panorama

La aprobación de la Ley de Cambio Climático de Baleares es una "excelente noticia"

0
El Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) y la organización italiana Re:Common, consideran que la aprobación, hoy, por parte del Parlamento balear, de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética de Islas Baleares es "una excelente noticia en la lucha contra el cambio climático y para la salud pública". Las organizaciones esperan, además, que la Ley de Baleares marque la senda para que el Gobierno central, con el Ministerio para la Transición Ecológica a la cabeza, anuncie de forma oficial 2025 como fecha de fin del uso del carbón para la producción de electricidad en España. [Imagen de la central térmica de Es Murterar cortesía de Europe Beyond Coal].
La aprobación de la Ley de Cambio Climático de Baleares es una "excelente noticia"

El Instituto IDMA y la oenegé Re:Common han difundido hoy un comunicado en el que valoran positivamente la nueva Ley balear e instan al Gobierno Central a que siga el ejemplo del Ejecutivo balear y presente una Ley de Cambio Climático y Transición Energética que vaya en esa línea, "así como el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que debería incluir una fecha de cierre definitiva para las centrales térmicas" (el Govern balear hizo público la semana pasada el calendario de cierre paulatino de la central térmica de carbón de Es Murterar, en Alcudia). Según el Instituto español y la organización ambiental Re:Common, el cierre de las térmicas de carbón "debe ser el primer paso para lograr una verdadera transición energética y poder cumplir con los objetivos del Acuerdo de París". Ambas entidades añaden, además, que, "para lograr una descarbonización a 2050 es necesario también que se tomen medidas urgentes en otros sectores, como el sector del transporte".


La Ley -recuerdan IDMA y Re:Common- llega menos de una semana después del acuerdo entre Govern, Endesa y el Ministerio para la Transición Ecológica "sobre el cierre de la central térmica de Alcudia (Es Murterar), que prevé un plan de transición justa para los trabajadores, quienes serán recolocados". El plan acordado por empresa y gobiernos establece el cierre de los Grupos 1 y 2 para el 1 de enero de 2020, mientras que los Grupos 3 y 4 funcionarán con un límite de horas (1.500 anuales hasta agosto de 2021 y 500 a partir de esa fecha), hasta el establecimiento de una alternativa para asegurar el suministro eléctrico de la isla. "Esta limitación de horas -explican las oenegés- responde a las exigencias, previstas en el documento de referencia de mejores técnicas disponibles para grandes instalaciones de combustión, (BREF de Grandes Instalaciones de Combustión), algo a lo que llevan dando seguimiento años organizaciones como la European Environmental Bureau (EEB)".

Según el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente, el acuerdo entre el Govern balear, Endesa y Gobierno central sobre Es Murterar "facilitará la aplicación de la Ley balear, pues el texto de la misma contiene la obligación de cesar el funcionamiento de los grupos 1 y 2 de la central en 2020 y los otros dos en 2025". Ambas organizaciones -el Instituto y Re:Common- inciden en que, "con independencia de que los grupos 3 y 4 vayan a reducir su número de horas de funcionamiento, no pueden continuar funcionando de manera indeterminada" e insisten así mismo en que "es necesario garantizar que su cierre tenga lugar, a más tardar, en 2025".

En su comunicado conjunto, las dos organizaciones no gubernamentales recuerdan por otro lado que, "en el año 2017, representantes del Gobierno Italiano anunciaron el fin del carbón para 2025; por tanto, todas las centrales térmicas propiedad de la compañía italiana Enel, principal accionista de Endesa, deberán cerrar para esa fecha. Es necesario que Enel -insisten ambas- adopte políticas similares en ambos países y acuerde poner fin a todas las centrales térmicas de Endesa para la misma fecha"

Portavoces del Instituto IDMA y Re:Common han estado presentes en las últimas Juntas de Accionistas de Enel, principal accionista de Endesa, en mayo de 2017, y en mayo de 2018 para pedir un calendario de cierre de sus centrales térmicas, paso necesario para cumplir con el objetivo de la eléctrica de ser “carbon neutral” en 2050. Asimismo, la plataforma Un Futuro Sin Carbón realizó peticiones similares a Endesa en julio y noviembre de 2018, exigiendo el cierre de todas sus centrales de carbón para 2025.

Carlota Ruiz-Bautista, abogada del Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente: “llevamos trabajando desde el año 2015 para poner fin a la producción de electricidad con carbón en España en 2025, algo imperativo para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París. Esta fecha, incluida en la Ley Balear, aprobada hoy, debe incluirse también en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima que prepara el Ministerio para la Transición Ecológica. Esperamos también que el acuerdo sobre Es Murterar sirva como ejemplo para que otras empresas alcancen los acuerdos necesarios para garantizar que el cierre de sus centrales térmicas sea una realidad, incluyendo la adopción de medidas para garantizar una transición justa de sus trabajadores"

Antonio Tricarico, portavoz de Re:Common: “finalmente, Enel y Endesa comienzan a escuchar a las administraciones locales y a la sociedad civil en España. El acuerdo de hoy supone un paso en la buena dirección, pero todavía queda mucho por hacer, comenzando por el establecimiento de 2025 como fecha de cierre para todas las centrales de Endesa, incluyendo los Grupos 3 y 4 de Alcudia”

Las emisiones del carbón -recuerdan ambas oenegés- suponen un enorme riesgo para el medio ambiente y la salud, siendo responsables de hasta 7.600 muertes prematuras y 22.000 millones de euros en costes sanitarios en Europa, según el informe LastGasp elaborado por Europe Beyond Coal (EBC), red de organizaciones europeas a la que pertenece la plataforma española “Un Futuro sin Carbón”.

Añadir un comentario