fotovoltaica

1
El PP ha vetado en dos ocasiones, a lo largo de los últimos meses, el debate parlamentario sobre el autoconsumo. En la segunda ocasión, además, contó con el apoyo de Ciudadanos. El partido naranja pudo levantar el veto del PP en la Mesa del Congreso, donde los 2 diputados del PSOE, los 2 de Unidos Podemos y los 2 de Ciudadanos sumaban holgada mayoría, pero no lo hizo y, sorprendentemente, dio luz verde al veto del PP, que tiene 3 diputados en esa Mesa. ¿Resultado? 5 votos a 4. O sea, «no» a debatir el autoconsumo en el Parlamento.
Melissa pierde la partida del autoconsumo en Canarias

Lo contábamos así hace unas semanas: "ni PSOE, ni Unidos Podemos, ni Compromís, ni el Partit Demòcrata Català (antes Convergència i Unió), ni el Partido Nacionalista Vasco, ni Esquerra Republicana de Catalunya, ni Unión del Pueblo Navarro, ni Nueva Canarias, ni Coalición Canaria... Ciudadanos (Cs) firmó primero -con todos esos partidos- una Proposición de Ley de Autoconsumo (que registró en las Cortes); y vetó después esa proposición (junto al Partido Popular, en la Mesa del Congreso), lo cual ha impedido que sea tramitada en el Parlamento. Pues bien, ahora, el partido de Albert Rivera dice que ha abierto una mesa de negociación con el Gobierno para desbloquear este asunto. Eso sí, en esa mesa no estarán ni PSOE, ni Unidos Podemos, ni Compromís, ni el PNV, ni Nueva Canarias...".

Así lo contábamos, allá por el mes de marzo, y así ha sido
Primero vetamos... y luego decimos que abrimos una mesa de negociación a dos bandas: Partido Popular y Ciudadanos. "Hemos abierto una mesa de negociación con el Gobierno para desbloquear el autoconsumo". En esos términos se manifestaba el 22 de marzo pasado Melisa Rodríguez, la portavoz de Energía del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, horas después de respaldar el veto del PP. Rodríguez considera -explicaba el partido de Rivera en una escueta nota de prensa- que "la única manera de eliminar las trabas al autoconsumo es negociar la ley de Ciudadanos" (la propuesta que había hecho Cs). Eso sí, la negociación será a dos bandas: Partido Popular y Ciudadanos. Sin luz ni taquígrafos. Ni PSOE, ni Unidos Podemos, ni Compromís, ni En Comú Podem, ni el PNV, ni Esquerra, ni Unión del Pueblo Navarro...

Ningún representante de esas formaciones políticas ha sido invitado a esa mesa. Y no lo ha sido a pesar de que son, todos ellos, partidos que firmaron con Ciudadanos el "Acuerdo de compromiso para el desarrollo del autoconsumo eléctrico" de febrero de 2016, y/o partidos que han presentado por registro en el Congreso, junto a la formación que lidera Albert Rivera, la "Proposición de Ley para el Fomento del Autoconsumo Eléctrico" de enero de 2017 (la que el grupo de Rivera se ha auto-vetado). De momento, nada se sabe en todo caso de la Mesa fantasma. Ni de su existencia, ni de sus integrantes, ni de sus avances (si es que ya ha habido alguna reunión). Si lo que pretendía Ciudadanos es apuntarse un tanto desencallando -ellos solos contra el PP- la negociación... pues han perdido. Por lo menos en Canarias.

Sí, derrota en Canarias...
... Porque Rivera, Melissa Rodríguez y compañía le han dado el «sí» a los Presupuestos del PP sin decir ni mu sobre autoconsumo y, sin embargo, Nueva Canarias ha vendido su voto (o, digamos, alquilado) al precio del impuesto al Sol. El diputado Pedro Quevedo le ha dicho a Alberto Nadal -secretario de Estado de Presupuestos y Gastos- que dará su «sí» a los Presupuestos Generales del Estado (PGE)... si los Nadal -Alberto y su hermano gemelo Álvaro, ministro del ramo- reculan. Y lo han hecho los dos. Durante años han defendido con fanatismo el impuesto susodicho, pero ahora han pasado por el aro canario y se han comprometido a no cobrar impuesto al Sol en aquellas islas hasta el 1 de enero de 2023, que cualquiera sabe dónde estarán entonces los Nadal, o dónde estará la que cierto empresario del sector fotovoltaico -con mucha sorna- llama "la pareja malasombra".

Los Nadal en fin empiezan a recular -en las islas afortunadas- y la formación naranja se queda con el culo al aire, pues a la vista de todos está que un solo diputado -Quevedo de Nueva Canarias- ha sido capaz de imponer su «no es no» al impuesto al Sol, mientras el partido de Rivera -que sustentó el veto del PP hace un par de meses- sigue hoy, dos meses después, dándole vueltas a no se sabe qué mesa.

Tags: Fotovoltaica
Añadir un comentario
Pulido
Cierto que es muy injusto que sea así, pero desgraciadamente en Canarias tenemos un sistema eléctrico con una generación que en un 95% aproximadamente depende sólo del petróleo, nula diversidad, muy sucio y muy caro. Algo que no sufre el resto del país. Es culpa del Gobierno de Canarias por vetar la energía eólica a pesar de ser el mejor emplazamiento nacional. Contamos con parques con unas 4.500 h/año de producción, lo que es un sueño. Y contamos con una radiación muy alta al ser la comunidad autónoma más astral de España.