fotovoltaica

Esta es la historia de un atraco

0
Hoy es mi primer día de vacaciones -me digo el martes, 26 de julio-, pero voy a escribir. Porque me apetece publicar la entrevista de César. Se la hice la semana pasada, pero no me dio tiempo a trabajármela. Y me siento en deuda. No sé por qué, pero me siento en deuda. Hace calor a finales de julio en Madrid, mucho calor. Voy transcribiendo la grabación -casi tres cuartos de hora de conversación- y voy recordando a la par además lo que César me dijo en el café del antes (antes de enchufar la grabadora) y en la caña del después. Voy recordando lo que me dijo el hijo del albañil, el pelotari, el actor, el hombre. "Estos del gobierno no tienen ni idea de lo que han hecho, no tienen ni la más mínima idea. Y lo van a saber".
Esta es la historia de un atraco

26 de julio. Es mi primer día de vacaciones, pero quiero cerrar un tema que no me dio tiempo a zanjar. Me levanto tarde, sobre las nueve; desayuno tranquilo y me conecto sobre las diez y media. Y me pongo a transcribir la entrevista que le hice a César Vea, el actor que está preparando Sol(d) Out, "un largometraje documental sobre la estafa de la que han sido objeto 62.000 familias de toda España". Enseguida me meto en harina. Porque la conversación -la voz de Vea- es muy potente. Una de esas voces que te llega hondo inmediatamente. Tardo mucho tiempo en transcribir todo lo que César me cuenta. Tardo porque me apetece recoger el alma de lo que hablamos y no solo la letra. Así que escucho despacio, a veces paro (si hay algo que no se oye bien en la grabación) y reescucho sin prisa, recordando las sensaciones que tuve cuando le entrevisté, hace ya ocho o diez días.

César me habla de las ilusiones de un emprendedor que quiso invertir en una huerta solar fotovoltaica
El Ministerio de Industria animaba en 2007 a la ciudadanía a invertir en solar fotovoltaica (FV): 'invierta usted, que el Estado le asegura que lo que produzca será retribuido a tal precio'. Y César lo hizo: invirtió sus ahorros y pidió además un crédito (hizo sus cuentas) que pensaba devolver con lo que le fuesen pagando por los kilovatios hora que fuese generando su huerta. El problema es que muy poco tiempo después de hecha la inversión, ese mismo Gobierno -que había prometido pagar el kilovatio a un cierto precio durante un cierto tiempo- decidió que no, que no iba a pagar el precio comprometido, sino otro mucho menor (en algunos casos, hasta un 50% menor). Sí, el Gobierno cambió las leyes (año 2010) y, de repente, le cambió la vida a César, que ha tenido que empeñarlo todo... porque lo que ahora percibe por lo que produce su huerta no le alcanza para devolver el préstamo.

El señor Vea no habla del Ministerio, ni de kilovatios
César me habla de su vida: "años de no dormir, de estar estresado, de abogados, de pelear con el banco, de rehipotecar...". Sí, me habla de su vida, y me habla de su padre, y de su hijo, y de su hermano, que también lo ha hipotecado todo y encima ahora está en el paro: "mi hermano está triste, ¿sabes?". Y entonces siento un nudo en el estómago y se me va subiendo la mala saña. "A mí y a mi hermano [invirtieron juntos en la huerta FV] nos han fastidiado la vida cuatro personas. Y son el señor Zapatero, el señor Sebastián, el señor Rajoy y el señor Soria". Y así voy transcribiendo y cuadrando la entrevista. Hasta que llega la hora de comer y no he cerrado. Lo retomo tarde (sobremesa larga de julio en Madrid), y no consigo cuadrar antes de la cena que tenía comprometida. Apago el ordenador, me digo que cuando regrese a casa esa noche cierro y punto. Y así lo hago.

Regreso a las tantas, la cena de verano larga. Hace calor, mucho calor, a finales de julio en Madrid. Abro el ordenador, porque me dije que hoy lo cerraba y punto, y me pongo manos a la obra, con una cerveza fría. Subo el texto a energias-renovables.com pasadas las tres y media de la madrugada, cuadrado al fin (o eso creo). Rulo en Facebook y en Twitter la entrevista a César Vea -el actor que está preparando Sol(d) Out, "un largometraje documental sobre la estafa de la que han sido objeto 62.000 familias de toda España"-, me tomo un zumo de tomate tras una última lectura (se han acabado las cervezas) e intento conciliar el sueño, creo que contento.

27 de julio
Me levanto tarde, quizá a las once. El caso es que, al poco rato de abierto el ojo, me llama César, entusiasmado (entusiasta sería más correcto). Entusiasta como siempre le he visto, desde que le conocimos en Genera, donde nos lo presentó Daniel Pérez, de Holtrop (gracias, Dani). César me dice que mil gracias, que le ha gustado mucho la entrevista y, sobre todo, que le acaba de llamar un paisano desde el Japón para hacer una donación a su productora. ("Hostias", pienso). Está realmente contento (yo también). Por lo visto, el donante es también de La Rioja, como César, también invirtió en renovables y ha leído la entrevista. Al rato entra en escena -por correo electrónico- Luis Merino (el codirector de esta casa), que nos escribe a Pepa Mosquera (codirectora) y a mí. Copio-pego a continuación lo que nos cuenta (lo publico sin pedirle permiso).

«Noche de desvelo -dice Luis-. El calor. Total que abrí la tablet y me puse a leer la entrevista con César Vea. Espectacular. Me encantó y me emocionó. Una máquina este tío. Una entrevista fabulosa.

Y luego veo datos. A las 5 de la mañana ya se había leído más de 9.000 veces según nuestra administración. Flipo. Voy a ver Google Analytics y la cosa está disparada. Voy a Meneame y me encuentro con que es la primera noticia de portada. La primera. Nunca había sucedido que yo sepa. Ya ha superado los 1.000 meneos y los 11.000 clics. Es la tercera noticia más visitada y la tercera más votada. Y nuestra web es el quinto sitio más visitado.

Antonio, tienes que seguir dando caña con este tema».

Y aquí andamos, contando la intrahistoria, haciendo metaperiodismo. Contentos. Julio en Madrid. Ola de calor, a favor de un proyecto de verdades: Sol(d) Out. Y ola de calor en las redes sociales. Menéame ha sido un gallinero, con opiniones para todos los gustos. Como nuestro perfil de Facebook, donde también ha funcionado muy bien esta historia. A continuación, reproduzco algunos de ellos.

Ricardo Orduz Marzal
Muy bien por Sol(d) Out, espero que no solo represente a los inversionistas que fueron estafados por el Ministro Soria comprado por las eléctricas, sino también a empresarios de grandes compañías que quebraron, a los investigadores que se les acabó la financiacion de muchos proyectos emblemáticos y tecnologicos. España fue numero uno en renovables en el mundo en 2008, se creo una infraestructura tecnológica con productos muy competitivos, después de que el gobierno hiciera inconstitucionalmente retroactiva la ley, llevó a la quiebra a miles de empresas, miles de inversionistas, cientos de miles de puestos de trabajo e hizo cerrar grupos de investigación de vanguardia en energias renovables.

Beatriz García Bilbao
Muy claro y directo; ha dicho lo que muchos pensamos sin miedo ni pelos en la lengua. Lo que han hecho estos del gob con nuestro futuro energético es inmoral.

Toorwind
Buenos días César, estamos contigo a por todas, te proponemos hacer el documental pero fuera de los canales corruptos de las productoras y cines, te proponemos recoger que contactes con 1000 voluntarios para hacer el documental, y después desde nula y YouTube lo mandaremos a todo el planeta, los amigos anonimus nos ayudarán. Ánimos y fuerza.

Alvaro Martinez
Ole, ole y ole, cuenta con mi euro y si sale en cine, con mi visita a la sala para disfrutar de la película, en su día estudie las renovables y en concreto las placas solares, una pena este país o mas bien su gobierno que echa a perder todo lo conseguido y solo piensa en robar a los ciudadanos con guante blanco, el pueblo unido jamas sera vencido! Un abrazo y animo!

Asier
Mucha fuerza Cesar!! hay que poner en orden a esta mierda de gobiernos que tenemos, es una autentica mafia organizada de psicopatas!

Ramon Iñiguez
ccc con IBAN para aportación a la película

Esos son algunos de los comentarios que han colgado nuestros seguidores en el muro de Facebook
Y sí, vamos a seguir de cerca esta historia. Porque es imperiosa la necesidad de verdad (y un largometraje documental puede ser una buena herramienta para desvelar esa verdad); y es imperiosa también la necesidad de justicia. No puede ser que un Gobierno ejecute una reforma energética a golpe de inseguridad jurídica (en lo genérico) y desprecio a los derechos de 62.000 familias de este país (en lo concreto). La inseguridad jurídica además trasciende lo estrictamente energético, porque incrementa el riesgo país y/o le resta atractivo a España como destino para los inversores (para cualquier inversor, no solo para los energéticos). Porque lo que está haciendo la Administración -hacemos una ley que nos compromete a equis y luego hacemos otra que no solo rompe ese compromiso, sino que va en dirección opuesta- siembra la desconfianza entre los inversores; los espanta, pues.

César Vea explica su proyecto
«En una frase, Sol(d) Out es la historia de un atraco. 

Sol(d) Out es un largometraje documental que narra cómo dos gobiernos de España de diferente signo político se unieron para engañar y llevar a la ruina a más de 62.000 familias. Un atraco sin armas de fuego, perpetrado de forma silenciosa.
Para dar visibilidad a una injusticia de ese tamaño nace Sol(d) Out.

Dado que no es posible relatar cada una de esas 62.000 tragedias, Sol(d) Out pretende contar la historia de uno de los afectados. A partir del relato de su caso iremos descubriendo en qué ha consistido este entramado gubernamental, que empezó con una petición por parte del gobierno a sus ciudadanos para que se embarcaran en la aventura de convertirse en emprendedores e invirtieran en renovables y ha terminado criminalizando a todas estas personas a las que ha dejado en la ruina, generando una Inseguridad Jurídica, única en el mundo, que anula la credibilidad del Estado.

Para entender esta historia, el protagonista de la historia, César Vea, relata los detalles de esta proceso, que se alternarán con los testimonios de muchos de los afectados, de expertos en la materia. Y por supuesto incluirá la petición de explicaciones a los responsables políticos, allá donde se encuentren: en un despacho, en una rueda de prensa, a la salida de una reunión. Pero César Vea irá, cámara y micrófono en mano, tras todos esos responsables para darles la oportunidad de explicarse.

Desgraciadamente, este fraude de las renovables es un tema silenciado sistemáticamente, desconocido para el gran público y por eso este empeño por sacarlo a la luz a través de un documental. Al tratarse de una verdad incómoda, las compañías de producción audiovisual, al no estar sensibilizadas con este tema, no pueden abanderar la realización de este proyecto, que además no busca una rentabilidad económica. Sin embargo, no por eso ha de caer en el olvido.

Por lo tanto, este largometraje documental se hará con las aportaciones económicas de todas aquellas personas y empresas que deseen colaborar. Ya son muchos los que han comprometido cantidades económicas con esta causa. Pero necesitamos seguir buscando más».

Si quieres colaborar, puedes hacerlo a través de esta cuenta de Digital Producciones:
ES34-2100-2126-5402-0041-8828.

César Vea
Facebook Sol(d) Out

Aquí, la entrevista a César Vea que publicamos el pasado miércoles

Añadir un comentario