entrevistas

0
Estudió Químicas en Alicante y llegó a Madrid a principios de siglo, para enchufarse inmediatamente a un sector, el de las energías renovables, que empezaba entonces a amanecer. Comenzó en la pionera Asociación Solar de la Industria Fotovoltaica (ASIF), donde estuvo más de diez años; recaló luego en UNEF (Unión Española Fotovoltaica), donde sobrevivió durante todo un quinquenio (probablemente el más duro que haya vivido el sector, 2012-2017); y es ahora directora de proyectos fotovoltaicos en la asociación decana: APPA-Renovables. En fin, probablemente, la mujer que mejor conoce la FV de España. Lucía Dóleras será una de las voces estrella del I Congreso Nacional de Autoconsumo, que tendrá lugar en Madrid los días 25 y 26 de junio.
"El autoconsumo no necesita subvenciones"

¿Quién es Lucía Dólera?
Estudié ingeniera química en Alicante y cuando me licencié me trasladé a Madrid a finales de 2001 y, desde entonces, estoy vinculada a este apasionante sector. Comencé mi andadura en la Asociación Solar de la Industria Fotovoltaica [ASIF], donde estuve diez años, como coordinadora con socios, llevando temas técnicos y de calidad. En 2012, tras la unión de varias asociaciones me incorporé a la Unión Española Fotovoltaica [UNEF], donde estuve casi cinco años, llevando también la coordinación con socios y además temas internacionales. En el año 2017 me moví a una empresa de consultoría que se llama Haz Energía, con un excompañero de UNEF [Pablo Corredoira]. Entre los muchos temas que llevábamos, entramos en un consorcio de un proyecto europeo, un Horizonte 2020, que se llama iDistributedPV. Y ahí empezamos a colaborar con APPA Renovables muy estrechamente. Tan estrechamente que, ahora, soy responsable de proyectos en la Asociación, desde donde estoy coordinando este proyecto europeo, que comenzó en septiembre de 2017 y que concluye en febrero de 2020.

¿Por qué organiza APPA un Congreso de Autoconsumo?
Porque creemos que este es el mejor momento para hacerlo. En realidad, el momento es muy bueno desde que se produjo el cambio de Gobierno el año pasado. Todo lo que hemos trabajado durante tantos años, todo aquello por lo que hemos estado luchando durante tanto tiempo en el sector –algo tan sencillo como una normativa que proporcione señales positivas al sector y que nos permita trabajarse ha conseguido con la publicación del Real Decreto-ley 15/2018 [de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores]. Esta regulación, que fue aprobada en octubre de 2018, ya generó el marco que hacía falta para facilitar el trabajo en el sector del autoconsumo. Y, desde abril, con la publicación del Real Decreto 244/2019, ya disponemos de un marco que va a hacer posible que el autoconsumo esté en España donde merece estar. En fin, que creemos que este es un momento inmejorable, algo que, por otra parte, hemos venido constatando a lo largo de estos últimos meses en todas las jornadas sobre autoconsumo, muy enfocadas al cliente final, que hemos venido organizando en APPA Renovables por toda España y que han tenido una magnífica acogida.

¿Cuáles serán los temas estrella de este primer Congreso de Autoconsumo?
La verdad es que hay muchos focos de interés. Si nos atenemos a lo que hemos detectado en las jornadas de estos últimos meses, el marco normativo y la tramitación de las instalaciones van a ser objeto de gran interés. Asimismo, vamos a prestar especial atención al mecanismo de compensación de excedentes. De hecho, vamos a contar con comercializadoras y distribuidoras, para que nos expliquen su visión y nos hablen de aspectos contractuales, esquemas de funcionamiento, etc. De igual forma, se va a tratar el tema del autoconsumo colectivo, sobre el que, aunque está regulado y permitido, todavía quedan muchas incógnitas respecto de su implementación real. Los expertos (comercializadoras y, principalmente, distribuidoras) abordarán todo lo que se refiere al procedimiento de conexión de las instalaciones y las posibilidades de integración en comunidades energéticas, así como la forma de resolver discrepancias. El almacenamiento y las distintas tecnologías que pueden dar soluciones de autoconsumo también tendrán protagonismo en el evento, así como los distintos mecanismos de financiación, uno de los principales escollos a la hora de ejecutar las instalaciones. En resumen, que este Congreso va a ser una oportunidad extraordinaria para empaparse de todos los pormenores del autoconsumo en España, con ponentes además del más alto nivel.

Balance neto. ¿Cómo se compensa aquí y cómo se compensa en Europa?
El balance neto es una compensación en la que se intercambia energía por energía. La energía que se intercambia es la excedentaria, que no se autoconsume, y que se vierte a la red eléctrica pudiéndose compensar de manera instantánea o diferida en un tiempo determinado. En España, la forma de compensar los excedentes se podría decir que es un balance neto encubierto, porque la compensación no es energética; es económica y mensual, tal y como indica el RD 244/2019. Se aplica a instalaciones con compensación y los excedentes se valoran a un precio negociado con la comercializadora, compensándose solo contra el valor económico de la parte no regulada del término de energía (se excluyen los peajes). En Polonia, por ejemplo, el prosumidor puede compensar hasta el 80% de la energía que vierte a la red, y tiene un plazo para compensar de hasta un año. En Lituania la compensación de esa energía es algo más de un 70%, y además, si tienes incluido un sistema de almacenamiento te pagan por la energía que almacenas siempre que la instalación sea en baja tensión. En Grecia, la energía excedentaria que viertes a la red, te hacen la compensación directamente sobre tu factura eléctrica al mismo precio del mercado y en un plazo máximo de un año.

¿Qué es iDistributedPV?
Es un proyecto europeo, un Horizonte 2020, de treinta meses de duración, que consiste en la integración masiva de energía solar fotovoltaica en las redes de distribución, teniendo en cuenta sistemas de almacenamiento, la gestión de la demanda, la monitorización, las reglas del mercado eléctrico, etc. Se comenzó el proyecto identificando distintas tipologías de instalaciones de autoconsumo que se distinguen por quién es el inversor, quién es el operador de la instalación y quién es el consumidor: instalaciones para casas unifamiliares, multifamiliares, edificio de oficinas, hoteles, supermercados, granjas, hospitales, escuelas, sistemas de bombeo, almacenamiento compartido, virtual power plants, etc. Es muy importante el papel del prosumidor en su relación con la red de distribución, en este proyecto. Una vez identificadas estas soluciones se validan de acuerdo a unos indicadores de rendimiento, en ingles (KPIs), tanto técnicos, económicos, como medioambientales. Procedemos pues a la simulación en cinco redes reales de distribución en Europa (Grecia, Polonia, Lituania, Alemania y España) y analizaremos cuáles son las mejores prácticas. El consorcio ha desarrollado una potente herramienta para hacer las simulaciones, simulando flujos de energía del autoconsumo, de electricidad y flujos económicos, y evaluar así su viabilidad económica. Adaptándose a las características de las redes de distribución de cada uno de esos cinco países. También se va a evaluar el impacto técnico del autoconsumo en la red de distribución, es decir, la evaluación del control de tensión, el nivel de carga de circuitos, y el control de la frecuencia.

¿En qué momento se encuentra ahora mismo el proyecto?
Empezamos a obtener resultados ya de las simulaciones que estamos haciendo. Y pronto empezaremos a evaluar el impacto de esas soluciones en el sistema eléctrico y proponer recomendaciones técnicas, regulatorias, y modelos de negocio. A finales de año o principios del que viene nos reuniremos con la Comisión Europea para exponerles estas recomendaciones y propuestas de modelos de negocio a los que hemos llegado.

¿Se puede hablar de períodos de amortización?
El concepto es muy abstracto y depende de las características particulares del cliente: (i) hábitos de consumo, (ii) irradiación de la zona, (iii) costes de la tarifa eléctrica, (iv) economías de escala, etc. De forma genérica se podría decir que, en instalaciones industriales, el retorno se suele situar en una horquilla de entre cinco a siete años, aunque hemos visto casos en los que se sitúa hasta en 4 años. Por su parte, en el doméstico pueden estar por debajo de los diez años, aunque para este tipo de consumidores, dar un número concreto es muy complicado porque entran en juego un elevado número de factores.

¿Debe la administración subvencionar el autoconsumo?
No. La política de subvenciones es negativa para un sector que, además, nos las necesita. Generan un efecto perverso. La experiencia nos dice que, cuando hay subvención, muchos clientes supeditan la ejecución de la instalación a su obtención. Además, desvirtúan un mercado que, insisto, no las necesita. Otra cosa son las ayudas directas que puedan dar los ayuntamientos, comunidades autónomas o, incluso el Gobierno Central a las instalaciones, dentro del ámbito de sus competencias. Estas se instrumentan de forma sencilla a través de bonificaciones en los distintos impuestos y tasas, tales como el IBI o el IRPF, por poner dos ejemplos. Son mecanismos directos, valga la redundancia, en los que no se compite contra terceros ni están supeditados a no superar un límite económico. Si la instalación cumple con los requisitos establecidos, percibe la ayuda, y, si no, no se puede acoger a ella. Así de simple.

¿Cuándo habrá autoconsumo colectivo en España?
Necesitamos una reglamentación que indique más al detalle aspectos técnicos, la compensación con excedentes y la compensación simplificada sin excedentes entre vecinos. Pero creo que, con lo que hay actualmente, administrativamente, ya se puede ir avanzando. Desde APPA Renovables esperamos que, tanto la administración, como las distribuidoras y comercializadoras, cumplan con los plazos de implementación establecidos en el RD 244/2019 y a lo largo de los próximos meses estas instalaciones sean una realidad.

Añadir un comentario