entrevistas

Iñigo Echevarria Rementeria, vicepresidente del Área de Servicios para Vestas Mediterránea

“No hemos tenido incidencias en la cadena de suministro por el momento”

0
Con más de un cuarto de siglo de experiencia profesional en el sector energético a la espalda, Iñigo Echevarria Rementeria alcanzó, hace solo unos meses, la vicepresidencia del Área de Servicios para Vestas Mediterránea, división esta de la compañía danesa que abarca no solo el Sur de Europa, el Norte de África y Oriente Próximo, sino también toda la enorme Latinoamérica. Energías Renovables le ha entrevistado, en tiempos de coronavirus, y esto es lo que nos ha contado.
“No hemos tenido incidencias en la cadena de suministro por el momento”

¿Cuánta gente trabaja en Operación y Mantenimiento [OyM] en Vestas?
Vestas cuenta con más de 9.000 técnicos de Operación y Mantenimiento en todo el mundo; más de 600 de ellos, en España.

¿Cuántos megavatios mantiene Vestas en todo el mundo?
Damos servicio a más de 98 gigavatios de turbinas alrededor del mundo, de los cuales más de 8 son Multibrand.

¿Y en España?
Aquí operamos y mantenemos 6,9 gigavatios de turbinas eólicas. 2,8 gigas, de turbinas Multibrand. Concretamente, en la actualidad, trabajamos con aerogeneradores de GE y de Gamesa (G4x, G5x, G8x, G9x).

Vestas encabeza, entre los fabricantes, nuestra 9ª encuesta sobre mantenimiento. ¿Por qué es tan bien valorada Vestas entre sus clientes en ese aspecto: la OyM?
La compañía ha mostrado una notable mejora en sus resultados, de los 44 puntos del pasado año a los 52 de este. En primer lugar, esto ha sido posible gracias al esfuerzo y dedicación de nuestros técnicos. Además, la flexibilidad y personalización de nuestros servicios son dos de las cualidades mejor valoradas por los clientes y más aún en un escenario tan cambiante como el actual. Pero esto no sería posible sin colaboración y honestidad. En este sentido, Vestas concibe la OyM como un proyecto conjunto entre el cliente y el proveedor del servicio, para mantener los aerogeneradores en el mejor estado posible, lo que redunda en una mayor producción de energía. Frente a otros proveedores, Vestas se centra en el medio-largo plazo para la operación y mantenimiento de los parques, lo que puede generar una mayor inversión en el corto plazo, pero mejores resultados en el largo.

¿Qué medidas ha adoptado Vestas para evitar que sus empleados de OyM corran riesgos relacionados con el Covid-19? ¿Test, mascarillas, guantes, hidrogel, algún cursillo específico de formación en materia de prevención de riesgos laborales asociados a esta nueva situación?
Desde el comienzo de la crisis del Covid-19, Vestas estableció un comité para la gestión de la misma a todos los niveles. Este equipo ha seguido todas las directrices de las autoridades sanitarias pertinentes y la Organización Mundial de la Salud, además de las regulaciones locales de cada país. Para Vestas, la seguridad y bienestar de sus empleados y socios comerciales es siempre lo primero. Por ello, nos aseguramos de que todo el mundo tome todas las medidas de precaución necesarias para prevenir su exposición al virus. Esto incluye la distribución de actualizaciones sobre el cómo se desarrolla la situación, cómo prevenir la transmisión, qué medidas de precaución debemos tomar en cada caso, y también incluye los canales habilitados para la gestión de dudas y consultas.

Y... ¿más concretamente?
Concretamente, la compañía ha implementado todo un Plan de Respuesta a la Pandemia Covid-19 global y local para todas nuestras instalaciones, un Plan que proporciona orientación para mantener en la medida de lo posible las funciones y servicios esenciales durante la pandemia. Para empezar, consideramos fundamental la prevención de la transmisión: desde las medidas básicas de precaución (como pautas de higiene personal, guía de lavado de manos, uso de mascarilla) a la orientación para entregas y bienes en tránsito, kits de viaje, plan de desinfección de instalaciones…
Vestas está proporcionando además pautas de decisión para facilitar las respuestas que deben dar los empleados y los equipos en determinadas situaciones. Así, pautas para evaluar los viajes de negocios, para saber qué hacer si uno está establecido en o ha viajado a un área restringida, pautas para saber cómo debo reaccionar si se confirma que un empleado en mi lugar de trabajo está infectado, cómo he de reaccionar si se confirma que estoy infectado o qué hacer si muestro síntomas.
¿Más medidas concretas? Nos hemos visto obligados a restringir o prohibir los viajes a áreas específicas del mundo, al tiempo que continuamos con los negocios como de costumbre fuera de esas áreas, con revisión diaria. Más cosas: estamos realizando constantemente una planificación de continuidad para el personal de Vestas, estableciendo, por ejemplo, el trabajo desde casa de forma preventiva y siempre que sea posible; evaluamos el estado de salud de nuestros contratistas en todas las instalaciones de Vestas; hacemos circular actualizaciones periódicas para todos los empleados de la compañía sobre el desarrollo de la situación; hemos lanzado canales de soporte para consultas...

¿Qué iniciativas corporativas ha impulsado Vestas en relación a la pandemia?
En esta crisis sanitaria, la seguridad de aquellos que trabajan en primera línea frente al Covid-19 es crucial. Vestas ha querido apoyar a sanitarios y trabajadores de la salud a través de donaciones de diferente índole, tanto a nivel global como local. En España, por ejemplo, está donando equipos de protección y material sanitario a hospitales y residencias de mayores en Galicia, Castilla y León, Aragón y Castilla La-Mancha. Además, la compañía sigue trabajando para garantizar el suministro de energía limpia a hogares y hospitales, manteniendo el empleo y construyendo un futuro más sostenible.

¿Cómo y en qué medida se ha visto afectado -se está viendo afectado- el mantenimiento preventivo?
Siendo un sector denominado como crítico durante la pandemia, desde el departamento de OyM de Vestas se ha seguido trabajando para realizar los mantenimientos preventivos, tomando todas las medidas de seguridad y planes de gestión frente a la pandemia necesarios para evitar o minimizar en la medida de lo posible el impacto del Covid-19 en nuestra actividad y la de nuestros clientes.

¿Cómo y en qué medida se han visto afectadas -se están viendo afectadas- las reparaciones no programadas?
En cuanto a las reparaciones no programadas, al igual que el mantenimiento preventivo, se han seguido ejecutando, tomando todas las precauciones necesarias para evitar el impacto del Covid-19. Antes del estado de alarma, se estableció un comité de crisis que evalúa diariamente tanto los pasos a seguir, como aquellas reparaciones de especial complejidad que pudieran necesitar de una gestión para reducir el riesgo ante contagios. Estas actuaciones en mantenimiento preventivo y en mantenimiento no programado han sido posibles gracias a la dedicación y entrega de nuestros trabajadores, de las que estamos muy orgullosos.

¿Cómo y en qué medida se está viendo afectado el suministro de piezas de recambio y/o de materiales de reparación?
La gestión de stocks de seguridad ha sido un factor decisivo a la hora de tener los materiales necesarios. Para ello se ha creado un equipo de trabajo que se encarga de medir los riesgos en los suministros de repuestos y trabajar en las alternativas, para que la falta de suministro, siempre que nos sea posible, no genere un problema a nuestros clientes. Dicho proceso nos ha llevado a no tener incidencias en la cadena de suministro por el momento.

¿Cuánto tiempo dura una intervención relacionada con el mantenimiento preventivo?
Vestas cuenta con una organización por áreas geográficas perfectamente diseñada. Gracias a ello, no ha sido necesario realizar pernoctaciones en la gran mayoría de las intervenciones. En el caso de que alguna intervención requiera de personal especializado que no se encuentre en la zona a realizar dicha reparación, el comité de crisis se encarga de gestionar cada caso para cubrir todas las necesidades (búsqueda de alojamientos, etcétera) y proporcionar las medidas de protección necesarias para que todos los trabajos se realicen con total seguridad.

¿Tiene Vestas estimación del impacto del Covid-19 en sus cuentas? ¿Y, más concretamente, en las cuentas de la OyM?
Estamos viviendo una crisis cuyas consecuencias a medio y largo plazo son difíciles de predecir, pero somos optimistas en cuanto a nuestro futuro. Es cierto que empezamos a ver cierto impacto de la pandemia en nuestros resultados, pero tenemos confianza en que nuestra posición de solvencia nos permitirá sobrellevar los vaivenes que pueda sufrir la industria en el medio plazo.

Vamos a las fábricas. Vestas tiene varias en España. ¿En qué medida la pandemia le ha afectado –le está afectando– a la fabricación?
Vestas no ha estado ajena a la disrupción que la pandemia ha traído consigo, pero nuestra posición global nos ha permitido ir un paso por delante. La experiencia con nuestra fábrica en China, que fue la primera en verse afectada, y que ya opera desde hace semanas a pleno rendimiento, nos ha ayudado a aplicar medidas preventivas estrictas en otros centros. Por ejemplo, en España tuvimos que paralizar la fabricación durante unos días para cumplir con las restricciones del estado de alarma y asegurar las condiciones de seguridad frente al Covid-19, pero recuperamos la normalidad a mediados de abril.

Añadir un comentario