bioenergía

Los biocarburantes dominan el transporte renovable en Europa, pero el general es cosa del petróleo

0
Un escaso 6,8 por ciento del transporte europeo se movió en 2019 con fuentes renovables. Dentro de esta cuota, el 89 por ciento corresponde a los biocarburantes. Son algunas de las conclusiones del último informe estadístico del sector publicado por Bioenergy Europe. Aunque se afirma que todos tienen el marchamo de sostenible, otro informe de Transport and Environment (T&E) critica sobre todo los procedentes de cultivos para producir biodiésel: “se necesitaron 8,4 millones de hectáreas de tierra para todos los basados en cultivos, principalmente de colza, palma, soja y girasol”.
Los biocarburantes dominan el transporte renovable en Europa, pero el general es cosa del petróleo
Aún con la irrupción de los biocarburantes, los combustibles fósiles copan el transporte en la UE

En el informe publicado por Bioenergy Europe en colaboración con ePure y la European Biodiesel Board, se destaca que  “en 2019 el transporte en Europa solo utilizó un 6,8 por ciento de energía renovable”. A continuación recuerdan que, a falta de lo que se decida y modifique con el nuevo paquete legislativo Fit for 55 de la Comisión Europea (CE), el porcentaje está muy lejos del 14 por ciento que se puso como objetivo para 2030.

“Resulta crucial conseguir un cambio rápido hacia la movilidad con bajas emisiones crucial para lograr los ambiciosos objetivos de descarbonización del Pacto Verde de la UE”, en los que se basa el paquete Fit for 55, añaden desde Bioenergy Europe. Añaden que “a pesar del crecimiento de los biocombustibles, el transporte de la Unión Europea (UE) todavía está fuertemente dominado por los combustibles fósiles: el petróleo representó el 92 por ciento del consumo final de energía”.

La mayor contribución procede de los biocarburantes, que alcanzan el 89 por ciento de la energía renovable en el transporte. Y advierten que “los multiplicadores, una metodología estadística utilizada para fomentar la adopción de energía renovable en el transporte (favoreciendo principalmente los coches eléctricos), están creando una energía virtual, aumentando la proporción real de combustibles fósiles”.

Más reconocimiento, más medidas de apoyo y mayores objetivos
Jean-Marc Jossart, secretario general de Bioenergy Europe, afirma que  “los biocarburantes continuarán siendo una solución directa y viable para reducir las emisiones del transporte por carretera, así como el marítimo y la aviación”. En las recomendaciones vuelven a pedir a la UE que se reconozca esta aportación con políticas y medidas que promuevan el uso de los biocarburantes, se incrementen los objetivos y se extiendan los de segunda generación.

Casi a la par, T&E publica otro informe en el que vuelve a criticar el uso de determinados cultivos especialmente para producir biodiésel. Aseguran que “hasta el 2020 hay un aumento constante en el consumo global de aceites vegetales para la producción de biodiésel, aunque se redujeron la movilidad y otras actividades que generan consumo de combustible por la pandemia mundial”.

Más aceites vegetales en nuestros coches, pero también más residuos
“A pesar de la reducción de su demanda global de combustible –añaden desde T&E–, la UE utilizó más aceites vegetales importados no sostenibles en 2020 que en cualquier otro año anterior. Casi el ochenta por ciento de la materia prima empleada en la producción de biocarburantes en la UE depende de terceros países”.

En el informe estadístico de Bioenergy Europe aseguran que “desde 2010, el uso de desechos y residuos (como grasas animales y aceite de cocina usado) para producir biodiésel se ha más que cuadriplicado, y ahora representa casi el treinta por ciento de la materia prima total”. En España, en 2020 por primera vez la principal materia prima empleada para producir biodiésel fueron aceites de cocina usados.

Palma y soja siguen en la diana
Sin embargo, tanto T&E como Ecologistas en Acción siguen señalando el problema que causa el aceite de palma. Afirman que el consumo para usos no energéticos, principalmente alimentos, se reducido a lo largo de la década (de 3 millones de toneladas –Mt– en 2011 a 2,3 Mt en 2020), mientras que el de energía, especialmente biodiésel, se triplicó desde 2011, hasta llegar a 5,8 Mt en 2020.  Añaden que España fue el mayor productor de biodiésel de aceite de palma de la UE en 2020 (usó 1,7 Mt), seguida de cerca por los Países Bajos (1,5) e Italia (1,4).

También hace mención el informe de T&E a la soja: “hasta ahora los usos no energéticos como la alimentación, los piensos y los sectores oleoquímicos siguen siendo el principal destino del aceite de soja; sin embargo, este cultivo va ganando terreno en el sector de los biocarburantes, y entre 2019 y 2020 pasó de 0,9 Mt a 1,1 Mt, representando el siete por ciento del total del biodiésel de la UE”.

Desde Argentina, primer exportador mundial de soja, dos instituciones (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria y Cámara de Biocarburantes de Argentina) respondieron en su día que el aceite de soja es un subproducto de la producción de harinas proteicas y por lo tanto ni se cultiva directamente para producir biodiésel ni su expansión está relacionada con este biocarburante.

Hidrobiodiésel, favorito de las petroleras
Sin embargo, hay un biocarburante como el hidrobiodiésel que sobre todo en España sí depende de un cultivo, el de palma. Según T&E “el hidrobiodiésel ha registrado un rápido aumento (23 por ciento), requiriendo para este proceso una cantidad de aceite vegetal significativamente mayor que los métodos tradicionales”. Y avisan que la capacidad de producción “casi se duplicará en los próximos cinco años, impulsada por los nuevos proyectos de las grandes petroleras, como Total, ENI, Neste y Repsol”.

Entre las demandas que T&E y Ecologistas en Acción, principalmente asociadas a la modificación de la directiva de renovables acorde con el Pacto Verde y el paquete Fit for 55, prevalece que la UE deje de promocionar e incentivar el uso de biocarburantes de cultivos como renovables, y muy especialmente los de palma y soja y sin esperar a 2030.  

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).