panorama

España no cumplirá el Objetivo 2030 que se ha marcado en su Plan Nacional Integrado de Energía y Clima

0
Esa es la principal conclusión a la que ha llegado la consultora española EKON Strategy Consulting, que ha presentado esta semana en Madrid, en el marco del Congreso Solar+Wind SWES 2019, un estudio que señala que, "en el escenario más favorable", España alcanzará un 69,4% de generación eléctrica a partir de fuentes renovables en el año 2030, y no un 74%, que es el Objetivo que se ha fijado el Gobierno en su borrador de Plan Nacional Integrado.
España no cumplirá el Objetivo 2030 que se ha marcado en su Plan Nacional Integrado de Energía y Clima

Kim Keats, director de Modelización de Mercados de la consultora española EKON Strategy Consulting, ha sido el encargado de presentar el estudio. Lo ha hecho en el marco del Congreso Solar+Wind SWES 2019, que tuvo lugar ayer en Madrid. El estudio de EKON vislumbra el incumplimiento susodicho; mantiene que el incremento de potencia renovable en el sistema no tiene por qué provocar un colapso en los precios del mercado, "tal y como algunos temen y otros pronostican"; y advierte que "el Plan no parece tener en cuenta los futuros avances tecnológicos en eólica y fotovoltaica: la producción por cada megavatio instalado será más alta que antes".

"El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima -apuntan desde EKON- no ha tenido en cuenta que con los avances tecnológicos esperables en fotovoltaica y eólica los rendimientos y el número de horas equivalentes de funcionamiento aumentarán y se podrá conseguir una mayor producción con menor capacidad instalada". La consultora española estima así que nuestro país podría alcanzar en 2030 un 69,4% de electricidad renovable con 10,5 gigavatios de nueva potencia eólica y 24,3 gigas de nueva potencia fotovoltaica, "mientras que el Plan Nacional Integrado se pone como objetivo 27 y 32 gigas nuevos de cada una de dichas tecnologías renovables.

Otra de las conclusiones del modelo de EKON es que, a diferencia de los resultados observados en otros modelos, la entrada masiva de capacidad renovable, y en particular fotovoltaica, "si bien provocará una reducción de los precios medios obtenidos por esa tecnología, no provocará un colapso de los precios, como temen algunos actores del sector: la temida 'canibalización'”.

Otras dos conclusiones de EKON
• 1. A largo plazo, el coste normalizado (Levelized Cost Of Electricity) de la energía eólica, siendo “quasi-baseload”, fijará el precio de mercado, de modo que el apuntamiento de la fotovoltaica dependerá del ratio del LCOE de eólica y fotovoltaica.

• 2. Siempre y cuando la entrada de nueva capacidad eólica y fotovoltaica se produzca de manera gradual, escalonada, y no de golpe (lo cual sería difícil dadas las limitaciones técnicas y financieras), se llegará a un punto de saturación a partir del cual caerá la rentabilidad de los proyectos hasta hacer que los inversores pierdan el interés por seguir instalando nueva capacidad, y en ese punto los precios tenderán a estabilizarse.

Respecto de las subastas
En relación a las nuevas subastas que el Gobierno tiene intención de llevar a cabo para estimular la entrada de renovables, Kim Keats ha señalado que, en una situación en la que las tecnologías eólica y fotovoltaica han alcanzado la paridad de red, es decir son competitivas y rentables en la situación de mercado actual sin ayudas públicas, conviene dejar que el mercado decida por sí solo cuánta capacidad instalar, sin necesidad de intervención pública.

Si el mercado decide dar entrada a la capacidad que el gobierno se ha dado como objetivo es porque el sistema lo necesita, y viceversa. Keats también ha pedido que cualquier mecanismo regulatorio que el Gobierno decida poner en marcha, ya sean subastas, certificados verdes u otros, no discrimine unos activos frente a otros en función de su fecha de puesta en marcha.

EKON alerta
"Forzar la entrada de capacidad renovable podría provocar desequilibrios en el mercado que afectarían a la rentabilidad de los proyectos y su capacidad de devolver la deuda. Además, podría resucitar el fantasma del déficit de tarifa, provocando la huida de inversores y una nueva parálisis del sector que nadie desea. Un mercado de garantías de origen (certificados verdes) donde el gobierno define una meta de energía renovable sería compatible con el funcionamiento del mercado eléctrico europeo, no discriminaría entre diferentes operadores, y no causaría un déficit tarifario".

Sobre EKON
EKON se presenta como "una consultora española que realiza evaluación de mercados y screening, así como previsiones de precios, revisión del suministro de combustible, O&M, análisis de márgenes operativos y financieros y revisión de contratos de préstamos". EKON, que presume de estar "especializada en arbitraje a nivel internacional, como asesor y experto independiente", ha participado en el arbitraje de algunas de las reclamaciones en renovables de los inversores financieros contra el estado español.

Añadir un comentario