los editoriales de er

Frente a la guerra de Ucrania, más renovables

0
Frente a la guerra de Ucrania, más renovables
Vladimir Putin, presidente de Rusia

El 24 de febrero el mundo se despertaba con una guerra anunciada. Rusia invade Ucrania a pesar de las amenazas y las represalias económicas que llegan desde Occidente. Las consecuencias no han dejado de empeorar. Primero por los muertos y los refugiados, que no paran de crecer en medio de una destrucción que galopa cada día. Igual que galopan los precios de la energía. Rusia es una de las principales fuentes de suministro de gas para los países del centro y este de Europa. Y esos riesgos geoestratégicos que acompañan siempre a los combustibles fósiles –Oriente Medio, países árabes, Rusia…– pasan en unas semanas de riesgo potencial a pesadilla auténtica.    

Al cierre de este número (el 2 de marzo fue a imprenta la revista en papel de marzo) el gas natural se ha disparado entre un 40% y un 60%, llegando a alcanzar los 194 euros el megavatio. Y el petróleo Brent supera los 110 dólares el barril, algo que no se veía desde 2014. Así que Occidente tira ya de sus reservas estratégicas y reza lo que sabe para que la guerra de Ucrania no se eternice. Rusia es el segundo productor mundial de petróleo y el segundo suministrador de gas de Europa. Un 35% del gas natural que consume Europa llega precisamente desde el país que está atacando Ucrania sin ningún miramiento.

Lo que pueda pasar es una incógnita absoluta. La compañía rusa estatal Gazprom asegura que, por ahora, el flujo de gas seguirá llegando a Europa. Pero las sanciones financieras de Occidente empiezan a alcanzar tal calado que Moscú podría tomar represalias en este sentido. Lo único cierto es que resulta imposible saber qué pasará mañana. Y mientras tanto, los precios en el mercado eléctrico y en el gas natural que consumimos en los hogares o en el transporte se ha disparado. Muchos de estos últimos son profesionales de sectores como el taxi, que ven atónitos cómo el gas está ahora más caro incluso que la gasolina. Y a pesar de que en 2021, el año de los precios locos de la electricidad, el gas natural solo produjo el 17,2% de lo que consumimos en España, el sistema marginalista del mercado eléctrico europeo ha permitido que el gas ponga el precio de la luz por las nubes.

Ante semejante panorama, la única solución es reforzar aún más la apuesta por las renovables. Una apuesta que no va a cambiar la situación de la noche a la mañana, pero que irá reduciendo estos riesgos estratégicos hasta acabar con ellos. Las renovables llevan años diciendo que, además de energías limpias y baratas, son autóctonas. El sol, el viento, el agua, la bioenergía, son nuestro gas, son nuestro petróleo. Y tenemos que seguir trabajando para que cada día lo sean más. Para que llegue el momento en que amenazas como la que acaba de destapar Rusia no nos hagan temblar.

Hace tres meses publicábamos una noticia que conviene recuperar: el precio de la electricidad en España será más bajo que en el resto de Europa a partir de 2025. Y lo será precisamente gracias a las renovables, a la apuesta que llevamos haciendo desde hace años. Lo dijo Carmen Becerril, la presidenta del Operador del Mercado Eléctrico (OMEL), en el Congreso Nacional de Energías Renovables de APPA. Los precios –decía– se van a mantener altos durante bastante tiempo, pero a partir de 2025 la curva de España se separa rotundamente de la curva de precios europea: cuando Francia y Alemania siguen en el año 2025 marcando precios de 60-70 euros el megavatio hora, aquí estaremos en 50.

Habrá que esperar unos años hasta ver en qué medida esas previsiones se ajustan a la realidad. En todo caso, los argumentos que encierran son más importantes que nunca. Más renovables nos harán más independientes. Y no serán nunca una excusa para la guerra.

Hasta el mes que viene.


Luis Merino
[email protected]

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).