movilidad

0
La Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León reunió en Valladolid la semana pasada, durante tres jornadas, a representantes de cuatro países de la Unión Europea, con los que colabora en el proyecto Prometeus de la UE. Según la Junta, el objetivo de eset encuentro ha sido mostrar a sus socios de proyecto los avances que ha hecho la Comunidad en el desarrollo de la movilidad eléctrica. Esta iniciativa forma parte del programa Interreg Europe y pretende fomentar planes de transporte sostenibles. Castilla y León cuenta con 400 puntos de recarga para vehículos eléctricos públicos.
La electromovilidad se cita en Valladolid

Prometeus (Promotion of e-mobility in EU regions) es un proyecto -informa la Junta- cuyo objetivo es "favorecer la extensión de la electromovilidad en el territorio europeo, un reto que es coherente con las prioridades políticas de la UE de promover alternativas más eficientes y limpias al transporte a través de fondos estructurales". El proyecto Prometeus está liderado por el Gobierno de Malta -a través del Ministerio de Transportes, Infraestructuras y Proyectos de Inversión- y participan en él la Junta de Castilla y León -por medio de la Dirección General de Industria y Competitividad- y los gobiernos de Carinthia (Austria), Lacio (Italia) y Prešov (Eslovaquia), además del Instituto Politécnico de Milán (Italia), este último como socio asesor.

La iniciativa cuenta con un presupuesto de 1,38 millones de euros, que están cofinanciados al 85% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y al 15% restante, por las administraciones y entidades que integran el consorcio. En el caso de Castilla y León, la dotación asignada a la Dirección General de Industria y Competitividad asciende a 213.495 euros.

El proyecto se desarrollará en dos fases durante el periodo 2017-2021
En la primera, los socios -informa la Junta- analizarán las características territoriales para determinar las posibilidades de despliegue de la movilidad eléctrica, lo que implica abordar aspectos como la normativa o el régimen de incentivos vigente en cada región, así como su dotación de infraestructuras y vehículos no convencionales. Estos estudios darán lugar a planes de acción que, en una segunda etapa, se someterán a evaluación.

En el contexto de la fase uno, la Junta ha organizado tres jornadas de trabajo con sus socios europeos. En las dos primeras se han presentado las actividades desarrolladas en Castilla y León durante el segundo semestre de 2017, entre las que cabe citar los encuentros celebrados en Valladolid y Segovia –en los que expertos en ecomovilidad expusieron las iniciativas que están llevando a cabo en este campo en ambas provincias– y la cita formativa organizada por el Ente Regional de la Energía (EREN) en León con el objetivo de difundir las ventajas de los vehículos eléctricos.

Visitas de campo
El programa ha incluido una visita de campo para dar a conocer las buenas prácticas implementadas en la Comunidad, para lo que se han elegido las instalaciones de la planta vallisoletana de Renault, en las que se fabrica el Twizy; la flota de autobuses eléctricos del Ayuntamiento de Valladolid, los puntos de recarga con los que cuenta la Universidad de Valladolid y el prototipo de motocicleta eléctrica desarrollado por la empresa berciana Enriding.

En la actualidad la región cuenta con 400 puntos de recarga públicos, repartidos por sus nueve provincias (Castilla y León es la región más extensa de España). Así mismo, y según datos oficiales de la Dirección General de Tráfico de España en el año 2017, se contabilizaron 620 vehículos eléctricos en la región. Castilla y León está desarrollando además varios proyectos relacionados con la movilidad sostenible, como los proyectos Moveletur y Remourban.

Concluidas las demostraciones, se ha celebrado un foro de debate en torno a las investigaciones y avances en materia de transporte sostenible, en el que han participado tres centros tecnológicos de Castila y León –Instituto Tecnológico de Castilla y León, Fundación Cartif y Fundación para Investigación y Desarrollo en Transporte y Energía (Cidaut)–, el EREN y el Ayuntamiento de Valladolid, con sus proyectos Moveletur y Remourban, respectivamente.

Antecedentes
Prometeus comenzó su andadura en enero de 2016 y, desde entonces, se han celebrado ya dos comités directivos en las ciudades de San Julián (Malta) y Klagenfurt (Austria). El presidente del Ejecutivo autonómico, Juan Vicente Herrera, fue elegido en 2012 máximo responsable del Intergrupo por el Futuro de la Industria del Automóvil del Comité de las Regiones.

Desde este órgano, la Comunidad promovió contactos entre los cluster de la automoción de las regiones miembro para facilitar la presentación de propuestas conjuntas a programas y convocatorias europeos, y propuso el desarrollo de una Guía de Movilidad Eléctrica para regiones europeas tomando como modelo la elaborada por el EREN.

En la actualidad, el Gobierno de Castilla y León coopera en la ejecución de la Estrategia de Impulso del Vehículo con Energías Alternativas (VEA) en España 2014-2020, con el objetivo de favorecer una industria vinculada al desarrollo del sector de automoción de energías alternativas.

En este concepto, junto al transporte eléctrico, se incluyen el gas licuado del petróleo o autogas (GLP), gas natural comprimido (GNC), gas natural licuado (GNL), biocombustibles e hidrógeno.

Añadir un comentario