fotovoltaica

UNEF cierra su Foro Solar con un mensaje nítido: "el sector está preparado"

0
La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) clausuró ayer la quinta edición de su ya tradicional Foro Solar, un encuentro que ha reunido en Madrid, durante dos jornadas, a más de 600 profesionales del sector, más que en ninguna otra edición. Según UNEF, "el éxito de celebración del V Foro Solar ha demostrado que el sector está preparado para desarrollar los proyectos fotovoltaicos necesarios para alcanzar los objetivos de renovables previstos por el Gobierno, tanto vía PPAs o acuerdos bilaterales de compra-venta de energía, como a través de subastas energéticas".
UNEF cierra su Foro Solar con un mensaje nítido: "el sector está preparado"

Dos jornadas (mañana y tarde), trece paneles de expertos, más de medio centenar de ponentes y seiscientos profesionales acreditados. El V Foro Solar de UNEF ha suscitado más expectación que nunca, animado sin duda por la reciente derogación del impuesto al Sol y la inminente aprobación de la Directiva europea de Energías Renovables, una norma que establece como objetivo el que al menos el 32% de la demanda energética del Viejo Continente en el año 2030 sea satisfecho con energía procedente de fuentes renovables, lo que abre un mercado más que interesante para el sector. En ese marco, en fin, el Foro Solar de UNEF ha atraído la atención de los primeros espadas de la política energética española y europea. A saber, el comisario de Acción por el Clima y Energía de la Unión Europea, Miguel Arias Cañete; el redactor principal de la directiva europea de Energías Renovables, José Blanco; el secretario de estado de Energía, José Domínguez Abascal; el director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), Joan Herrera; y el recién nombrado director del área de Energías Renovables del IDAE, Joan Groizard. Solo ha faltado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que se cayó del cartel en el último minuto.

La ausencia no ha deslucido el cartel, porque todos los demás sí que han pasado por el Foro, que organizó un cocktail el martes por la noche por el que desfilaron muchos de los mencionados y, así mismo, por poner un par de ejemplos, el presidente de Enresa, José Luis Navarro; o el director general de la Asociación Empresarial Eólica, Juan Virgilio Márquez, lo que da fe del interés que ha suscitado el evento, más allá incluso de territorio estrictamente fotovoltaico (FV). El motivo es bien sencillo. Y se dice "expectativas". O "expectación". Porque el año pasado fueron adjudicados en subasta 3.900 megavatios FV que han de estar instalados antes de 2020, lo que está imprimiento un frenesí brutal al sector (para lo bueno y para lo malo), y porque el nuevo gobierno ha anunciado -concretamente la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y concretamente en sede parlamentaria- que, para cumplir con los objetivos energéticos y con los ambientales derivados del Acuerdo de París, y en aras a modernizar "todo nuestro sistema económico y energético, debemos facilitar la inclusión en el sistema eléctrico de alrededor de 6.000, 7.000 megavatios de potencia renovable al año de aquí a 2030. Este es un primer paso crítico". El discurso de la ministra ha sido trasladado al Foro por su segundo de a bordo, Domínguez Abascal, que ha hablado concretamente de entre 50.000 y 60.000 megavatios de nueva potencia renovable para ese horizonte, lo cual ha agradado muy mucho en el Foro.

El lema
El evento se ha celebrado en esta edición bajo el lema «La fotovoltaica, hacia el liderazgo de la transición energética», un lema que revela el estado de gracia (y expectación) que vive el sector, paralizado durante casi diez años y frenético en estas fechas. El Foro ha recogido esa expectación y ha servido para debatir las cuestiones más importantes que afectan al presente y futuro del sector en España: la política energética, el autoconsumo, la digitalización y los nuevos modelos de negocio fotovoltaico, el almacenamiento, la financiación y las novedades tecnológicas. El secretario de estado de Energía, José Domínguez Abascal, ha sido el encargado de oficializar la apertura del Foro. Abascal ha comenzado diciendo que, en 2017, la energía solar ha aportado más potencia neta en el mundo (98 gigavatios) que todas las nuevas instalaciones de combustión de fósiles. Respecto al objetivo de renovables, el secretario de estado ha señalado que el Gobierno de Sánchez quiere más renovables (35%) para el año 2030 que la propia Unión Europea (que ha establecido como objetivo para ese año el 32%). Abascal ha apuntado además que la energía solar está llamada a llevarse más de la mitad de esos entre 50.000 y 60.000 megavatios arriba mencionados. El secretario de estado ha hablado de inversiones renovables por valor de 70.000 millones de euros: “España -ha dicho- tiene una oportunidad como nunca en la historia".

Optimismo
El comisario de Acción por el Clima y Energía de la Unión Europea, Miguel Arias Cañete, también se ha mostrado optimista. Arias Cañete, que ha felicitado públicamente a José Blanco por su trabajo en la redacción de la directiva de Energías Renovables, han insistido además en “la necesidad de acelerar el proceso de transición energética hacia energías limpias, para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París en materia de medio ambiente, donde la energía fotovoltaica juega un rol relevante”. Al respecto, el comisario ha destacado la necesidad de contar con “un mercado integrado más competitivo, además de un marco regulatorio estable y de ayudas a las renovables transparente y sin cambios” (lo que se ha entendido como una crítica velada a la política retroactiva ejecutada por el Gobierno Rajoy durante los últimos años). Por lo demás, el comisario Cañete ha señalado que “se precisa de una gobernanza donde exista coordinación y donde cada estado miembro ponga sobre la mesa medidas concretas” y ha hecho especial hincapié en “la necesidad de solventar la interconexión de redes eléctricas entre países de Europa y de definir una estrategia europea de almacenamiento”. El titular de Acción por el Clima y Energía de la Comisión Europea ha hablado por fin de los almacenes de gas y “de los bombeos reversibles, que tan queridos son para el secretario de Estado de Energía”, ha dicho.

El alma mater de la directiva de Energías Renovables
José Blanco, eurodiputado del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, puso el foco en el cambio de modelo energético que supone la nueva directiva europea de renovables, que establece el derecho al autoconsumo, “a producir, vender a precio de mercado, almacenar y compartir energía”, además de facilitar la tramitación administrativa. Además, recordó que la penetración de renovables fijada en el mix energético en España supondrá “reducir nuestras emisiones de gases efecto invernadero en un 40% para 2030”. Blanco ha agradecido desde el estrado al director general de la Unión Española Fotovoltaica, José Donoso, su ayuda y asesoría en los trabajos de redacción de la directiva.

Mesas
El V Foro Solar ha programado, entre sus trece paneles de ponentes, uno estrictamente político. En él han estado representados los cuatro grandes partidos del arco parlamentario: PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos. La secretaria de Cambio Climático y Sostenibilidad del PSOE, Pilar Lucio, ha destacado la importancia del Real Decreto-ley (RDL) 15/2018, que elimina el conocido como impuesto al Sol y "supone una gran concreción en políticas de transición energética, políticas que han sido bloqueadas en los últimos años". La diputada ha recordado que el Congreso está ahora preparado una Ley de Autoconsumo que recoge y concreta lo perfilado en el RDL, y ha alertado sobre cierto riesgo: "hay propuestas de enmiendas que quieren ir hacia atrás”. Lucio ha asegurado en todo caso que "no se va a tocar nada que suponga un retroceso a lo ya aprobado". La diputada ha dicho por otro lado que la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que está preparando el Ministerio debe servir para cumplir los objetivos del Acuerdo de París en materia de reducción de emisiones, eficiencia energética, movilidad eléctrica y electrificación de la economía. Lucio ha apostado por una ley que “aporte al sector seguridad jurídica, financiera y previsibilidad”.

Guillermo Mariscal, diputado del Partido Popular, ha caminado sobre el alambre, en casi perfecto equilibrio. Elegante, sereno. Mostrando músculo allí donde era posible y transitando con cuidado los territorios más cenagosos de la reciente política energética popular. El congresista ha destacado por ejemplo la lucha contra el déficit de tarifa -que ha valorado como un éxito- y, sobre todo, la subasta fotovoltaica que convocó el Gobierno Rajoy el año pasado y que va a atraer, ha dicho, la mayor inversión en FV jamás vista en España (Mariscal ha hablado de 3.500 millones de euros). El problema ha llegado en el turno de las preguntas. Una promotora fotovoltaica le ha formulado una, desde la incertidumbre política en la que estamos inmersos: si vuelve el PP -ha venido a plantear la preguntante desde la platea-, ¿volverán ustedes a las andadas? Mariscal ha emprendido entonces un entretenido circunloquio -elegante pero sin destino- que probablemente no ha satisfecho a casi nadie, pero que sin duda ha dejado fría a la persona que había planteado la cuestión. Esta ha vuelto a solicitar el micrófono y ha vuelto a insistir: ¿volverá la política energética PP, sí o no?, ha venido a decir, aludiendo tanto a la retroactividad sufrida por los inversores FV, como al autoconsumo.

"Hay que tener en cuenta las dificultades que podemos tener o no si no hacemos un cálculo sensato de ese desarrollo", ha contestado Mariscal, refiriéndose al desarrollo de los miles de megavatios que propone el Gobierno Sánchez y/o el autoconsumo

El diputado de En Comú Podem Josep Vendrell, que ha acudido en representación del Grupo Parlamentario Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, ha planteado un discurso de calado político: "la transición energética debe ser una oportunidad para cambiar el modelo productivo, y esa transición, justa, y que debe servir para generar empleo, debe conducirnos a una economía circular". Vendrell ha hablado también de la ley de cambio climático y transición energética que está perfilándose actualmente en el Ministerio: "esa ley -ha dicho- no puede ser una ley solo de objetivos climáticos, tiene que ser una ley de reforma del mercado eléctrico". El diputado catalán considera por otro lado imprescindible reforzar los mecanismos de participación de la ciudadanía en esa transición y, en esa onda, ha destacado el papel que ha desempeñado la sociedad civil en la derogación del impuesto al Sol: "si la sociedad no hubiese empujado -ha asegurado-, probablemente no tendríamos una regulación del autoconsumo como la que ahora tenemos". Vendrell propone una transición hacia "un modelo totalmente renovable" en la que haya actores de muy diversa condición: ha hablado de la generación distribuida, del autoconsumo compartido, y del papel que deben desempeñar en ese tránsito las pequeñas y medianas empresas.

La cuarta protagonista del panel político de UNEF ha sido Ana Rodríguez, representante de Ciudadanos, que ha destacado que “el acuerdo [en materia de lo legislativo] pasa por la necesidad de profundizar en el diálogo entre expertos y reguladores para, posteriormente, concretar unas medidas basadas en un diagnóstico certero, riguroso y eficaz”. La portavoz de Ciudadanos, única de entre los cuatro ponentes no procedente del Congreso de los Diputados (Rodríguez es diputada autonómica en Madrid) ha pronunciado un discurso formalmente impecable: hay que reformular el modelo impositivo; hay que revisar la factura "y que vaya a los Presupuestos Generales del Estado lo que tenga que ir"; hay que alcanzar un "gran acuerdo político en materia de transición energética"; hay que situar al consumidor en el eje de esa transición; somos partidarios del autoconsumo (léase sobre el particular); hay que mejorar las redes; hay que reforzar la seguridad jurídica; la energía más limpia es la que no se consume, etcétera, etc.

Añadir un comentario