panorama

Greenpeace le pide al Gobierno que apueste en Nueva York por un futuro 100% renovable

0
La organización ecologista ha pedido a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que "devuelva a España su liderazgo en energías renovables". La petición la hace en el marco de la Cumbre del Clima que acoge a partir de hoy la ciudad estadounidense. [En la imagen, acción de Greenpeace en la sede de Iberdrola de Madrid].
Greenpeace le pide al Gobierno que apueste en Nueva York por un futuro 100% renovable

Greenpeace publicó ayer un comunicado en el que recuerda a los 120 jefes de Estado y de gobierno que se reúnen a partir de hoy en la cumbre climática de Nueva York que actúen "ya para frenar el calentamiento global antes de alcanzar un aumento de la temperatura de 2ºC, el límite establecido por los expertos para evitar sus peores consecuencias". En concreto, la división española de esta organización ecologista global ha pedido al Gobierno español, "en especial a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina", que dé "un giro de 180º a sus políticas climáticas y energéticas si quiere abordar seriamente la lucha contra el cambio climático".

Evidencias
En ese sentido, y según la responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace España, Tatiana Nuño, "España debe volver a liderar la revolución energética basada en las energías renovables, de las que disponemos en abundancia, y abandonar la absurda política de buscar combustibles fósiles mediante prospecciones o fracking". Y es que, según la organización ecologista, el aumento de las temperaturas, el deshielo del Ártico y la subida del nivel del mar "son signos claros que recuerdan la necesidad de actuar con urgencia frente al cambio climático". Para ello, Greenpeace pide los siguientes compromisos a los líderes mundiales reunidos hoy en la Cumbre del Clima de Nueva York:

• Avanzar hacia un futuro energético 100% renovable para todos a mediados de siglo, eliminando gradualmente los combustibles fósiles y las subvenciones a estos, especialmente el carbón, y poniendo fin a la energía nuclear (véase 100% renovable 2050).

• Cada país debe comprometerse a presentar sus propuestas de objetivos climáticos nacionales para el Protocolo de París en marzo de 2015 como muy tarde (véase informe Acción climática real).

España debe cambiar su estrategia energética: no aprobar prospecciones en nuevos pozos de petróleo, ni la práctica del fracking, ni la ampliación de vida de centrales térmicas de carbón o nucleares, que promueven un modelo basado en las energías sucias. Debe volver a apoyar decididamente las energías renovables, aportando un marco legislativo estable que vuelva a atraer a los inversores. Así el país podrá completar la revolución renovable que llegó a liderar y quedó bloqueada con la actual reforma energética.

• Estados Unidos (EEUU) puede y debe hacer más en el plano nacional: el escenario de Revolución Energética de Greenpeace muestra que las reducciones de emisiones de las centrales eléctricas de Estados Unidos podrían ser cuatro veces mayores que las propuestas por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EEUU.

• China debe presentar el compromiso de retirar progresivamente el carbón de su mix energético (véase informe Carbón en China).

• Los países con capacidad para hacerlo, deben garantizar el aporte total de 15.000 millones de dólares para el Fondo Verde para el Clima en 2015 y proponer vías para cumplir su compromiso de aumentar esta cantidad hasta los 100.000 millones para 2020.

Añadir un comentario