panorama

Empresas

Inelca, 50 años alargando la vida útil

0
Industrial Electrolítica Cano (Inelca) es una empresa familiar que lleva ya más de 50 años recubriendo superficies para que ganen belleza, resistencia a la corrosión, o a la fricción, o ductilidad, o virtudes anticorrosivas, o soldabilidad. En fin, recubriendo superficies para optimizar las prestaciones y alargarle la vida útil a cada pieza, a cada máquina, a cada instalación. Comenzó a finales de los 60 como empresa de pulimentado, niquelado, cromado y dorado, para ramos como la Hostelería o la Decoración; desembarcó luego en la exigente industria del sector automotriz, donde fue ganando experiencia y cultivando prestigio; y se está abriendo ahora paso en los no menos sofisticados sectores aeronáutico y de las renovables.
Inelca, 50 años alargando la vida útil

“Empresa especializada en el tratamiento de superficies metálicas. Trabajamos con proveedores certificados y reconocidos internacionalmente, como Atotech, Coventya y Magni”. Esas son las credenciales que presenta Inelca en su perfil de LinkedIn, la red profesional por antonomasia. Inelca comienza a finales de los 60 –trabajando con níquel y cromo para sectores como el de la Decoración–, incorpora muy pronto el zinc a su catálogo, y muy pronto también –años 80– entra en la industria de la automoción, donde consolida su marca profesional, supera su nicho primigenio de negocio (Decoración-Hostelería) y se especializa en “recubrimientos técnicos”. Así, a mediados de los noventa, abre dos nuevos centros de trabajo: uno, en Zona Franca, y otro, en Palamós (Girona). Y a principios del siglo que nos lleva, en el año 2001, inaugura por fin su planta de Sant Esteve Sesrovires, en la que hoy aplica toda su experiencia y conocimientos y de la que dice es “la planta más moderna y con mayores avances tecnológicos del mercado de tratamiento de superficies”.

La empresa emplea hoy a una sesentena de personas, en siete líneas de aplicación, tres turnos de trabajo. Factura aproximadamente nueve millones de euros al año, y ha sabido capear –está sabiendo– la que pasa por ser la primera pandemia global y la resaca que del Covid se ha derivado: resaca por el encarecimiento de las materias primas (la demanda ha crecido en “efecto rebote” tras la pandemia, y la oferta no lo ha hecho en igual medida, pues la industria aún no ha recuperado el pulso anterior al Covid); resaca por el encarecimiento de los fletes marítimos (cuyo precio se ha multiplicado por cinco, seis, siete, en los últimos meses); y resaca por el rally de precios de la electricidad, cuyo impacto aún está por ver. A pesar de todo –nos cuenta la directora de Ventas de Inelca, Maribel Morales Márquez–, “lo cierto es que, aunque la actividad ha estado algo por debajo de lo habitual, hemos tenido una actividad más o menos normal”.

Inelca es empresa aplicadora homologada por los principales proveedores de soluciones para recubrimientos de superficies metálicas. Los materiales sobre los que aplica sus acabados son el acero, el cobre, el aluminio, el zamak, el latón y el hierro. La empresa, que tiene implantado un Sistema de Gestión de Calidad según la norma internacional IATF 16949, presume de contar con la maquinaria más moderna. Así, cuenta con una Cámara de Niebla Salina de última generación, espectrofotómetro, posibilidad de realizar ensayos de kesternich, rayos X “y otros equipos que nos permiten ofrecer un servicio integrado y totalmente autónomo”.

Los dos últimos hitos de la historia de Inelca ponen de manifiesto el momento que vive la empresa. (1) En marzo de 2020, Inelca abre otra planta en Sant Esteve Sesrovires, aledaña a la principal, con una superficie construida de 2.200 metros cuadrados, y que plantea como “un complemento productivo a la existente, que ayudará a consolidar los proyectos de futuro y permitirá alcanzar los retos tecnológicos que se avecinan con la industria 4.0”. Y, poco después, en el verano de ese año, (2) Inelca incorpora un “evaporador de comprensión mecánica para el tratamiento de las aguas residuales procedentes de los procesos de Zinc Níquel”. Lo hace con un doble propósito: mejorar la calidad de las aguas que emplea en sus procesos, y minimizar el consumo del valioso líquido elemento.

Pues bien, a un año vista, en julio de 2021, la empresa informaba de que ha conseguido reducir el consumo de agua hasta un…. 97%!; y añadía que el agua obtenida tras el proceso de evaporación “mejora la calidad del agua de red dando mayor estabilidad a los procesos productivos”. Pues bien, de todo este presente ambicioso (y de apuesta por la calidad y la autoexigencia ambiental) y de las perspectivas que la nueva coyuntura le está abriendo a Inelca nos hablan en entrevista exclusiva a su directora de Compras, Maribel Morales, y el responsable de Asistencia Técnica en el departamento de Ventas, Antonio Gutiérrez.

 Texto incluido en la edición de noviembre de la revista de papel Energías Renovables (ER 206)

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).