panorama

Brocha gorda para la subasta de renovables

0
El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital aprobó el viernes la orden ministerial que regula el procedimiento de asignación en la subasta de adjudicación del régimen retributivo específico de nuevas instalaciones de renovables. Según Energía, la subasta tendrá lugar "en las próximas semanas" (el Ministerio no precisa más) y será "tecnológicamente neutra", es decir, que no va a distinguir renovables con capacidad de almacenamiento de renovables que no la tienen.
Brocha gorda para la subasta de renovables

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal (véase currículo), continúa ahondando en la reforma a golpe de brocha gorda. Su última ocurrencia: tratar por igual a tecnologías desiguales. Según la nota difundida el viernes por el Gabinete de Comunicación de su Ministerio, la subasta que va a convocar "en las próximas semanas" se llevará a cabo mediante un mecanismo competitivo, "de manera que resultarán adjudicados aquellos proyectos que supongan un menor coste para el consumidor". La subasta pues no tendrá en cuenta si la instalación renovable es capaz de almacenar la electricidad que genera o no. La coartada que ha empleado en este caso el ministro para fundamentar su propuesta es el "menor coste para el consumidor". Nadal estaría confundiendo así valor y precio: el valor que tiene una instalación en su marco (el sistema) con el precio de generación del kilovatio hora (coste de generación aislado). Enfrente, el sector termosolar lleva meses apelando a esa distinción.

El presidente de la European Solar Thermal Electricity Association, Luis Crespo, sostiene que "la planificación de nueva capacidad renovable en España debe incluir, incuestionablemente, potencia gestionable, como la termosolar, que proporcione respaldo a las tecnologías fluyentes, como la eólica o la fotovoltaica”. Según Crespo, que es también presidente de la patronal española (Protermosolar), "el precio del kilovatio hora no puede ser el único criterio que marque la planificación energética; las centrales termosolares son hoy en día competitivas frente a la doble inversión que supondría centrales fluyentes respaldadas con nuevos ciclos combinados cuando concluya la vida operativa de los actuales".

El discurso pues de Crespo se resumiría en respaldar las renovables "sin" (capacidad de almacenamiento) con renovables "con"
En la misma línea se expresaban el pasado mes de noviembre trece destacados actores del sector: asociaciones como Anpier o UNEF, organizaciones ecologistas como Greenpeace, Amigos de la Tierra o WWF, la Fundación Renovables, y la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, entre otros. Lo hacían a través de un manifiesto en el que señalan que consideran necesario realizar "subastas tecnológicas específicas". Ello, con un triple objetivo: garantizar el cumplimiento de los objetivos energéticos que tiene España; ayudar al desarrollo de tecnologías (de generación de electricidad limpia) que no han alcanzado aún la madurez; e incorporar al sistema tecnologías en función de su capacidad de gestionabilidad.

La vía del gas
Pues bien, el Ministerio anunció el pasado viernes que la subasta será "tecnológicamente neutra", y que serán adjudicados "aquellos proyectos que supongan un menor coste para el consumidor", sin más. Según diversas voces del sector, lo que estaría sucediendo es que Nadal estaría buscándole una salida a los ciclos combinados que queman gas natural (hay mucha potencia de gas instalada, pero no tiene cabida en el sistema, porque es más barato generar con viento, con uranio o con agua). La Idea Fuerza de la propuesta de subasta de Nadal sería incrementar las renovables "sin" (cegándole la salida a las "con") para necesitar gas de respaldo. Según Crespo, "sin consenso político para alargar la vida de las centrales nucleares y con fecha de caducidad para la generación con carbón, la termosolar constituye una pieza indispensable del mix de generación del país”.

Cincuenta instalaciones, algo más de 2.300 megavatios de potencia
En España hay actualmente medio centenar de centrales termosolares (2.300 MW), que el pasado verano -explican desde Protermosolar- batieron su mejor marca de contribución al mix eléctrico en un período horario: llegaron a marcar un pico del 9,4% del total de producción eléctrica en el país: "durante los meses de verano de 2016, la producción mensual se situó por encima del 4% y, en muchos momentos, representó más del 8% de la demanda instantánea". Se da además la circunstancia de que la tecnología termosolar tiene un componente made in Spain muy potente. La Plataforma Solar de Almería es sin duda alguna la meca de la I+D en tecnología termosolar a escala global (en justa lid con los laboratorios Sandia de California), mientras que algunas de las empresas de este sector más importantes del mundo son españolas: Sener, TSK, Acciona, Rioglass.

¿Ejemplo? Ouarzazate
Las tres centrales NOORo -que integran en Ouarzazate (Marruecos) el mayor complejo termosolar del planeta- han sido desarrolladas llave en mano por el grupo vasco Sener. Según nos contaba Crespo en la Edición 157 (enero de 2017) de Energías Renovables, "2016 ha sido el año en el que los responsables energéticos de muchos países están empezando a descubrir la diferencia entre el valor que cada nueva central aporta a su sistema y el precio de la generación del kilovatio hora, y que generación gestionable y no gestionable son productos completamente distintos". Confiamos -concluía el presidente de Protermosolar- en que "más pronto que tarde, se proceda a convocar subastas en las que la métrica de comparación no sea el coste de generación sino el valor, en términos operacionales y de capacidad, que cada tecnología aporta al sistema para reducir su coste global".

El Ministerio informa
Según el comunicado difundido el pasado viernes, se subastarán 2.000 MW de potencia renovable, pudiendo ampliarse en otros 1.000 MW adicionales, "si el resultado de la subasta ofrece precios competitivos". Por lo demás, "para asegurar la ejecución de los proyectos, que tendrán que estar en funcionamiento antes de 2020, se ha establecido un sistema de garantías económicas que, conforme se vayan cumpliendo hitos en la ejecución de los proyectos, irán siendo devueltas progresivamente a los promotores".

Otros artículos sobre subastas energéticas
• Subastas energéticas: características de un modelo eficiente
• Subastas fotovoltaicas, más oscuros que claros
• ¿Subastas? Quizás sí, pero no así
• 13 asociaciones reclaman un sistema de subastas “anual, objetivo y competitivo”

Las subastas: ¿una declaración de guerra contra la democratización de la energía?, por Pep Puig

Añadir un comentario