panorama

WWF pide al gobierno que apueste por las renovables, la rehabilitación energética y el autoconsumo

0
La asociación ecologista, que acaba de hacer balance del año 2013, considera que es "urgente" cambiar la legislación actual y abordar "una profunda reforma energética". Para lograrlo -explica-, es clave fomentar las energías renovables y el autoconsumo, así como mejorar la eficiencia energética y apostar por la rehabilitación energética de los edificios".
WWF pide al gobierno que apueste por las renovables, la rehabilitación energética y el autoconsumo

El Ejecutivo Rajoy, "durante 2013, ha continuado penalizando, ha continuado penalizando a las energías renovables a través de diferentes leyes", según WWF. La más reciente de ellas -continúa la asociación- es la del sector eléctrico, aprobada el 26 de diciembre "que, con el pretexto de reducir el déficit de tarifa, pone freno a las energías renovables y al autoconsumo". Sin embargo, WWF sostiene que esta ley no va a solucionar este problema "ya que este déficit de tarifa volverá a ser de entre 4.500 y 5.000 millones de euros". Para la ONG, esta nueva ley seguirá trayendo nuevas subidas de la luz a los ciudadanos, como la del 2,3% en enero, "que es consecuencia, entre otras causas, del carácter inflacionista de las subastas que fijan el precio de la luz, de las ayudas al carbón, de los costes extra peninsulares, de la baja demanda eléctrica y de los pagos por capacidad a las centrales de gas".

El mecanismo de conformación de precios
Por todo ello, "WWF exige al Gobierno una verdadera reforma energética que elimine de forma definitiva el déficit de tarifa y cambie la metodología de fijación de precios del mercado mayorista de la electricidad (pool)". La organización ecologista asegura que "esto se resume en un ajuste de los costes del sistema eléctrico como solución última para evitar una subida del recibo de la luz y garantizar, a la vez, la eficiencia, competencia y transparencia del mercado, además de una mayor confianza a los consumidores". Según WWF, la reforma aprobada por el Gobierno "no ha solucionado los problemas de fondo del sector energético, sino que ha incrementado la incertidumbre regulatoria y pone en riesgo el futuro de las inversiones, por aumento de los déficits energéticos (eléctrico y del gas) y por mayores subidas de la luz que finalmente pagan los consumidores".

La solución
La organización ecologista señala en su balance por otra parte que "la solución es apostar por la energía autóctona y renovable, que es más barata que la energía importada de los combustibles fósiles que están sometidos a la volatilidad de los precios". En este sentido, WWF demanda que se reformule la política energética del Gobierno poniendo fin a la incertidumbre e inestabilidad regulatoria de las renovables e incrementando su peso en el mix eléctrico. También es necesario -dice WWF- "mejorar las políticas de innovación tecnológica en energías renovables en nuestro país, eliminar las barreras de la normativa que regula el autoconsumo energético y fomentar la generación distribuida, lo cual permitiría a la ciudadanía disponer de su propia energía renovable en sus hogares". De esta manera -concluye la asociación-, cualquier ciudadano puede convertirse en productor y consumidor eléctrico, "instalando sistemas de tecnología renovables en sus viviendas para ahorrar en la factura de la luz y generar energía de forma sostenible".

Lo que dice la Comisión Europea
Por fin, WWF demanda en su Balance 2013 "que la rehabilitación energética de edificios sea una prioridad, ya que no solo mejora la calidad de vida, sino que permitiría la creación de 150.000 empleos hasta 2020 en España en el sector de la construcción, uno de los más afectados por la actual crisis económica". Según la técnico de Energía de WWF España, Raquel García Monzón, "si apostamos por un mix energético más sostenible, basado en las energías renovables y la eficiencia energética, con mayor entrada de renovables, se mejorará la competencia en el mercado. Además, bajaría el precio de la energía y se facilitaría al consumidor la reducción de sus costes energéticos. Esto es lo que postula la Comisión Europea para reducir los costes regulados. Por tanto, es imprescindible una mayor competencia, bajada de precios y seguridad jurídica”.

Añadir un comentario