panorama

Los edificios municipales de Madrid ya solo consumen electricidad renovable

1
Desde el domingo 1 de enero, toda la energía eléctrica proporcionada a los edificios e instalaciones municipales –tanto del propio Ayuntamiento como de sus organismos autónomos– es íntegramente de origen renovable. En concreto, hidráulica, eólica y solar, que suministra Endesa, compañía con la que el Consistorio ha suscrito un acuerdo de un año.
Los edificios municipales de Madrid ya solo consumen electricidad renovable

Las oficinas municipales, los colegios, los centros culturales, de mayores, de servicios sociales y los deportivos, las bibliotecas, las escuelas infantiles, las sedes de la Policía Municipal, Samur y Bomberos funcionan desde el 1 de enero con energía eléctrica 100% de origen renovable, según informa el Ayuntamiento.
 
Todos estos edificios municipales, en conjunto, 1.350 puntos de suministro eléctrico, y tienen un consumo conjunto de 170 GWh al año, lo que equivale al consumo anual de 52.260 hogares medios en España.

El acuerdo de energía renovable se ha suscrito por el plazo de un año con la compañía eléctrica Endesa, aunque desde la Dirección General de Contratación y Servicios, del Área de Economía y Hacienda, se aclara que se “mantendrá la obligatoriedad de suministrar energía 100% renovable en futuras licitaciones”,  y se indica que “durante el próximo año se estudiarán sistemas de contratación pública innovadores, como la compra directa o la colaboración con cooperativas de producción y consumo de energías renovables, que permitan avanzar en la soberanía eléctrica”.
 
Además, se precisa que “la garantía de origen 100% renovable no supone ningún sobrecoste para el Ayuntamiento, ya que dicho sistema está regulado en España a través de la Orden ITC 2914/2011 y Orden ITC/1522/2007, que emanan de la directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo.

Objetivo: reducir un 40% la emisión de CO2 para 2030
El Ayuntamiento de Madrid, como firmante del Pacto de los Alcaldes para el clima y la energía, recuerda que “se ha comprometido a reducir los gases de efecto invernadero un 40% para el año 2030” y subraya que “el papel ejemplificador de las ciudades es vital para conseguir los objetivos de reducción de emisiones de CO2 comprometidos por la comunidad internacional en el Acuerdo de Paris de Diciembre de 2015”.

En este sentido, el Consistorio está trabajando con la Fundación Renovables para definir una Hoja de Ruta 2030 en materia energética, con el objetivo de reducir la demanda de energía con criterios de eficiencia, integrar de forma efectiva las energías renovables y disminuir la dependencia energética.
 

Añadir un comentario
Fukushima4ever
Estupendo! Este ejemplo y el de Cádiz, lo pueden seguir todos los ayuntamientos del cambio y, todos los demás, porqué no? Los pequeños consumidores contribuyen, pero los grandes consumidores suman mucho más rápido. Además, luego, si llega otro gobierno municipal de otro partido no se atreverá a dar marcha atrás y contratar energía contaminante.