panorama

Greenpeace presenta [R]evolución Energética 2012

0
Publicado por primera vez en 2007, [R]evolución Energética marca el camino para proteger nuestro clima, señalando los cambios que se deben afrontar para la eliminación progresiva de los combustibles fósiles y la reducción de las emisiones de CO2 , al tiempo que se garantiza la seguridad energética. En el informe de este año, los autores destacan que las claves para el cambio están en una gran expansión de las energías renovables y más eficiencia energética en los vehículos. 
Greenpeace presenta [R]evolución Energética 2012

El Escenario [R]evolución Energética, realizado por Greenpeace junto con el Consejo Mundial de la Energía Eólica (GWEC) y el Consejo Europeo de la Energía Renovable (EREC),  se ha convertido en uno de los análisis más conocidos y respetados desde que en 2005 se publicara el primer Escenario para Europa. La versión de 2012 es el cuarto escenario mundial de la [R]evolución Energética.

El informe de 2010 incluía un análisis detallado de la evolución del empleo. En esta edición, además, se ha ampliado la investigación para incorporar nuevas proyecciones de transporte y demanda, nuevas reducciones para el petróleo y el gas y aspectos tecnoeconómicos de los sistemas renovables de calor y frío.

El informe  subraya que las energía renovables han experimentado un considerable crecimiento respecto a  lo estimado en escenarios anteriores. De hecho, la instalación de energía renovable en 2011 ha sido un 50% mayor que la cifra estimada en el primer informe de [R]evolución  Energética. Y la capacidad instalada de energías renovables aumentará de 237 GW en 2011 a 7.392 GW en 2030.

Además, incluye análisis minuciosos del descenso de las reservas de combustibles fósiles convencionales y muestra el escenario para abandonar el petróleo, sin necesidad de tener que extraerlo del Ártico, ni de arenas bituminosas, ni las perforaciones en alta mar en Brasil, ni ninguna otra fuente  “no convencional”. El informe plantea, asimismo, el camino a seguir para que las medidas de eficiencia puedan reducir la demanda de electricidad un 30%, otro 20% la demanda de calor y las energías renovables puedan abastecer de energía a 2.000 millones de personas en el mundo que ahora no tienen acceso a la energía. Además, marca las pautas para que en 2050  las emisiones de CO2 sean un 80% inferiores que en 1990.

Oportunidades de empleo
Actuar de acuerdo a las pautas planteadas en [R]evolución Energética producirá más empleo a nivel mundial según avanza la proyección. Según el estudio, se producen variaciones en el número de empleos bajo todos los escenarios para cada tecnología entre 2010 y 2030.

Los empleos en el sector del carbón declinan, lo que conduce a una pequeña disminución en la totalidad de empleos en el escenario de Referencia, pero un gran crecimiento en el sector renovable lleva a un aumento del 4% en el empleo total en el sector de la energía para 2015.

En 2030, las renovables contabilizan el 65% de los empleos en el sector de la energía (18,3 millones de empleos) repartidos con bastante uniformidad entre eólica, solar fotovoltaica, solar térmica y  biomasa.

En cuanto al transporte, el escenario de la [R]evolución Energética asume que el sector aumentará el consumo energético hasta 2020 debido a una rápida y creciente demanda de servicios. Sin embargo, para 2050 la demanda caerá a los niveles actuales, de manera que entre 2009 y 2050, bajo el escenario de la [R]evolución Energética, la demanda energética en el sector del transporte aumentará solo un 26%.

Cambios en la política
Para conseguir que la [R]evolución Energética sea una realidad y evitar el  cambio climático, Greenpeace, el Consejo Mundial de la Energía Eólica (GWEC) y el Consejo Europeo de la Energía Renovable (EREC) demandan que se implementen las siguientes políticas y medidas en el sector energético:

1. Eliminar progresivamente todas las subvenciones para los combustibles fósiles y la energía nuclear
2. Internalizar los costes externos (sociales y medioambientales) de la producción de energía a través de techos de emisión y comercio de derechos de emisión.
3. El cumplimiento obligado de unas normas de eficiencia estrictas para todos los aparatos, edificios y vehículos que consuman energía.
4. Establecer objetivos legalmente vinculantes para la energía renovable y la cogeneración.
5. Reformar los mercados eléctricos para garantizar a los productores de energía renovable el acceso prioritario a la red.
6. Proporcionar a los inversores un rendimiento definido y estable, por ejemplo mediante programas de primas o tarifas garantizadas.
7. Implementar mejoras en el etiquetaje y los mecanismos de divulgación para ofrecer mayor información medioambiental sobre el producto.
8. Aumentar los presupuestos de investigación y desarrollo para la energía renovable y la eficiencia energética.

El informe se puede descargar desde este enlace 

 

Añadir un comentario