movilidad

Castilla-La Mancha anuncia que subvencionará estaciones de servicio expendedoras de combustibles fósiles

0
La consejera castellano-manchega de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, anunció ayer que su gobierno va a subvencionar el establecimiento de puntos de repostaje de gas en la región (el gas natural es un combustible fósil, cuya extracción, transporte y quema produce emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero, desencadenantes de cambio climático). Franco hizo ese anuncio durante el acto de inauguración de una "gasinera" de Naturgy (compañía antes denominada Gas Natural Fenosa).
Castilla-La Mancha anuncia que subvencionará estaciones de servicio expendedoras de combustibles fósiles

Gas como combustible-solución de movilidad y fondos públicos para la puesta en marcha de una red de estaciones de servicio que lo expendan. Es una de las apuestas, en materia de movilidad, de la Junta de Castilla-La Mancha, que anunció ayer, por boca de la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, el lanzamiento, "en la próxima legislatura", de una estrategia regional para la Movilidad Sostenible. Según Franco, esa estrategia se centrará en (1) la mejora de la eficiencia energética -mediante el fomento de la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos y de estaciones de repostaje de hidrógeno y de gas natural- y (2) apostará por "llevar a cabo una acción ejemplarizante de la Administración".

Eso será en la próxima legislatura
De momento, Franco acaba de inaugurar una "gasinera" de Naturgy (compañía antes denominada Gas Natural Fenosa) en un polígono industrial de la provincia de Toledo (foto). Durante el acto, la consejera ha hecho balance de su actividad en materia de energía, un balance según el cual las ayudas para el ahorro y la eficiencia energética, la adquisición de vehículos eficientes (la Junta incluye ahí los de gas), el establecimiento de puntos de recarga y el fomento del autoconsumo han superado en Castilla-La Mancha los diez millones de euros, "beneficiando a más de 4.500 ayuntamientos, empresas y particulares" a lo largo de los más de tres años y medio de legislatura que ya han transcurrido.

Según los datos facilitados por la Junta, actualmente hay en la región 900 vehículos eléctricos (sobre un total de 1.447.353 vehículos matriculados). Franco ha asegurado que la intención del Ejecutivo regional es fomentar el establecimiento de al menos un punto de recarga para vehículos eléctricos en cada municipio de la región y ha avanzado que su gobierno habilitará 200 puntos de recarga en los edificios de la Junta. La consejera castellano-manchega no ha facilitado información sin embargo sobre el número de vehículos de gas matriculados en la región. No obstante, sí ha avanzado que el Gobierno regional va a subvencionar el establecimiento de puntos de repostaje de este combustible fósil.

En el primer trimestre del año, el Ejecutivo convocará para el fomento de las renovables destinadas a las pequeñas y medianas empresas (pymes) por importe de 825.000 euros, así como la convocatoria de 350.000 euros al establecimiento de puntos de recarga para vehículos.

La Junta aprovecha su nota de prensa para hacer publicidad sobre Naturgy, Nedgia y Unión Fenosa Distribución en Castilla-La Mancha
Reproducimos íntegramente a continuación: «La puesta en marcha de esta nueva gasinera se enmarca dentro del plan de fomento de la movilidad de la compañía, cuyo objetivo es potenciar la utilización del gas natural como combustible como la mejor alternativa sostenible frente a los combustibles fósiles derivados del petróleo.

El nuevo mapa de puntos de recarga de Gas Natural Vehicular (GNV) en España permitirá atender el aumento de la demanda en los próximos años y reforzar la disponibilidad de este combustible en el mercado, dado el incremento que están experimentando los vehículos propulsados con gas natural.

El gas natural vehicular reduce en más de un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno y en casi el 100% las partículas en suspensión, principal causa de problemas respiratorios y cardiacos derivados de la contaminación en entornos urbanos. También disminuye hasta un 30% las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero, por lo que contribuye en la lucha contra el cambio climático.

Naturgy Renovables cuenta con una potencia instalada en Castilla-La Mancha de 1.638 megawatios (MW), de los que 1.363 MW corresponden a régimen ordinario, lo que representa el 35% de la potencia total instalada en régimen ordinario en la comunidad. La central de ciclo combinado de Aceca en Toledo aporta 379 MW. También las diferentes centrales hidráulicas aportan otros 454 MW, repartidos en diez Instalaciones en las provincias de Toledo, Cuenca y Guadalajara, donde 215 MW corresponden a la central hidráulica reversible de Bolarque II».

El gas es un combustible fósil que contribuye al cambio climático, tanto por la generación de emisiones de CO2 en la combustión como por las emisiones fugitivas de metano. El metano es un gas con un potencial de calentamiento global 86 veces superior al del CO2 en los primeros 20 años de vida. Emitir un kilogramo de metano es equivalente a emitir 86 de CO2. Cada vez más investigaciones científicas demuestran que las fugas de metano no han estado bien contabilizadas y representan un problema climático mayor del que se creía.

El Grupo de expertos Intergubernamental sobre Cambio Climático define las emisiones fugitivas como “la liberación intencional o no intencional de los gases de efecto invernadero durante la extracción, el procesamiento y la entrega de los combustibles fósiles al punto de utilización final”. El informe Smoke and mirrors, de Bankwatch Network, publicado en enero del año pasado, concluye que “los valores de emisiones fugitivas en más de la mitad de los escenarios están alrededor del umbral del 3% definido por la Agencia Internacional de la Energía, más allá del cual el gas fósil deja de ofrecer un beneficio climático en comparación con el carbón”.

Castilla-La Mancha importa todo el gas natural que consume. España se ha gastado más de 7.000 millones de euros en importaciones de gas natural en 2018. El país paga aproximadamente un millón de euros por hora.

Añadir un comentario