ahorro

Bosch Termotecnia amplía sus inversiones en I+D en bombas de calor e hidrógeno

0
La marca ha mantenido su nivel de ventas de 3.500 millones de euros y, a pesar de la pandemia, ha creciendo un 1% respecto al año anterior. Durante el año pasado, Bosch Termotecnia amplió las inversiones en proyectos de I+D y situó a las bombas de calor, el hidrógeno y los sistemas de aire acondicionado como los motores de crecimiento para el futuro.
Bosch Termotecnia amplía sus inversiones en I+D en bombas de calor e hidrógeno
Bomba de calor de Junkers-Bosch

En cuanto a los productos que ofrece la división, la tendencia a la electrificación y la expansión del negocio de aire acondicionado y bombas de calor, en particular, han sido los factores clave que han contribuido al éxito. “Con nuestros productos innovadores que hacen posible la defosilización, la electrificación y la digitalización, hemos impulsado la transición energética en el sector de la construcción y, gracias a ellos, seguiremos creciendo de forma rentable con estos sistemas energéticos del futuro”, resume Jan Brockmann, presidente de la División de Termotecnia de Bosch.

La electrificación de la calefacción
Las soluciones eléctricas están ganando cada vez más importancia como vía tecnológica en el sector de la calefacción y la climatización, ya que utilizan y convierten la energía de forma especialmente eficiente. En este sentido, Bosch Termotecnia ya había anunciado en 2019 que, durante este año, invertiría 100 millones de euros en la expansión de su negocio de bombas de calor. “Esta inversión y el aumento significativo del número de asociados nos han hecho dar un claro paso adelante: en 2020, ya registramos un crecimiento del 22,5% en bombas de calor en toda la UE, y en Alemania el negocio de bombas de calor incluso creció un 48%. En 2021, seguiremos invirtiendo en nuestro negocio de bombas de calor y aquí, especialmente, haremos hincapié en la formación de nuestros clientes para ayudarles a dar el salto al campo de la electrificación. Esto acelerará nuestro crecimiento y el grado de electrificación y, por tanto, de ahorro de carbono en el sector residencial”, explica Jan Brockmann.

Con centros de desarrollo en Tranås (Suecia) para el norte de Europa, en Wernau (Alemania) para Europa Central y en Aveiro (Portugal) para el sur de Europa, Bosch Termotecnia está bien posicionada para atender al mercado europeo de bombas de calor en el ámbito residencial, que representa la mayor parte del mercado mundial.

Para responder a las diferentes demandas de los clientes, la empresa sigue una estrategia regional en la UE con gamas de productos adaptadas a la región respectiva que ha demostrado ser muy exitosa:
• En el norte de Europa, que constituye el mercado más maduro de bombas de calor, esta tecnología de calefacción representa más del 90% del mercado. Allí se hace hincapié en la optimización del rendimiento.
• En Europa Central, Bosch quiere crecer sobre todo con las bombas de calor combinadas con sistemas de ventilación, así como con el Bosch Energy Manager para optimizar el consumo de energía en la casa.
• Para el sur de Europa, es importante ampliar la cartera de producto con soluciones adaptadas a la climatología de esta zona de Europa buscando elevados niveles de eficiencia que además integren conectividad como estándar.

“Nuestra visión es electrificar los hogares europeos con bombas de calor adaptadas a cada región y dispositivos híbridos que ofrezcan lo mejor de ambos mundos. En todas las regiones damos especial importancia a la facilidad de instalación para nuestros profesionales y a la facilidad de funcionamiento para nuestros clientes finales. Ofrecemos soluciones de sistemas para edificios ya existentes y edificios nuevos que cubren todos los casos de uso y acompañamos a nuestros clientes en su camino hacia la electrificación con una amplia gama de servicios de apoyo”, afirma Jan Brockmann.

Hidrógeno y calefacción
El cambio a gases neutros desde el punto de vista climático es un componente esencial del "Green Deal" de la UE, que debe conseguir que todos los países que forman parte de ella sean neutros en carbono para 2050. Para conseguir un sistema energético neutro en carbono, es indispensable tener en cuenta el mercado de la calefacción, ya que una gran parte de las emisiones se origina aquí.

Por ello, Bosch Termotecnia impulsa soluciones multitecnológicas que, en paralelo a la electrificación, ven el hidrógeno (H2) como el portador energético ecológico del futuro. Y es que el hidrógeno es más fácil de almacenar que la electricidad y se puede distribuir a través de la red de gas existente. “Para un sistema energético neutro en carbono, necesitamos una estrategia de hidrógeno para el mercado de la calefacción, además de la electrificación. Los dispositivos de combustión seguirán siendo importantes en las próximas décadas, por lo que ya estamos invirtiendo en una cartera H2-Ready. Estamos claramente a favor de un enfoque multitecnológico y estamos preparados para seguir todas las vías para alcanzar los objetivos climáticos”, afirma Jan Brockmann.

Para demostrar las posibles aplicaciones del hidrógeno en el mercado de la calefacción, Bosch Termotecnia presentó en su sede de Worcester (Reino Unido) en noviembre de 2020 el prototipo de una nueva caldera mural, la caldera H2-Ready. La futura caldera podrá funcionar inicialmente con gas natural convencional o con una mezcla de hidrógeno de hasta el 20%. Sin embargo, realizando unos pequeños ajustes, y una vez que la red local de distribución se cambie a hidrógeno, sería posible que la caldera funcionase utilizando únicamente hidrógeno puro.

Actualmente, ya se ha llevado a cabo una prueba de campo de este dispositivo, que actualmente funciona con hidrógeno puro en una casa unifamiliar de Gran Bretaña desde septiembre de 2020. La introducción de la primera caldera de condensación de gas H2-Ready como parte de un proyecto de demostración financiado con fondos públicos ya está planificada en el Reino Unido para 2022, con otros proyectos de demostración pública que seguirán a gran escala.

En los Países Bajos, Bosch Termotecnia también está llevando a cabo las primeras pruebas de campo sobre el uso del hidrógeno en el sector de la calefacción, incluyendo el proyecto "Uithoorn". Junto con socios fuertes como Nefit Bosch, el operador de la red Stedin está convirtiendo el sistema de gas natural de catorce viviendas en hidrógeno. De este modo, las instalaciones existentes se utilizan para probar qué ajustes hay que hacer para convertir los sistemas de calefacción y las redes de gas natural actuales para la plena utilización del hidrógeno.

Bosch Termotecnia también ofrece ya calderas industriales que funcionan con hidrógeno puro o que están preparadas para el hidrógeno, es decir, que funcionan inicialmente con gas natural, pero que pueden convertirse posteriormente para utilizar hidrógeno puro. A finales de 2020, Bosch Industrial entregó una nueva caldera H2-Ready para aplicaciones industriales que en el futuro suministrará energía térmica a un aserradero en Wunsiedel (Alemania). De este modo, la división de Termotecnia de Bosch también contribuye de forma importante a la protección del clima en el sector industrial.

Para un abastecimiento energético sostenible, Bosch impulsa además la pila de combustible de óxido sólido (SOFC) altamente eficiente, que también puede funcionar con hidrógeno. En 2024, Bosch y su socio de cooperación Ceres Power, con sede en Horsham (Reino Unido), quieren comenzar la producción en serie de centrales eléctricas descentralizadas basadas en las SOFC. Bosch aspira a una capacidad de producción de unos 200 megavatios al año. Esto es suficiente para abastecer de electricidad a unas 400.000 personas.

Añadir un comentario