panorama

El pionero de la fotovoltaica en España, Antonio Luque, escribe sobre piratas

0
Antonio Luque, uno de los más importantes científicos ligados a las renovables en España, de personalidad multifacética y autor de varios libros y centenares de artículos científicos, ha encontrado, por fin, hueco para terminar y publicar su primera obra de ficción: “Tras el Cerco del Peñón: Los Manuscritos de la Habana”. Una novela fascinante que gira entorno a la toma del peñón de Vélez de Gomera por parte de los españoles, repleta de acción, espías, intrigas palaciegas, combates navales…
El pionero de la fotovoltaica en España, Antonio Luque, escribe sobre piratas

Antonio Luque comenzó a escribir hace muchos años esta novela y por fin ha podido concluirla. “Tras el Cerco del Peñón: Los Manuscritos de la Habana” surge a raíz del hallazgo por parte del autor en La Habana, en los años 80 del pasado siglo, de 28 cartas que relatan sucesos en los que está envuelta la familia Enrile: padre e hijo, con una trama que gira en torno a la toma definitiva por los españoles, arrebatándoselo a los turcos, del Peñón de Vélez de Gomera en la costa de Marruecos, entonces de gran importancia estratégica. Su posesión por España desterró un serio riesgo de que nuestro rico comercio con las Indias quedara gravemente amenazado por el poderoso imperio turco.

Estas cartas –que podrían ser auténticas o una falsificación posterior, como se inclina a creer el autor– revelan tramas de espionaje que sufrieron tanto Felipe II, Rey de España en aquel momento, como el Sultán otomano Solimán el Magnífico. En ellas hay acción, principalmente naval, y diplomacia, sobre todo en Turquía.  Aparecen héroes, renegados y un admirable antihéroe, Abrahem Taybily; un morisco que se abre camino en Berbería como musulmán militante, pese a no conocer el árabe, sólo el castellano.  Hay también espías, que engañaron a Felipe II y a la Inquisición Española, y que a la postre fueron desenmascarados. Y no faltan personajes históricos tan interesantes como el judío don José, que terminó convirtiéndose en duque de Naxos, o el futuro gran visir Mehemet Socoli. 



Ignacio Luque, su hijo y primer prologuista de la obra, explica que estamos, además, ante un relato  “escrito en un neo castellano antiguo que tan verdadero parece que uno se imagina leyéndolo en pergamino, sobre atril y a la luz del candil”. Y ante un estilo “cloak and dagger” de un Salgari o de Julio Verne en su Mathias Sandorf –tan queridos por el autor– que se disfruta tanto o más con su sensacional erudición, ya sea en materia de navegación, cosas de moros, juicios inquisitoriales, o tantas otras”. Todo ello acompañado por 17 ilustraciones con esquemas de naves, batallas y mapas

.

Otra diversión en su lectura está en los cameos de “fotovoltaicos”, pues Antonio Luque ha convertido en personajes de la novela a amigos y conocidos, empezando por el padre del protagonista y autor de varias de las cartas, Juan Enrile, Cónsul de la Universidad de Mercaderes de Sevilla, y que en la vida real fue, desde Abengoa, colaborador y amigo cercano de Luque en “la aventura de Isofotón”. 



“Tras el Cerco del Peñón: Los Manuscritos de la Habana” tiene 454 páginas y se puede adquirir en papel (20,90 €) o en versión electrónica (5€) a través de Amazon.

Añadir un comentario