los editoriales de er

Más energías renovables y más energía de la gente

0
Más energías renovables y más energía de la gente

Van pasando los años y lo que imaginamos hace un cuarto de siglo, cuando empezábamos a darle forma a esta revista, se está haciendo realidad. Hoy hay 3.000 veces más energía solar fotovoltaica que entonces. Y la eólica se ha multiplicado por 30. El mes pasado, las renovables aportaron el 60,3% de la electricidad generada en España, “la mayor cuota en el mix nacional desde que se cuenta con registros”, apunta Red Eléctrica. Y en el cómputo anual, las energías limpias cerrarán 2023 con una aportación superior al 50%. Está pasando lo que pensábamos que pasaría: las renovables van ganando.

Y esa es una buena noticia. No solo por los beneficios que las renovables llevan en su ADN y que podemos ver y disfrutar todos: son energías limpias, autóctonas y baratas. Es evidente que las tres características tienen matices, nunca los hemos negado. Pero es igual de evidente que son mucho más limpias, más autóctonas y más baratas que las llamadas tecnologías convencionales.

Hay un detalle más que define a las renovables, y que encierra una capacidad disruptiva extraordinaria. Su implantación progresiva y la reducción de costes –singularmente los de la fotovoltaica– han propiciado que cualquier empresa, cualquier ciudadano, cualquier comunidad energética pueda instalar su propio sistema de autoconsumo y comenzar a recortar los hilos que nos han atado históricamente a los señores de la energía. Esos que decidían qué se quemaba, dónde, y a qué precio. Esos que siguen poniendo palos en las ruedas para que el autoconsumo colectivo no despegue (lo dice la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, CNMC). Y todo eso lo pueden hacer las renovables porque, además de limpias, autóctonas y baratas, son también la energía de la gente.

No será fácil. Dejar atrás el modelo basado en los combustibles fósiles y la nuclear es pretender arrebatarle el timón a los poderosos con mayúsculas. Basta ver lo que ha pasado en la COP28 de Dubái. Y en todo caso, el carbón, el petróleo y el gas pasarán a la historia porque seguir explotándolos será cada día más ruinoso comparado con las renovables. Hablo de ruina económica, que es la que mejor entienden. Por eso las grandes compañías eléctricas (las petroleras siguen básicamente enganchadas al fósil) están volcadas de lleno con la transición energética.

El siguiente paso es decirle a las empresas del viejo modelo energético que nos parece fenomenal que ahora apuesten por las renovables, pero que queremos hacerlas nosotros. El nuevo Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que hay que enviar a Bruselas en junio de 2024, pretende alcanzar 19 GW de autoconsumo en 2030, lo que supone pasar de una potencia instalada hoy del 4% sobre el total del parque de generación, a un 9% en 2030. Sí, es más del doble. Pero es que mientras tanto, las grandes plantas fotovoltaicas también van a crecer más del doble en comparación con sus números actuales: del 17% al 35,6% del mix. Es decir, por cada megavatio de autoconsumo en 2030 habrá cuatro megavatios en grandes plantas fotovoltaicas.

¿No queríamos poner al consumidor en el centro? ¿No sabemos que la energía más barata es la que se consume in situ, sin necesidad de transportarla de un sitio a otro? ¿No se podría dar prioridad a los autoconsumos con almacenamiento y ganar flexibilidad del lado de la demanda? Las respuestas están claras. Pero ¿quién hace las grandes plantas? ¿Quién gana y quién pierde si el autoconsumo, a todos los niveles y tamaños, se convierte algún día en el estándar del nuevo modelo?

No será fácil pero es posible. Y hay que seguir avanzando en este sentido para que ganen las renovables –ya lo están haciendo– y para que gane la gente. Porque las renovables son la energía de la gente.

¡Felices fiestas y feliz 2024!

Luis Merino
lmerino@energias-renovables.com

Añadir un comentario

Comentarios

Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).