termosolar

El proyecto para llevar electricidad solar desde el Sahara a Europa da sus primeros pasos

0
La compañía de inversiones en energías renovables Low Carbon y la empresa especializada en energía solar Nur Energie, ambas con base en Londres, han alcanzado un acuerdo para desarrollar el proyecto termosolar TuNur, un gran complejo de 2.000 MW que se pretende construir en el Sáhara tunecino para llevar electricidad a Europa, a través de un cable submarino conectado a la red europea en Italia.
El proyecto para llevar electricidad solar desde el Sahara a Europa da sus primeros pasos

El proyecto TuNur engloba la construcción de 18 plantas de torre, de 125 MW cada una,  con almacenamiento en sales fundidas, y un cable submarino de alta tensión de más de 600 kilómetros, desde el norte de Túnez a Italia, con entrada al norte de Roma.  

La intención es ubicar el complejo en pleno desierto, en Rjim Maatoug, al suroeste del país africano. Ocupará 10.000 Ha; una superficie que aunque pueda parecer mucha solo supone el 0,06% de la superficie total del país y  menos del 0,2% de la superficie de desierto en Túnez.

Sus promotores aseguran, además, que el proyecto será plenamente respetuoso con el entorno. Así, TuNur utilizará enfriamiento en seco para minimizar el consumo de agua, reduciéndolo en un 90% en comparación con otros sistemas de refrigeración. Además,  se levantarán barreras para proteger los heliostatos de las tormentas de arena, lo que ayudará a proporcionar estabilidad al suelo.

Low Carbon y Nur Energía se muestran convencidos, asimismo, de que por fin TuNur – presentado por primera vez en 2011 pero cuya viabilidad ha sido repetidamente cuestionada dada su complejidad– tiene ahora grandes posibilidades de éxito. Esta semana han dado a conocer que el operador de la red eléctrica italiana (Terna) les ha hecho una oferta para el necesario punto de conexión en Italia  y que los restantes permisos están en fase de concesión, tanto en Túnez como en Europa. Los dos socios esperan conseguir dichas autorizaciones y la financiación necesaria para iniciar la construcción del complejo a finales de 2016, con la intención de que esté operativo en 2018.

Low Carbon y Nur Energie calculan que TuNur generará la misma electricidad que dos centrales nucleares, proporcionando tanta energía limpia como la que consumen más de 2,5 millones de hogares europeos. Esta electricidad pasaría desde Italia a otros países como Suiza y Reino Unido, donde sería utilizada por empresas y servicios públicos, y también podría ser adquirida en Alemania, Italia, Holanda y Francia.

Además de estas dos compañías, en TurNur participa un grupo de inversores de Túnez y Malta, junto con Desertec y el cluster Tunisian Renewable Energy.

 

Añadir un comentario