fotovoltaica

Barcelona dice sí al autoconsumo y sí al balance neto

La revolución de los ayuntamientos III

0
El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado esta semana una encuesta en la que los ciudadanos valoran a los alcaldes electos en los últimos comicios municipales. Pues bien, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (Barcelona en Común) ha sido la mejor valorada de entre todos los regidores de las principales ciudades de España, con 6,05 puntos. Energías Renovables acaba de preguntarle a su Ayuntamiento qué opina sobre el autoconsumo solar fotovoltaico. Esto es lo que nos han contado en BCN. U otra voz más -en el plano municipal- que se alza contra la insensatez de un Gobierno central que quiere ponerle un impuesto al sol.
La revolución de los ayuntamientos III

El autoconsumo solar fotovoltaico se ha convertido en la última gran batalla del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que no ha sido capaz de regular esta solución de ahorro -porque el autoconsumo es, esencialmente, una solución de ahorro- pese a haber contado con la mayoría más absoluta jamás amasada por el Partido Popular. Así, y cuando estamos a punto de cerrar la legislatura, con las elecciones ya a tiro de piedra, el autoconsumo sigue sin una norma que regule sus “condiciones administrativas, técnicas y económicas”. Sigue sin estar regulado, y eso que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo se había comprometido por ley a elevar al Gobierno, antes del nueve de abril de 2012, una propuesta de real decreto de autoconsumo que especificase esas condiciones (el compromiso está recogido en el Real Decreto (RD) 1699, disposición adicional segunda, página 130046).

Los que incumplen
El caso es que el plazo expiró hace ya tres años y medio y las tres propuestas que ha presentado el Ministerio entre julio de 2013 y agosto de 2015 -tres proyectos de RD- siguen estando a día de hoy en Modo Borrador, o sea, que el autoconsumo sigue sin regulación alguna. El por qué de la demora es el "impuesto al sol" que esos tres borradores traen de la mano: ese peaje o cargo que quiere imponer el Ejecutivo Rajoy a todo kilovatio hora (kWh) generado y autoconsumido en casa, o sea, a aquellos kWh que produzco en el tejado de mi vivienda, consumo en el frigorífico de mi cocina y recorren solo el cableado de mis tabiques. El impuesto -que algún empresario del sector, socarrón, calificara en alguna ocasión, ante este periodista, de poco menos que una invasión de la intimidad-, ha causado tanto rechazo en todo el sector que el Ejecutivo no se ha atrevido a aprobarlo.

Centenares de instalaciones
Entre tanto, el autoconsumo ha ido prosperando en toda España y hoy son ya centenares las instalaciones en todo el país, instalaciones que han sido legalizadas en el marco básico del RD 1699, en tanto en cuanto el ministro Soria y su secretario Nadal (Alberto, secretario de estado de Energía) deshojan su margarita. El problema -se quejan todos los actores del sector- es que la sola amenaza de que mañana pueda haber un impuesto al kilovatio hora generado y autoconsumido (un impuesto al sol) ha mantenido al ralentí un mercado -el de las instalaciones solares fotovoltaicas de autoconsumo- que de otro modo estaría disparado. Porque el autoconsumo ahorra (y mucho), es técnicamente muy sencillo de implementar (no hacen falta modificaciones sustanciales ni en la instalación nueva ni en la red de la vivienda o pyme a la que vierte, ni en la red pública a la que está conectada esa vivienda), y es cada vez más barato (el precio de los paneles ha caído un 80% en los últimos seis años).

Historias en tiempo presente
Pues bien, Energías Renovables ha llenado la edición de este mes de octubre -nuestra revista de papel- de historias de autoconsumo. Historias en tiempo presente, ejemplos de esos centenares de instalaciones solares que ya funcionan en toda España: autoconsumos FV en naves industriales, en viviendas unifamiliares, en un matadero, en una explotación agropecuaria, en una bodega catalana... Y hemos llenado nuestra edición de octubre, también, con las voces nuevas de los nuevos ayuntamientos: la voz de Ahora Madrid, la capital que hoy gobierna Manuela Carmena; la voz de Pamplona (que tiene hoy, en el salón de plenos, a un alcalde de EH Bildu al que apoyan Geroa Bai, Izquierda Unida y Podemos), la de Murcia (donde Ciudadanos se ha convertido en clave de gobierno), la de Cádiz (donde, tras veinte años de PP, gobernará Podemos gracias al apoyo del PSOE y Ganar Cádiz en Común), la de Las Palmas de Gran Canaria (véanse sus propuestas pro-autoconsumo)… y la voz del Ayuntamiento de Barcelona, presidido ahora por la activista Ada Colau, la alcaldesa mejor valorada de toda España, según el último barómetro del CIS. Pues bien, esto es lo que nos han contado desde BCN.

¿Qué opina la alcaldía de Barcelona –el equipo de gobierno- sobre el proyecto de real decreto de autoconsumo que ha presentado el Ministerio de Industria?
El Ayuntamiento de Barcelona presentó alegaciones muy explícitas al borrador de Real Decreto estatal. El Gobierno de Barcelona entiende el autoconsumo y la autoproducción como una herramienta esencial para combatir la pobreza energética, además de ayudar a combatir el cambio climático al mismo tiempo que defiende el impulso de tecnologías de eficiencia energética y la promoción de las energías renovables como una vía más para garantizar el acceso a la energía. En cambio, el borrador elaborado por el Gobierno Español pone trabas a la promoción de estas políticas, incorporando barreras administrativas, económicas y técnicas que limitan notablemente el desarrollo del autoconsumo.
Además, en el borrador de RD, se presenta el autoconsumo como un modelo mercantilista, una visión que se acerca muy poco a la esencia de lo que entendemos que es el autoconsumo. El autoconsumo se ha planteado siempre como una línea clara de eficiencia y de sostenibilidad, además de llevar implícito un ahorro de costes tanto para el sistema como para el usuario final. El objetivo del autoconsumo y la autoproducción no es la máxima producción para obtener beneficio económico, sino producir para cubrir nuestra demanda.

¿Es partidaria la alcaldía de Barcelona de introducir algún tipo de impuesto al sol, peaje o cargo “al kilovatio hora generado y autoconsumido”?
El Ayuntamiento está totalmente en contra de que un autoconsumidor tenga que pagar peajes por una energía que no demanda a la red y que genera él mismo. Es como si intentáramos que un usuario que utiliza la luz natural para leer tuviera que pagar por la energía que habría consumido si la lectura la hubiera hecho mediante una lámpara encendida. No tiene ningún sentido!!!
Además, hay que tener en cuenta que las instalaciones de autoconsumo (no aisladas) tienen asociadas un contrato de suministro que ya está grabado por los correspondientes impuestos asociados al sistema distribución.

¿Es partidaria la alcaldía de Barcelona de introducir algún tipo de impuesto al sol, peaje o cargo adicional “a la potencia” de una instalación solar fotovoltaica de autoconsumo?
No tiene el mínimo sentido ni por kilovatio consumido ni por potencia de generación. Además, se entiende que el término de potencia de suministro incluido en la factura eléctrica es el que da derecho a utilizar la red en los momentos en los que consumo y generación no casan. No tiene sentido aplicar ningún tipo de peaje más.

¿Cómo regularía la alcaldía de Barcelona –el equipo de gobierno- el autoconsumo solar fotovoltaico?
Sería necesario realizar un estudio en detalle, pero, a priori, entendemos que una buena solución podría ser el modelo de balance neto que ya está instaurado en otros países, y que se basaría en el intercambio de kilovatios hora entre las instalaciones de generación y el sistema eléctrico, utilizando la red como acumulador.

¿Cómo facilitaría el Ayuntamiento de Barcelona la tramitación –estamos hablando de escala municipal- de este tipo de instalaciones?
El modelo de tramitación debería basarse en un tipo “ventanilla única”, de manera que se facilitaran todos los trámites necesarios para poder realizar este tipo de instalaciones, además de servir de punto de información y registro de instalaciones.
La tramitación tendría que ser muy sencilla, y debería facilitar la generación y que esta sea autoconsumida cuando se pueda. Y, cuando no se pueda, o cuando existan sobrantes, debería facilitar su envío a la red, para que otro consumidor pueda gozar de ella. Todo este intercambio sería regulado mediante el balance neto. Ese sería el modelo deseado.

¿Tiene actualmente en funcionamiento alguna instalación solar fotovoltaica de autoconsumo el Ayuntamiento de Barcelona?
El Ayuntamiento de Barcelona ha hecho una apuesta decidida para conseguir la máxima generación energética local y el máximo autoconsumo. En este sentido, y aun siendo un momento regulatorio muy complicado, en los últimos años se han llevado a cabo alrededor de 20 proyectos que suman cerca de 500 kW. A modo de ejemplo, algunos de los proyectos que se han realizado son los siguientes:
1. Rehabilitación de paredes medianeras que incorporan instalaciones fotovoltaicas en las que la energía generada se utiliza para abastecer parte de las necesidades del edificio, en algún caso, mientras que, en otros casos, alimentan sistemas de riego u otros consumos, como alumbrado público.
2. Instalaciones fotovoltaicas en varios equipamientos municipales, como bibliotecas, centros cívicos, sedes de distrito, etcétera, que alimentan parte del consumo de los mismos.
3. Instalaciones fotovoltaicas en escuelas.
4. Instalaciones de generación mini-eólicas y/o fotovoltaicas que suministran parte o la totalidad de la electricidad demandada por el alumbrado público del entorno en el que están ubicadas, utilizando baterías para este fin.

Esta entrevista ha sido realizada para elaborar el reportaje Born to die, que incluimos en nuestra edición de octubre. En él repasamos el último borrador de real decreto de autoconsumo que ha publicado el Ejecutivo Rajoy y recogemos, así mismo, las posturas que sobre el autoconsumo tienen los ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Pamplona, Murcia y Cádiz. Ah, y si quieres suscribirte y ayudarnos a seguir haciendo este periodismo, clica aquí :)

Añadir un comentario