eólica

Vivir del aire

Este aerogenerador puede ser tuyo… al menos un poco

1
Ha pasado justo un año. El 19 de junio de 2016, cerca de 200 personas se reunieron en Pujalt, en la Alta Anoia (Barcelona), para celebrar el acto simbólico de colocación de la primera piedra del que será el primer aerogenerador comunitario de España. El proyecto ‘Vivir del aire del cielo’ arrancó en 2009 y avanza con paso firme.
Este aerogenerador puede ser tuyo… al menos un poco

El objetivo es que personas a título individual, familiar o colectivo (entidades, pequeñas empresas, etc) puedan participar en la propiedad comunitaria de un aerogenerador moderno, haciendo realidad lo que en otros lugares del mundo (Dinamarca, Alemania, Holanda, Reino Unido, Estados Unidos, etc.) se llama Democracia Energética y que en nuestro país, hasta ahora, nunca se ha materializado.

En el acto celebrado en Pujalt se enterró un tubo inoxidable que contenía la lista completa de personas y entidades inscritas hasta ese momento en el proyecto ‘Vivir del aire del cielo’, que arrancó en el año 2009, con ocasión de otra efeméride, el 25 aniversario de la puesta en funcionamiento del primer aerogenerador, conectado a la red eléctrica, diseñado y construido en Cataluña por una cooperativa de ingenieros barcelonesa (Ecotècnia sccl), y puesto en funcionamiento en Valldevià. Vilopriu, a caballo entre el Baix y Alt Empordà.

Con el tiempo se han ido dando los pasos oportunos y tras las tramitaciones administrativas, ha entrado en la fase final, con la obtención de las correspondientes autorizaciones y la licencia de obras. El aerogenerador encargado es un Enercon E-103 EP2, de 2,35 MW de potencia. El proyecto en su conjunto tiene un coste de 3.050.000 euros.

Y ya se han sumado a él más de 320 personas y entidades que se han inscrito en firme, con unos compromisos de aportación que superan 1.500.000 de euros (y que supone 300.000 euros más que hace un año). Además, Vivir del Aire del Cielo cuenta con la colaboración de Som Energia, que aportará una parte del coste del proyecto.

¡Súmate y participa!
Los promotores del proyecto siguen recabando apoyos entre personas físicas y entidades diversas para que se animen a aportar una cantidad que permita asegurar la producción de la electricidad que consumen en su hogar o en su entorno de trabajo.

Para ello, se puede realizar la estimación de la cantidad a aportar, partiendo de los kilovatios hora (kWh) que se consumen. Basta recopilar las facturas de la luz del último año para saber los kWh/año que se han necesitado. La web del proyecto cuenta con una sencilla calculadora para poder conocer estos datos.

De esta forma cualquier participante sabrá que la electricidad que consume es eólica y libre de CO2 y de radiactividad, pues ha aportado una cantidad de dinero al proyecto Vivir del aire del cielo que permite generar una cantidad de kWh igual a la que utiliza a lo largo del año.

“Participar en el proyecto Vivir del Aire del Cielo significa proceder a la apropiación social de la tecnología eólica y hacer posible la democracia energética en nuestro país”, explica Pep Puig, uno de los impulsores de la iniciativa. “El nuevo país que vamos construyendo debe demostrar que lo que se norma en otros lugares de Europa y América, también puede ser habitual en el Estado español. No basta con hablar y debatir en torno a la democracia energética sino que lo que hay es practicar la democracia energética.

Puedes consultar cualquier duda en la web del proyecto o a través del correo eolopop_sl@energiasostenible.org

Añadir un comentario
Pablo Ruiz
Magnífica iniciativa. Espero que consigan su objetivo y que sigan más proyectos similares. Un saludo.