biogás

AGF construye la primera planta industrial de biometano comprimido

0
Que en la depuración del biogás a biometano, para su inyección en redes de gas y uso como combustible en vehículos, reside buena parte del futuro del sector es una realidad cada vez más evidente. En España AGF, ingeniería de procesos, acaba de anunciar que lleva ya cubierta la construcción del sesenta por ciento de “la primera planta de biometano comprimido de España”. Biometagás La Galera, que se ubicará en este mismo municipio de Tarragona, pretende suministrar este biocombustible a flotas de vehículos.
AGF construye la primera planta industrial de biometano comprimido
Construcción de la planta de Biometagás La Galera. Foto: AGF

Tras la puesta en marcha de la planta de Biogasnalia en Burgos (un megavatio eléctrico equivalente), AGF da un paso más con la de Biometagás La Galera. “La tecnología de AGF la ha adaptado para poder producir al menos 375 metros cúbicos hora (Nm3/h) de metano, caudal de gas que se corresponde a una potencia eléctrica equivalente de 1,5 megavatios”, explican desde el blog de la empresa.

Añaden que dicha adaptación no ha estado exenta de complicaciones: “el diseño actual es la readaptación de una licencia del año 2011 de una planta de biogás para producir 500 kilovatios eléctricos”. “Estaba pensado –prosiguen– para el vertido de electricidad en régimen especial, por lo que se ha tenido que adaptar toda la idea de negocio, desde los materiales de entrada hasta el uso del gas”.

“Esto significa que, como mínimo, estamos obligados a triplicar la eficiencia de producción del proyecto inicial” señalan desde la ingeniería. Para ello, Biometagás La Galera aspira a convertirse en “uno de los primeros productores de biometano comprimido de España, proyectando generar unas 3.000 toneladas anuales de este combustible renovable”.

Perfecta coordinación entre el enriquecimiento del biogás y su comprensión
AGF va a suministrar su tecnología de plantas de nitrificación-desnitrificación (NDN) para reducir el contenido en nitrógeno amoniacal de los purines, uno de los residuos orgánicos que se emplearán. Por otro lado, está concluyendo su diseño de planta de separación de gases, para conseguir enriquecer el biogás a biometano separando el CO2. Para ello utilizará la tecnología de absorción sin reacción química.

Para dar salida al gas, AGF también va a suministrar el centro de compresión a alta presión para el transporte del gas comprimido. “Este proceso –explican– debe funcionar coordinado con el propio enriquecimiento, pues comprimirá el gas que se genere en la planta de enriquecimiento en tiempo real. Es un problema complejo, diferente a comprimir de un gasoducto o de grandes depósitos. Obliga a que ambas unidades funcionen en perfecta coordinación”.

Puesta en marcha en el primer trimestre de 2018
En España sí se produce biometano comprimido, pero no en instalaciones agroindustriales. “El biometano que se producirá en esta planta no viene de biogás de vertedero ni de una depuradora de aguas residuales, sino de la producción controlada de energía gestionando residuos orgánicos, lo que puede abrir un nuevo concepto de negocio y hacer el biogás un negocio rentable sin primas”, aseguran desde AGF.

Como ya avanzaron tras la puesta en marcha de Biogasnalia, el biometano se destinará principalmente a flotas de vehículos como combustibles. “El estado actual de las obras es avanzado”, afirman en AGF, y concretan que han ejecutado el sesenta por ciento de la obra civil proyectada. “Se estima que se podrá comenzar con el arranque para el primer trimestre del año próximo”, concluyen.

Añadir un comentario