movilidad

Velas de ala rígida para ayudar a que la industria naval ahorre hasta un 30% de combustible

0
La consultora británica de ingeniera naval BAR Technologies (BARTech) ha llegado a un acuerdo con la sueca Yara Marine Technologies, uno de los líderes en el desarrollo e implementación de tecnologías de reducción de emisiones en el sector marítimo, para ofrecer a los armadores una nueva forma de propulsión:  las WindWings, velas de ala maciza de hasta 45 metros de altura que aprovechan la fuerza del viento para ayudar a impulsar las grandes embarcaciones.

Velas de ala rígida para ayudar a que la industria naval ahorre hasta un 30% de combustible

La Organización Marítima Internacional se ha marcado la meta de reducir en un 30% las emisiones de CO2 de los barcos para 2030, de manera que el sector marítimo está sometido a una presión cada vez mayor para identificar rápidamente tecnologías que faciliten alcanzar dicho objetivo. Pero estas soluciones deben proporcionar, además, ahorros operativos significativos para ser adoptadas rápidamente por las empresas de transporte marítimo, que están soportando la presión a la baja de los ingresos.



La tecnología WindWings cumple con ambos requisitos: utiliza el viento como fuerza impulsora y ofrece una reducción de hasta el 30% en el consumo de combustible para grandes barcos, combinando la propulsión eóica con la optimización de la ruta. El producto está pensando, en principio, para petroleros y graneleros, pero los socios del proyectos van a desarrollar otras variantes para otros tipos de buques de gran tamaño. 



Estas nuevas velas de ala maciza, de hasta 45 metros de altura, están diseñadas para instalarse en la cubierta de los buques de carga y aprovechar el viento de forma óptima. Según los términos del acuerdo, Yara Marine las ofrecerá a los armadores de todo el mundo, gestionando, además, la cadena de valor completa del nuevo producto: adquisición, construcción, instalación, servicio y formación para el manejo de las WindWings. La primera de las velas se instalará en un buque comercial de la multinacional Cargill, cuya entrega está prevista para 2022.

Para facilitar el despliegue y llevar la nueva tecnología WindWings a la escena mundial, BAR Technologies, Cargill y otros socios del proyecto mantienen un diálogo regular con la sociedad de clasificación DNV, y ya han pasado los controles de los talleres Hazard con el fin de demostrar la seguridad y la eficacia de este nuevo producto.


De acuerdo con Jan Dieleman, presidente de Transporte Marítimo de Cargill, "la propulsión eólica es cada vez más importante por su elevado potencial de ahorro energético y porque funciona bien en cualquier combinación con otros dispositivos y combustibles. WindWings es una solución novedosa que constituye una gran adición a nuestro conjunto de herramientas y, a través de nuestra asociación, aportaremos soluciones eólicas a medida a los clientes que buscan activamente reducir las emisiones de CO2 de su cadena de suministro".



Añadir un comentario