biogás

El biometano, bien posicionado como exponente de la economía circular

0
Aparece entre las setenta medidas de la futura estrategia española de economía circular, se construye la primera planta industrial que lo suministrará comprimido, Gas Natural Fenosa le hace cada vez más guiños y el centro tecnológico Ainia vuelve a destacar sus enormes potencialidades en España. El biometano, sin contar aún con una normativa clara y definida ni grandes progresos industriales, cada vez acapara más atención. La propia Ainia organiza un curso próximamente en Valencia y entre el 18 y 19 de junio se celebra Biometa en Barcelona.
El biometano, bien posicionado como exponente de la economía circular
Investigadora de Ainia en la planta piloto de biogás de este centro tecnológico

“El biometano es un gas poco desarrollado en España pero con un gran potencial, si tenemos en cuenta la potente industria agroalimentaria y agropecuaria de la que disponemos”. Paz Gómez, técnica del departamento de Medio Ambiente, Bioenergía e Higiene Industrial de Ainia, resalta así las posibilidades de los procesos de limpieza y enriquecimiento (upgrading) para transformar biogás en biometano.

Estas declaraciones se hacen en el marco de la presentación del curso Producción y uso de biogás y biometano, que organiza Ainia y que tendrá lugar del 31 de mayo al 1 de junio en Valencia. Tras el curso, se visitarán dos plantas piloto de biogás industrial de la Comunidad Valenciana.

Gómez subraya que “la producción de biogás y su conversión a biometano puede contribuir de manera fundamental en el desarrollo de la economía circular como alternativa sostenible al vertedero o la incineración, para devolver recursos y nutrientes como agua, nitrógeno, fósforo, materia orgánica, etcétera, al medio ambiente, así como para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Sí que tiene un “importante papel” en la transición energética
La técnica de Ainia destaca también el “importante papel” a desarrollar por el biometano “en la transición energética hacia un uso más eficiente y circular de los recursos energéticos y las materias primas”. Todo ello a pesar de que los últimos informes publicados en España por la Fundación Renovables y el Comité de Expertos de Transición Energética no parecen pensar lo mismo.

Sí coincide en este punto Paz Gomez con Antoni Peris, director general de Negocios Regulados de Gas Natural Fenosa: “impulsamos el gas renovable porque contribuirá a un sistema energético descarbonizado para así cumplir con los objetivos de la UE”.

Gas renovable, gas verde, biometano… son varias las denominaciones que recibe esta mejora del biogás convencional para su inyección en las redes de gas o para su uso como biocombustible en el transporte. Las declaraciones de Peris tuvieron lugar en uno de los foros más recientes que Gas Natural Fenosa lleva realizando para posicionarse como referente en el uso de biometano.

Cuenta en la estrategia de economía circular
Pero, como se ha expuesto en otros foros, por ejemplo en la última edición de Expobiomasa, Peris reconoce que existen carencias que hay que solventar: “es primordial planificar las adaptaciones necesarias en la infraestructura gasista del país en los próximos años para aprovechar todo el potencial de esta energía”.

“El gas renovable es una de las soluciones para cumplir los objetivos de descarbonización e impulsar la economía circular”, rezaba la nota de prensa sobre el foro celebrado a principios de este mes. Y precisamente el borrador de estrategia de economía circular que prepara el Gobierno le hace un hueco entre sus setenta medidas.

En la medida en la que se habla de las ayudas para los planes de impulso al medio ambiente (PIMA) y el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos se incluye la “incentivación de la utilización eficiente del biogás (inyección en la red de gas, en transporte, en motores de cogeneración, producción de calor...) y de su generación”.

Pasar de los foros y las jornadas a la acción
Por último, hace unos días AGF informaba de la evolución de la construcción “la primera planta de biometano comprimido de España”, que servirá para abastecer de biocombustible a flotas de vehículos. Y en junio (18 y 19) el Grupo de Biotecnología Ambiental de la Universidad de Barcelona organiza las Jornadas sobre Biometanización de RSU (Biometa), que tras veinte años y trece ediciones se convierte en la cita más longeva en la materia.

Pero, a pesar de todas estas jornadas, avances, foros y cursos, ya hace siete años se hablaba de que era “el momento del biometano en España”. Mientras tanto, países como Francia e Italia sí han ido corroborando con políticas y normativas ese potencial, ese momento.

Añadir un comentario