panorama

España respalda el "nuevo rumbo" pro descarbonización de la Agencia Internacional de la Energía

5
La AIE ha celebrado hoy en París una Reunión Ministerial en la que ha participado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Durante su intervención en la Sesión Plenaria de la Reunión Ministerial, que se celebra al objeto de aprobar la nueva orientación estratégica de la Asociación, Ribera ha expuesto sus prioridades (empezando por “abordar el Efecto Contagio de los precios del gas a los de la electricidad”) y ha insistido en "canalizar masivamente los fondos hacia las fuentes de energías renovables” y en aumentar la seguridad energética, no solo desde la perspectiva de la continuidad del suministro, sino también desde la asequibilidad y la sostenibilidad. [Foto de grupo].
España respalda el "nuevo rumbo" pro descarbonización de la Agencia Internacional de la Energía

España se ha incorporado hoy al Programa de Transiciones de Energía Limpia de la AIE, una herramienta de la organización para acelerar el proceso de descarbonización en países emergentes, sobre todo de África, Latinoamérica y el Sudeste de Asia. La ministra Ribera ha destacado que se trata de una iniciativa “que trae prosperidad y desarrollo, y aumenta la seguridad de suministro y el compromiso internacional. La situación es particularmente desafiante, pero necesitamos trabajar en acelerar el proceso de transición energética y la implantación de soluciones asequibles y seguras, basadas en renovables, eficiencia energética y la electrificación de las economías”. Tras la incorporación de España, el Programa lo integran Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Japón, Holanda, España, Suecia, Suiza, EEUU y la Comisión Europea en representación de toda la UE. Las partes han manifestado su intención de habilitar un fondo de 20 millones de euros anuales para financiar las actividades del Programa.

La vicepresidenta del Gobierno de España ha aprovechado la cita de París para mantener varios encuentros bilaterales con sus homólogos de países como Ucrania, con el que ha tratado las necesidades del país para hacer frente a los efectos de la invasión y los desafíos energéticos de la UE, además de otros con los representantes de Francia, Italia, Grecia, Portugal, Reino Unido o Chile.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha difundido esta tarde un comunicado de valoración de la Reunión Ministerial de la AIE, que se celebra en París para aprobar la nueva orientación estratégica de la organización. En ese comunicado, el Ministerio que dirige Ribera destaca su respaldo al "nuevo rumbo" que toma la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que adopta un pilar orientado a la descarbonización del sistema energético mundial. “Es momento de agilizar la transformación del modelo energético, aprovechar sus grandes oportunidades económicas y sus ventajas ambientales, a la par que solucionamos nuestros problemas de seguridad energética”, ha declarado al respecto Teresa Ribera.

La vicepresidenta ha hecho alusión así mismo, en la Sesión Plenaria de la Reunión, a las barreras que obstaculizan el despliegue de nueva potencia renovable: “tenemos que levantar las barreras que impiden el despliegue de tecnologías asequibles, seguras y sostenibles para alcanzar los objetivos climáticos establecidos por el Tratado de París”, ha dicho. La vicepresidenta ha dedicado buena parte de su intervención a la necesidad de garantizar la seguridad de suministro “en una situación extremadamente difícil y peligrosa, derivada de un repunte sin precedentes de los precios de la energía, combinado con graves acontecimientos geopolíticos”, en alusión al conflicto en Ucrania y su impacto sobre los mercados energéticos internacionales.

La vicepresidenta ha abogado por afrontar la situación con medidas para aumentar la seguridad energética, no solo desde la perspectiva de la continuidad del suministro, sino también desde la asequibilidad y la sostenibilidad. “Si no somos capaces de garantizar una energía segura, asequible y sostenible, estamos fallando en nuestro mandato, poniendo en peligro la recuperación post crisis y nuestras ambiciones de alcanzar las emisiones cero”, ha recalcado.

Ribera ha expuesto sus prioridades actuales, empezando por “abordar el Efecto Contagio de los precios del gas a los de la electricidad” o la reducción de la demanda europea de suministros rusos, con particular incidencia en el comercio internacional de gas natural licuado y la optimización de las infraestructuras de almacenamiento en la UE.

Ha concluido su intervención subrayando que más allá de la actual coyuntura de crisis, “no debemos olvidar nuestras prioridades: canalizar masivamente los fondos hacia las fuentes de energías renovables, dejando atrás todos los combustibles fósiles y la dependencia energética”.

Artículos relacionados
Energy Watch Group acusa a la AIE de falsear sus informes sobre renovables

Energy Watch vuelve a denunciar los informes "engañosos" de la Agencia Internacional de la Energía

La Agencia Internacional de la Energía ningunea a las renovables en sus pronósticos

Añadir un comentario
Miguel
Rosendo, una cosa es tener un objetivo de descarbonización a largo plazo y otro es precipitarse y desmantelar los sistemas de respaldo y equilibrio de la red eléctrica cuando aún te son necesarios, y menos antes de tener otras alternativas desarrolladas. En España y otros países de Europa se han confundido o mezclado ambos conceptos.
Como ya te he dicho en el mensaje anterior, el hecho de que un país esté más o menos descarbonizado (salvo que sea el 100%) no te garantiza librarte del problema. Por mucho esfuerzo que hubiese hecho España, no hubiese llegado al nivel de descarbonización de Francia, que es del 92-95% en su sistema eléctrico y Francia también se ha metido en un callejón por una estrategia equivocada igual a la de España.
El problema es la estrategia. Descarbonizar es un objetivo que no significa que tengas que precipitarte y desmantelar deprisa y corriendo las centrales térmicas poniendo en peligro a sus ciudadanos. Alemania cerró algunas centrales de carbón, pero no las desmanteló, las dejó en la reserva y las ha puesto en funcionamiento de nuevo. Dinamarca tampoco ha cerrado las centrales de carbón a pesar de tener mucha potencia renovable y centrales de gas de respaldo.
rosendo
No te falta razón, Miguel. Pero sabes muy bien que hay que cumplir unos objetivos de descarbonización del sistema eléctrico a nivel europeo y la forma más rápida es apagando el carbón, que también es la forma más eficaz de luchar contra el cambio clímático. A lo que me refería con la relentización de instalación de nueva potencia renovable durante gobiernos del PP, es que ahora la dependencia del gas podía ser bastante menor si se hubiera impulsado la instalación de fotovoltaica y eólica en esos años..
Miguel
Estimado Rosendo, creo que usted no ha entendido nada.

Desde hace tres años llevo denunciando las graves consecuencias que iba a tener para España las decisiones que estaba tomando Teresa Ribera y el Gobierno de España, pues su estrategia era suicida con el desmantelamiento prematuro de las centrales de carbón que podían servir como plan B en caso de haber fallo en el suministro de gas o hubiese escalada de precios. El carbón es vital para mantener la estabilidad del precio del gas. Ella se empeñó en desmantelarlas lo antes posible, sin importarle las consecuencias.
Poco importa que un país tenga un nivel un poco mayor o un poco menor de despliegue de renovables, pues se trata de un fallo en la garantía de suministro por falta de un plan B como respaldo del sistema eléctrico que está generando un problema de estrangulamiento de precios del mercado eléctrico. Los países que están sufriendo este problema son los que lo fiaron todo a usar como respaldo para su sistema eléctrico únicamente al gas, sin tener otra alternativa, y por ello están en una situación crítica. Uno de ellos es España, pero también está Portugal, Italia y sorprendentemente hasta lo están sufriendo hasta Francia y Bégica, con su emporio nuclear. Todas estos países han cerrado casi todas o todas sus centrales de carbón. Francia es un caso curioso, pues cerró 6 GW de centrales de carbón y ahora se ve abocada a tener que usar las centrales de gas para completar su demanda eléctrica durante la época que se necesita calefacción, y con ello ha disparado sus precios en el mercado mayorista (que no minorista).

Países con un pequeño despliegue de renovables como Polonia, que no llega al 20%, es de los países que mejor están capeando el temporal (con precios de mercado que rondan los 100€ el MWh), pues se negaron en rotundo a depender del gas extranjero para suministro de su sistema eléctrico. Otros países que están llevando medianamente bien la situación son Alemania y Dinamarca. Alemania tiene centrales de biomasa, gas (que ahora suele tener detenidas) y de carbón. Raro es el día que no está generando 24 o 25 GW con carbón. Dinamarca, con un alto despliegue de renovables, tiene como respaldo centrales de biomasa, de gas y de carbón. Por supuesto, tiene arrancadas las centrales de carbón para garantizar su suministro eléctrico

Dice usted que le PP tendrá alguna culpa, Hasta donde yo sé el último ministro del PP se negó a cerrar las centrales de carbón porque le daban garantía de suministro y estabilidad de precios, cosa que el gas, reconoció públicamente, no le daba. Eso le llevó a un duro enfrentamiento con Galán, Presidente de Iberdrola, que pretendía cerrar sus centrales de carbón. Lógicamente a Iberdrola pocos beneficios le daban esas centrales, pues entraban en operación muy pocas horas al año y sí le daba una mala imagen de contaminador, pero el Gobierno entendía que eran importantes para garantizar el suministro eléctrico y precios de la electricidad estables y moderados.

Permítame pues, que en posesión de mi libertad como ciudadano, y llevando avisando 3 años de las graves consecuencias que iban a acarrear para España algunas decisiones de esta ministra o Gobierno, pues ahora pueda pedir la dimisión de la ministra de energía por sus decisiones desacertadas que han dado lugar a esta situación caótica en el país.
rosendo
Si, claro... Los gobiernos del PP que demonizaron las energías renovables y paralizaron su desarrollo durante unos cuantos años, no tienen ninguna culpa. Ahora quieres que en tres años arregle todo el desaguisado. Además España no es de los países más dependientes del gas para su generación eléctrica. Parece que tus comentarios van siempre en la misma dirección... Ya llego a sospechar si no serás también amigo de Putin, como los camioneros que no atienden a razonar y su principal objetivo es desgastar al Gobierno aún a costa de arruinar a España.
Miguel
La AIE (Agencia Internacional de la Energía) hace unos años que anda un poco desorientada. Quién lo diría de una organización que arrancó allá por los años 70 del siglo pasado con unos objetivos claros. El primero de sus objetivos es velar por la seguridad energética de los países que pertenecen a su organización, y desde hace unos años parece ser que ese factor pasó a un segundo o tercer plano. Ahora llegan las consecuencias.

Varios países de Europa, entre los que se encuentra España, desde hace dos años iban camino de meterse en graves problemas de suministro energético, pues en el caso concreto de España, Teresa Ribera pasó "olímpicamente" de tener un plan sólido de seguridad energética para el sistema eléctrico. Se la jugó toda a una carta en una estrategia suicida, confiándolo todo en la garantía de suministro de gas barato. Algo absurdo, porque se sabía de sobra y de más que el mercado del gas es muy frágil y al mínimo problema o conflicto geopolítico, el mercado tiene mucha volatilidad, y la AIE estaba aplaudiendo mientras España y otros países se metían en un callejón peligroso. Ahora la AIE dice que los ciudadanos españoles deben hacer todo lo posible por no gastar energía porque hay graves carencias de suministro energético, y Teresa Ribera se abraza a esa medida

Hace ya más de un año que se habían observado graves problemas estructurales en el sistema eléctrico español por el suministro de gas con metaneros, y Teresa Ribera se puso la venda en los ojos, negó la realidad, y continuó con su plan de apostar todo la garantía del sistema eléctrico al gas. Ahora andan como "pollos sin cabeza" dando bandazos y buscando alguien a quién culpar de sus propios errores

Eso sí, que aquí no dimita nadie, que la culpa la tienen los demás.
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).