO2 es un aboluto desastre en lo referente a eficiencia. Es un esfuerzo infantil de querer autoconvencerse de que es posible pegar con saliva los platos rotos del cambio climático. Por mucho apoyo que reciban de las petroleras, la captura de CO2 es y será siempre algo que consumirá más energía de la que se produce al quemar el combustible fósil aun con la tecnología de combustión más eficiente. Los esfuerzos por separar antes el N2 del O2 antes de la combustión son irrisorios, los esfuerzos por separar el CO2 del N2 y H2O después también. Los modelos que quieren aplicar son tan ineficientes que llegan a necesitar de fuentes de energía abundantes y baratas como la fotovoltáica (en sus propias palabras) para reducir el CO2 por medios químicos. Es una medida de final de tubería que ya en Europa (aquí no) se han dado cuenta que es pura charlatanería.