sergio de otto

Las renovables, estúpidos, las renovables

12
Los delirios petroleros del Ministro Soria se han desvanecido con la publicación de una escueta nota de Repsol en la que anuncia que abandona las prospecciones que nunca debió iniciar. Los miles de puestos de trabajo que prometía en las islas, la reducción de la dependencia energética que nos anunciaba, los múltiples beneficios socioeconómicos que nos iba a suponer convertir el país en productor del “oro negro”, no eran más que un delirio del responsable de la (inexistente) política energética de este país.
Las renovables, estúpidos, las renovables
El ministro Soria y el secretario de Estado de Energía Alberto Nadal

No sabemos si Soria había preparado ya la carta de petición de ingreso en la OPEP (sí que se dio prisa en su día en darnos de baja del Comité de IRENA, el organismo internacional de las energías renovables) pero sí que sabemos que se había construido un castillo mental en el que el petróleo, el fracking y el carbón (España, único país en el que creció su uso en 2014) eran los pilares del futuro energético de nuestro país.

Si la obsesión anti renovable de los hermanos Nadal, que él ha asumido, constituye un error histórico para este país que se ha plasmado en un atentado a la seguridad jurídica, su alternativa ha sido un patético sueño de verano.

No, señor Soria, este país lo que necesita no hay que buscarlo en las aguas del archipiélago canario ni del balear, tampoco en las entrañas de la tierra inyectando ingentes cantidades de agua -que no tenemos- acompañada de decenas de productos químicos: lo que necesita este país no es seguir favoreciendo la cuenta de resultados y el rating del puñado de empresas que explotan las tecnologías convencionales; lo que necesita este país no es reabrir una de las centrales nucleares más antigua de Europa ni “premiar” el error de los que apostaron por quemar gas en los ciclos combinados regalándoles mil trescientos millones de euros al año mientras se roba la retribución que el BOE concedió en su día a las renovables; lo que este país sí necesita es que se mire al futuro y se pongan los intereses de la sociedad por delante de los de las empresas del oligopolio, aunque algunos aspiran a trabajar en ellas mañana.

No, señor Soria, ni necesitamos el petróleo, ni el fracking, ni seguir quemando uranio. La receta es muy sencilla: renovables, estúpidos, renovables.

• Repsol abandona el sondeo en Canarias

Añadir un comentario
lobito
Los que tenemos placas encima del tejado, sabemos que la sombra que proyectan, es calor que quitas en el interior.
manch1
Que se dejen de historias, los tejados llenos de placas darían un montón de trabajo y reducirían la factura energética un montón, queremos políticos que hagan política por el interés general, no de 4 directivos de los oligopolios
Uno de paso
No sé porque no les entra en la cabeza a nuestros dirigentes.....será porque en las renovables de momento no tienen un sillón para el retiro.....Por Dios!! Si hasta su más fiel Dios, osea Alemania, invierte más en renovables que nosotros.....y nosotros tenemos más sol, por ejemplo!!!!!
Anonimazo
Tú llamale estúpido, pero gracias a las renovables la electricidad nos cuesta tres veces más cara, y porque el ministro Soria y los anteriores ministros de industria camuflan el verdadero sobrecoste, porque si no sí que rodarían cabezas. Por eso el PSOE calla como puta haga lo que haga el PP. Fue por eso que la primera acción que tomó este gobierno fue aniquilar la mamandurria de las renovables, y ahora se plantea acabar con las subvenciones de la eólica. Hay que decirlo a voces, esta crisis es por culpa del pelotazo renovable y otras decisiones tomadas por IDEOLOGIA GILIPROGRE, como traerse más millones de inmigrantes de los que el sistema podía absorber. España no es socialista, es giliprogre, y esa ideología imbécil la lleva a tomar las decisiones más contraproducentes para ellos y para el país. Los inteligentes ya hace años que se largaron.
Mariano Sanz
Lo de este ministro y su secretario Nadal, da vergüenza ajena, no es que hagan una política equivocada pero de buena fe, legislan a sabiendas de que perjudican a la sociedad que dicen representar, basta con ver que ellos mismos reconocen que baja el precio de la electricidad cuando entran más renovables y a la vez DESMANTELAN esta industria; una vez que salgan (recemos por que sea lo antes posible) deberían ser juzgados por prevaricación.
Fukushima4ever
Cuantos estúpidos he visto que creen que sólo basta con que no te tiemble el pulso al tomar decisiones que perjudican a muchos, en la convicción (más bien la presión convincente de sus amigos y compinches) de que todo irá bien. Así han arruinado empresas muchos hijos de papá ignorantes, así han arruinado bancos y cajas de ahorros politicastros corruptos creyendo que esto no tenía fin. Así han llegado muchos a la cúpula empresarial, ministerial, presidencial y ahora de vez en cuando (o todo el rato) pisan y/o piensan en la cárcel. Eso sí, por poco rato y mientras los platos rotos que los paguen los contribuyentes, los consumidores, los ciudadanos en servicios y en derechos.
emho
calificar de estúpida la política del ministro Soria no me parece un insulto. A saber: cuando de forma consceinte y premeditada se desmantela una industria floreciente que caminaba hacia la independencia energética y tecnológica que favorecía a una mayoría de ciudadan@s y, por el contrario, se legisla para favorecer unas pocas empresas que trasladan sus dividendos a terceros países...ostras!!! a lo mejor los estúpidos somos nosotros por haberles votado!!!!
internete
Las renovables solo tienen un problema: No se pueden acaparar ni monopolizar fácilmente. Viento y Sol hay por todas partes...
internete
Soria no es estúpido. Es un listo: Algo le habrán prometido los del oligopolio para que se vuelva un fundamentalista talibán anti-renovables. Por desgracia para él y los que le pagan el sobresueldo (o se lo pagarán), a las renovables no hay quien las pare... Si que hay politica energética clara: Apostar por la concentración en pocas manos, y al medio ambiente que le den...
Synbios
La evidencia de que no hay política energética clara, ni debate sereno, ni evidencias de que esto cambie es todo lo que ha envuelto a las prospecciones de Canarias. Hay que tener la amplitud de miras suficiente para entender que se puede favorecer a las renovables incluso favoreciendo la exploración y explotación de hidrocarburos en España. Esto es porque mal que nos pese la independencia de los combustibles fósiles no se consigue de un día para el otro, nos quedan décadas con la necesidad de importarlos. Si tuvieramos políticos y gestores hábiles utilizarían los ahorros por el incremento de explotación de nacional de hidrocarburos para favorecer las renovables y reducir más rápidamente la dependencia del petroleo. El problema es que no nos fiamos ni del gobierno ni de la compañía y con razón.
1 2