panorama

Los ecologistas critican que el banco esté financiando simultáneamente operaciones fósiles

La minera Atlantic Copper consigue dos líneas de financiación "verde" del BBVA por valor de 44 millones de euros

0
La compañía onubense Atlantic Copper, propiedad de la minera norteamericana Freeport-McMoRan, segunda productora mundial de cobre y primera productora de molibdeno, anunció ayer que ha acordado con la entidad bancaria BBVA "dos líneas de financiación por importe conjunto de 44 millones de euros, consistentes en un préstamo verde por importe de 19 millones de euros y una línea de crédito revolving sostenible por importe de 25 millones de euros".
La minera Atlantic Copper consigue dos líneas de financiación "verde" del BBVA por valor de 44 millones de euros

El acuerdo -informa Atlantic Copper- ha sido sellado bajo la supervisión de la agencia independiente de calificación medioambiental, social y de gobernanza Vigeo Eiris, y es definido por la minera de Huelva como "una apuesta estratégica de Atlantic Copper en su alineamiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por Naciones Unidas para el cumplimiento de la Agenda 2030 que sus países integrantes firmaron en 2015". Según el comunicado difundido por la filial de Freeport-McMoran, "un total de 25 millones será una línea de crédito sostenible basada en el rating ESG (por las siglas en inglés de Environmental, Social & Governance) de la propia agencia de calificación, mientras que el resto –19 millones de euros - se empleará para financiar seis proyectos verdes".

"De este modo -explican desde Atlantic Copper-, BBVA apoya las buenas prácticas de Atlantic Copper en los últimos años con relación a la producción sostenible de cobre refinado y refuerza el trabajo de la compañía en el desarrollo de acciones encaminadas a una mayor eficiencia energética, hídrica y orientada a la Economía Circular".

Juan Casals, director de Finanzas Sostenibles de BBVA: “esta operación es un ejemplo de las capacidades de BBVA para estructurar soluciones financieras que facilitan a nuestros clientes acelerar su transformación hacia modelos de negocio más competitivos y sostenibles”

Javier Targhetta, consejero delegado de Atlantic Copper: “para nuestra empresa, la firma de este acuerdo supone un paso muy significativo en nuestra senda de sostenibilidad, de la que forma una parte muy destacada nuestra involucración activa en la transición energética, tanto por lo que ya ha dado lugar a nuestro liderazgo mundial en eficiencia energética, como por el componente de energías renovables en nuestro mix de consumo energético. A la vez, es nuestra prioridad llevar a cabo nuestras actividades productivas con cuidado extremo del medioambiente”

Macarena Gutiérrez, directora general financiera de Atlantic Copper: “tanto la certificación por parte de Vigeo como el apoyo del BBVA financiando este tipo de proyectos, suponen para Atlantic Copper un nuevo impulso para continuar nuestro compromiso con los principios de desarrollo sostenible sobre los que venimos trabajando desde hace más de 25 años y consolida nuestra estrategia de financiación a medio plazo”

Desde 1994, año en que arranca el Proyecto de Expansión y Mejoras Ambientales en el Complejo Metalúrgico de Huelva hasta la fecha, Atlantic Copper asegura ha invertido en proyectos de innovación, de eficiencia energética y medioambientales cerca de 235 millones de euros: "gracias a estas aportaciones -explican desde la minera-, alrededor del 15% de la energía que consume la planta proviene de la recuperación de calor y cogeneración de los procesos de fundición del concentrado, lo que ha supuesto una reducción de un 25% del consumo unitario de energía esta última década y casi un 40% en lo que va de siglo". Atlantic Copper asegura que aspira "a medio y largo plazo" que más del 60% de la electricidad consumida en la planta provenga de fuentes renovables.

La minera explica
Para que un préstamo sea considerado "verde", es necesario que el objetivo sea promover la sostenibilidad medioambiental, pero además tiene que estar calificado como tal por un organismo externo. En este caso, la compañía ha recibido la certificación de la agencia independiente Vigeo Eiris, que ha ratificado –tras la concesión del sello verde- que los créditos acordados cumplen realmente con los criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno.

Huelva
El Complejo Metalúrgico de Atlantic Copper en Huelva es un centro de producción industrial dedicado al aprovechamiento integral de materias primas con contenido de elementos valiosos. Estas materias primas son principalmente, aunque no necesariamente limitado a estas, minerales metálicos concentrados y materiales metálicos reciclados. Una parte significativa de estos últimos procede de equipos electrónicos una vez finalizado su ciclo de vida útil. Su actividad se enmarca en la producción de metales no ferrosos a partir de las materias primas indicadas mediante procedimientos metalúrgicos, químicos y electrolíticos. Los principales productos resultantes del proceso son, entre otros: cobre metálico (que se comercializa en forma de cobre anódico o cobre catódico), ácido sulfúrico, lodos electrolíticos conteniendo metales preciosos como oro, plata, paladio, platino, etcétera, y silicato de hierro.

Sobre BBVA
BBVA es un grupo financiero global fundado en 1857 que se ha autoimpuesto lo que denomina el Compromiso 2025, por el cual se compromete a movilizar 100.000 millones de euros hasta 2025 en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera. Según los datos que ha difundido, el banco "ha liderado en 2018 un total de 17 operaciones en Europa y América para clientes de diversos sectores y ha sido la entidad que ha actuado en más ocasiones como coordinador y/ o agente sostenible. A cierre de junio de 2019 ha liderado otras 11 operaciones".

Críticas ecologistas
Según Ecologistas en Acción, por el contrario, el BBVA se encuentra en la lista de los bancos que más han contribuido a la expansión de nuevos combustibles fósiles desde la firma del Acuerdo de París. Desde el año 2016 (el Acuerdo de París se firmó en el 15), el BBVA -denuncia Ecologistas- ha aumentado su inversión en algunos de los combustibles fósiles más sucios del planeta como el petróleo y el gas de fracking o el desarrollo del Gas Natural Licuado. "Las emisiones de gases de efecto invernadero del gas natural, y del gas de esquisto en particular -explican los ecologistas-, son recurrentemente, y de forma creciente, puestas bajo el foco por la comunidad científica, que alerta de su gran contribución al cambio climático por las fugas de metano hasta ahora infravaloradas por los organismos oficiales". Asimismo -continúa Ecologistas-, el BBVA ha mantenido una fuerte inversión en el carbón: "la inversión del BBVA en otros combustibles fósiles de alto impacto climático como las arenas bituminosas o las perforaciones en el Ártico o en aguas ultraprofundas tampoco ha sido desdeñable".

Ecologistas en Acción considera los compromisos del BBVA como "muy insuficientes"
El BBVA promueve una imagen de comportamiento climáticamente responsable. Sin embargo -apuntan los ecologistas-, aunque el Banco llude en su estrategia de cambio climático a una cantidad de 22.132 millones de euros de inversión en finanzas sostenibles, esa es en realidad "una cantidad inferior a los 23.370 millones de euros de exposición a los combustibles fósiles que el propio banco reconoce, pero es que además los compromisos de desinversión son muy parciales e insuficientes". Estas son las cuatro críticas clave de Ecologistas:

• En primer lugar, solo se compromete a excluir de sus proyectos de inversión o financiación a aquellas compañías energéticas y mineras cuya actividad provenga en más de un 40% del carbón, algo que, aunque parezca un buen propósito, no está en línea con los objetivos climáticos anteriormente expuestos. Además, ni siquiera este compromiso es muy estricto, pues en caso de que dichas empresas tengan una estrategia de diversificación en marcha, cuyos criterios o plazos el banco en absoluto especifica, el umbral del 40% ya no aplica.

• En segundo lugar, el banco no excluye algunas de las actividades más sucias de sus compromisos de desinversión, como el fracking (fractura hidráulica del subsuelo para la extracción de gas natural, que es un combustible fósil).

• En tercer lugar, el BBVA no excluye las infraestructuras concomitantes a los combustibles fósiles de su cartera de posibles inversiones. Tal es el caso de oleoductos y gasoductos.

• Por último, el banco solo hace compromisos explícitos en relación a sus inversiones corporativas, pero no dice nada respecto a sus ramas de gestión de fondos y de seguros, lo cual hace pensar que estas políticas de responsabilidad no aplican a estos sectores, que sin embargo mueven miles de millones de euros.

Por todo ello, Ecologistas en Acción "hace un llamamiento a los accionistas a poner estos asuntos sobre la mesa si quieren mostrar un compromiso real con la conservación del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático". Además -alertan los ecologistas-, los accionistas deberían ser conscientes "del riesgo financiero que pueden suponer las inversiones sucias para el banco, habida cuenta del creciente número de demandas que organizaciones ciudadanas, instituciones y gobiernos presentan contra las empresas que causan el cambio climático, y que bien podrían empezar a afectar a bancos fósiles como el BBVA".

También Greenpeace ha criticado duramente al BBVA. La organización ecologista lanzó hace solo unas semanas una recogida de firmas para pedir al banco que se desvincule de las industrias canadienses que están trabajando en la extracción de crudo de las arenas bituminosas. En esa misiva, Greenpeace solicita de la dirección del BBVA, "que amplíe sus compromisos de lucha contra el cambio climático, la protección de la biodiversidad y los derechos de los pueblos indígenas, y se desvincule totalmente de la destrucción llevada a cabo por el sector de extracción del petróleo de arenas bituminosas y también de sus infraestructuras de transporte asociadas".

Artículos relacionados
• Greenpeace denuncia la vinculación del BBVA con la destrucción provocada por la industria petrolera de Canadá

• Estos son los 20 lobbyes que mandan en Europa "gane quien gane las elecciones"

Añadir un comentario