panorama

Este es el decálogo de las Renovables Responsables

0
La organización conservacionista SEO/BirdLife y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) celebraron ayer las "primeras jornadas por unas renovables responsables, social y ambientalmente", evento multiparte organizado con el objetivo de construir "consensos que faciliten una transición ecológica respetuosa con la biodiversidad y aliada del reequilibrio territorial". Ha abierto el encuentro la ministra Ribera, que ha reconocido que "probablemente haya alrededor de diez veces más proyectos gestionándose, o por lo menos impulsándose, o anunciándose, de lo que se estima sería razonable para cumplir nuestros objetivos en materia de energías renovables en el año 2030".
Este es el decálogo de las Renovables Responsables

Las jornadas, que han sido inauguradas por la vicepresidenta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, han repasado a lo largo de seis mesas redondas, con una treintena de participantes, cuestiones que van desde las necesidades normativas, en todos los niveles de la administración, a cómo canalizar la participación activa de la sociedad en la construcción del nuevo modelo energético, pasando por las oportunidades que abre la investigación, en todos sus ámbitos, para garantizar un despliegue renovable responsable. De la envergadura de este reto (el encaje de la  nueva potencia renovable en el territorio) ha dejado testimonio la ministra Ribera en una frase que ha enunciado no más comenzar su intervención. 

Teresa Ribera, ministra para la Transición Energética y el Reto Demográfico
«En este momento, probablemente haya alrededor de diez veces más proyectos eventualmente gestionándose, o por lo menos impulsándose, o anunciándose, de lo que se estima sería razonable para cumplir nuestros objetivos en materia de energías renovables en el año 2030. Para nosotros esos objetivos para el año 2030 son fundamentales. Es aquello que se considera el mínimo imprescindible para poder garantizar no solamente que cumplimos nuestros objetivos de manera formal, también que lo hacemos de manera responsable para con nosotros y para con nuestros hijos»

Una vez señalado el contexto, la ministra ha enunciado la idea fuerza: con ahorro, eficiencia, autoconsumo y comunidades energéticas locales España no va a alcanzar sus Objetivos 2030. Sintetizamos a continuación esa parte de su discurso.

«Sabemos que la biodiversidad española y nuestros recursos, incluidos suelos, agua, PIB, actividades económicas, son particularmente frágiles.

«Las cuentas hay que hacerlas bien. Tenemos que apurar, y por eso hemos empezado por ahí, todo el potencial de utilización de aquellos espacios ya antropizados: las cubiertas, los polígonos industriales.

«Sabemos que el autoconsumo y las comunidades energéticas locales valen para generar un impacto relevante en el sistema energético. Pero no vale para descarbonizar el conjunto del sistema energético. Esto es importante señalarlo: la dimensión del desafío. Incluso apurando al máximo y apuntando a un objetivo enormemente ambicioso en materia de eficiencia energética es muy difícil que podamos pensar que nos basta solo con autoconsumo y con las comunidades energéticas locales.

«Necesitamos algunas plantas de tamaño industrial. Y podremos analizar si deben ser más grandes o pequeñas, dónde se ubican. Pero tampoco podemos hacernos trampas en el solitario, ni engañarnos pensando que con decir aquello de solamente empecemos con el autoconsumo, que ya veremos dentro de unos años qué hacemos con lo demás, cumpliremos con los objetivos. No es verdad. Es muy importante hacer las cosas con honestidad. Y esto no es verdad.

«Y esto no significa que solo puedan participar los grandes clásicos. Creo que afortunadamente hoy contamos con emprendimientos diferentes y de tamaño diferente y con procedencias diferentes. Sí significa que tenemos que ser exigentes respecto a quién, cómo, dónde, con arreglo a qué criterios de participación, solvencia ambiental, solvencia social estamos actuando»

Conclusiones
El investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), Mario Díaz, y la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, han presentado, en nombre del comité organizador de las jornadas, unas breves conclusiones, reflejadas en dos textos: un decálogo para unas renovables responsables (que detallamos a continuación) y una serie de recomendaciones sobre zonas que deberían ser prioritarias para el desarrollo renovable y zonas que deberían quedar excluidas (*enlazamos a pie de página).

Este es el decálogo de las Renovables Responsables
1. La transición energética es urgente ante un escenario de emergencia climática planetaria. Y más, en países vulnerables como España. Las energías renovables (eólica y solar, fundamentalmente) jugarán un papel importante a corto y medio plazo, dado su grado de madurez tecnológico. Sin olvidar el ahorro y la eficiencia. La energía más sostenible es la que ni se produce, ni se consume.

2. La transición energética debe ser modélica en tiempo y forma. No basta un simple trasvase de fuentes energéticas fósiles a fuentes renovables. Se requiere un cambio de modelo social, territorial y económico profundo, que Será posible con: investigación, planificación, regulación y diálogo. Los aspectos sociales y ambientales deben incorporarse plenamente en la planificación del despliegue de las renovables a corto y medio plazoy, al mismo tiempo, es crucial la investigación a medio y largo plazo sobre nuevas fuentes de energía limpia y modelos de consumo alternativos y de futuro, que reduzcan de forma drástica la demanda y con ello, la necesidad de incrementar la potencia instalada.

3. Una gestión política responsable debe incluir en la discusión a todos los actores implicados y ofrecer reglas claras tendentes a minimizar el impacto ambiental y maximizar el beneficio social.

4. La reflexión sobre el dónde y el cuánto es decisiva para garantizar la sostenibilidad de la transición energética. El desarrollo de las renovables debe respetar el patrimonio natural y la biodiversidad en todas las fases de su vida útil, incluyendo su desmantelamiento. Para ello, es esencial una planificación territorial vinculante, que garantice la exclusión de las áreas de alto valor y priorice la ocupación de espacios ya degradados y antropizados. Asimismo, se debe extender el uso de buenas prácticas ambientales y sociales por parte de los promotores. Se necesitan también estrategias que primen el ahorro energético y la generación distribuida, frente al actual modelo centralizado en grandes instalaciones lejos de los grandes núcleos de población.

5. La investigación sobre nuevas fuentes, modos de uso, ahorro energético y conservación de la biodiversidad es en la actualidad un campo de oportunidades abierto y de desarrollo dinámico. La evaluación continua de los avances en ciencia es esencial a corto, medio y largo plazo. En España hay grupos punteros que pueden generar ideas innovadoras.

6. El proceso debe ser transparente. La sociedad civil debe conocer cómo se está organizando y planificando el despliegue de estas energías en el conjunto del territorio español, así como en qué estado de la tramitación se encuentran la totalidad de las iniciativas y qué potencia representan sobre el objetivo a cumplir establecido en el PNIEC 2021-2023. Sin transparencia el rechazo social puede frenar el ritmo de la transición energética sostenible y resiliente que la sociedad necesita.

7. La transición energética no debe dejar a nadie atrás y debe ser justa con las zonas afectadas por la descarbonización. Del mismo modo, acabar con la pobreza energética es central en las democracias contemporáneas. Promover un acceso justo y equitativo a estas tecnologías es un reto social a conseguir.

8. La transición energética será modélica si alcanza a todo el sistema energético. Además, el proceso de planificación debe tener presente también el futuro. De ahí que, reversibilidad, flexibilidad, mejora del conocimiento y seguimiento del impacto real sean claves en todo el sistema energético.

9. La transición energética debe ir más allá de la mera producción de energía renovable. Estas tecnologías no sólo modifican los paisajes físicos y biológicos, sino también los paisajes económicos, industriales, e incluso los emocionales. Deben ser pensadas no sólo como agentes generadores de energía, sino como promotores de espacios de gestión diversos y descentralizados que pueden dar lugar a nuevas ruralidades más resilientes. Así, pueden contribuir a poner freno al proceso de despoblamiento del medio rural y promover la creación de empleo auténticamente verde y de calidad.

10. La transición energética es cosa de todos. No podemos delegarla o reducirla a las necesarias iniciativas de las empresas energéticas. La ciencia debe avanzar y la sociedad en su conjunto debe ser un actor principal -informado y formado- del cambio de modelo energético, lo que se traducirá en una reconfiguración de la demanda hacia modelos más sostenibles y de menor consumo. La democratización del nuevo modelo energético es la única garantía de éxito real.

* Recomendaciones SEO/CSIC

Artículos relacionados
Reivindicar una moratoria de renovables es renunciar a una década

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).