biomasa

Transformar Alcalá de Henares con una red de calor de biomasa, gas y solar térmica

1
A medida que avanza la fase de presentación de Alcalá Eco Energías se conocen más detalles de una red de calor que, según sus impulsores, Alcalá District Heating, “transformará el modelo energético” de esta ciudad madrileña. Acaban de presentar la primera fase del proyecto, que llegará a un barrio con casi 3.000 viviendas, y avanzan que la intención óptima es llegar a “12.000 viviendas y numerosas empresas” con una central de 100 megavativos repartidos entre biomasa, gas y solar térmica de concentración. El mismo grupo empresarial (Desarrollos Energéticos Locales) plantea otras seis redes en Madrid.

Transformar Alcalá de Henares con una red de calor de biomasa, gas y solar térmica
Presentación de Alcala Eco Energías a vecinos y vecinas de Alcalá de Henares

“De momento el objetivo es conseguir una red que se sustente con 30 MW de biomasa, otros 30 MW de gas y unos 14 MW de solar térmica de concentración”. Teo López, director general de Alcalá District Heating, y a la cabeza también de Desarrollos Energéticos Locales, resume a Energías Renovables la potencia de partida de uno de los proyectos más ambiciosos en energía térmica que se desarrollan en España.

Tras presentarlo en sociedad a comienzos de febrero, hoy ha dado a conocer la primera parte de Alcalá Eco Energías, que abarcará “la zona del Val y de los Nogales, un barrio que engloba a casi 3.000 viviendas. Además, podría suministrar energía a varios edificios públicos, como colegios, centros de mayores, bibliotecas o la ciudad deportiva”.

Durante la presentación, en la que han estado presentes representantes de las comunidades de vecinos implicadas y del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Alcalá District Heating asegura que “ha quedado patente el apoyo a la iniciativa por parte del Consistorio y de los administradores de fincas”. “El evento ha servido para informar detalladamente del plan a los representantes vecinales de la ciudad, que tras el acto han podido charlar con los responsables de Alcalá Eco Energías y aclarar todas sus dudas”, añaden desde la empresa.

Fase de comercialización
“De esta manera –prosiguen–, se inicia una fase de comercialización del proyecto que durará varios meses y durante la que los responsables de Alcalá Eco Energías pondrán en conocimiento de los vecinos de la ciudad esta iniciativa”. Para Teo López, “el proyecto supone transformar el modelo energético de la ciudad de aquí a veinte años, eliminando el gasóleo de todos los edificios”.

La biomasa provendrá en parte de la poda del arbolado y matorrales de la ciudad (unas 4.000 toneladas al año), pero necesitará importar más para generar conjuntamente con el gas y la solar térmica de concentración el calor que llegará a “12.000 viviendas y numerosas empresas que se beneficiarán de este plan”.

López es consciente de la envergadura del proyecto: “en cuanto a la tecnología solar térmica de concentración estamos limitados porque para instalar cuatro megavatios necesitamos una hectárea”. En cuanto a la presencia del gas, la defiende “para cubrir con garantías las puntas de demanda”.

Siete redes si responden administraciones, empresas  y vecinos
No obstante, la consolidación del proyecto en los objetivos que se plantean sigue estando supeditada a las comunidades de vecinos y empresas que se sumen a la red y al apoyo logístico y con medidas políticas que presten las administraciones, tanto municipal, como autonómica y estatal.

Esto es básico para que no ocurra como en Brunete, proyecto de Apricot Ingeniería que iba a ser pionero en el modelo de hibridación entre biomasa y solar térmica en una red de calor urbana, pero que tras presentarlo en junio de 2017 se ha quedado a la zaga del de Alcalá de Henares.

Tanto Apricot Ingeniería como Alcalá District Heating están bajo el mismo grupo empresarial que Desarrollos Energéticos Locales, empresa que ha visto aprobadas siete iniciativas suyas dentro de los últimos Proyectos Clima. Además de Brunete y Alcalá de Henares, añade en Madrid una más en el sureste de la capital y cuatro repartidas entre Móstoles, Fuenlabrada, San Sebastián de los Reyes y Guadarrama.

Añadir un comentario
Miguel
Lo de planta de biomasa en Alcalá de Henares no lo acabo de ver. Las centrales de biomasa emiten polución, está muy cerca de grandes núcleos urbanos, incluido el área metropolitana de Madrid. Nos volvemos locos por cerrar centrales de carbón que, emitan más o menos partículas, están muchas veces situados en zonas semidespobladas, y al mismo tiempo se abren centrales de biomasa al lado de zonas altamente pobladas. Eso, por no hablar de la presión por abandonar coches de gasoil o gasolina en las grandes urbes. Por otra parte, Alcalá sólo tiene un 3-5% de la biomasa que necesita esa central para quemar. Salir a buscarla fuera en el mercado puede provocar tensiones en el precio de la biomasa y tener consecuencias como hacer no viables otras centrales de biomasa, o subir el precio de los pelets que usan en viviendas rurales. La biomasa mejor usarla en zonas más rurales o menos pobladas donde tengan seguridad de suministro local.