biomasa

El Miteco confirma que el hueso de aceituna para producir energía no es un residuo; el orujillo sí

0
El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha emitido una nota interpretativa para aclarar qué tipo de “materiales naturales” quedan excluidos de la ley de residuos y suelos contaminados, ahora en revisión. Es el caso del “hueso de aceituna de almazara, cáscaras de frutos secos y otro material de la industria agroalimentaria que sólo es sometido a procesamiento mecánico”, por lo que queda excluido el orujillo, que tiene tratamiento químico. La Asociación Española de la Biomasa (Avebiom) afirma que es buena noticia, especialmente para el hueso de aceituna.   

El Miteco confirma que el hueso de aceituna para producir energía no es un residuo; el orujillo sí
Imagen de huesos de aceituna procesados como biocombustible (FOTO: Avebiom)

Según informa la nota interpretativa publicada por la Subdirección General de Economía Circular del Miteco, “tras la reunión del Grupo de Trabajo de Subproductos y Fin de Condición de Residuo que tuvo lugar el 20 de julio de 2020 se solicitó por escrito a todos los miembros del mismo su posición respecto a la consideración de si determinados materiales entrarían dentro de la exclusión que la ley establece en su artículo 2 cuando se utilizan para la producción de energía”.

Los materiales incluidos en la consulta fueron hueso de aceituna de almazara, cáscaras de frutos secos y otros de la industria agroalimentaria que sólo son sometidos a procesamientos de tipo mecánico. La nota de la subdirección general aclara que “también se les pidió que indicaran todos aquellos materiales de este tipo que no son considerados residuos desde la autoridad ambiental autonómica”.

En el artículo 2.1 de la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y Suelos Contaminados, se excluyen “las materias fecales, si no están contempladas en el apartado 2.b), paja y otro material natural, agrícola o silvícola, no peligroso, utilizado en explotaciones agrícolas y ganaderas, en la silvicultura o en la producción de energía a base de esta biomasa, mediante procedimientos o métodos que no pongan en peligro la salud humana o dañen el medio ambiente”.

No son residuos, coinciden comunidades autónomas y el MAPA
El actual anteproyecto de ley que revisa la 22/2011 calca esta exclusión en el artículo 3, y calca igualmente lo que sí incluye vinculado con otros residuos para producir energía: “se regularán por esta ley los subproductos animales y sus productos derivados cuando se destinen a la incineración, a los vertederos o sean utilizados en una planta de biogás, de compostaje o de obtención de combustibles”.

La duda se mantenía sobre la exclusión “y por tanto no les resultaría de aplicación la Ley, a pesar de que el origen no sea exactamente agrícola o silvícola, sino de la industria alimentaria o agroalimentaria”, añade la nota interpretativa. Recuerda que la gran mayoría de las comunidades autónomas y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) coinciden en que “sí deberían entenderse dentro de esa exclusión, al ser destinados a combustión, siempre que los materiales sólo sufran transformación mecánica y no de otro tipo que pudiera alterar su naturaleza o composición”.

Por este motivo, además del hueso de aceituna y las cáscaras de frutos secos, algunas comunidades autónomas consideran que “también quedarían englobados un conjunto de residuos con origen en la industria alimentaria, que podrían asimilarse dentro de algunos códigos LER (lista europea de residuos del capítulo 02: Residuos de la agricultura, horticultura, acuicultura, silvicultura, caza y pesca; residuos de la preparación y elaboración de alimentos”.

Hueso de aceituna de almazaras y de extractoras
La nota interpretativa concluye con la confirmación de la exclusión de todos estos materiales de la ley 22/2011, aunque se centra especialmente en el hueso de aceituna porque afecta no solo al de almazara, sino también al procedente de las extractoras, siempre y cuando se obtenga mediante métodos mecánicos o físicos”.

En este aspecto tuvo relevancia el trabajo de Pablo Rodero, responsable de la certificación de biocombustibles sólidos en Avebiom, y de Alicia Mira, técnica de proyectos europeos de la misma asociación, que detallaron las características del mercado de hueso de aceituna y explicaron que, aparte del procedente de las almazaras, existe otro volumen que proviene de extractoras de aceite de orujo. “En este caso –señalan desde Avebiom–, previo a la extracción del aceite se separa el hueso , de similar calidad y tamaño algo menor, para su comercialización como biocombustible”.

El orujillo queda excluido
Por todo ello queda excluido el hueso de aceituna sometido a un proceso de tipo químico. Es la razón por la que no entra el orujillo, que se utiliza como biomasa para producir energía en varias plantas: “emplean métodos químicos para extraer el aceite de orujo de oliva contenido en los orujos grasos”. La nota aclara que “no ha sufrido únicamente una transformación mecánica, como ocurre en muchos de los ejemplos de las distintas agroindustrias aportados por las comunidades autónomas, sino que puede contener restos derivados del disolvente químico empleado”.

Avebiom considera “una muy buena noticia la aclaración emitida por la Subdirección General de Economía Circular”, porque confirma que “el hueso de aceituna obtenido mediante métodos mecánicos o físicos es un material biomásico procedente de la agroindustria, natural, no peligroso y que se utiliza para generar energía sin poner en peligro la salud humana ni el medio ambiente”.

Ocho empresas con el sello BIOmasud para el hueso de aceituna
Pablo Rodero, responsable de la certificación de biocombustibles sólidos en Avebiom, considera que confirma también “las bondades del hueso de aceituna como biocombustible, un material de origen natural, muy abundante en España y cuya calidad se puede certificar gracias a BIOmasud”. En la actualidad este sello cuenta con ocho empresas que producen y/o distribuyen hueso de aceituna como biocombustible.

En 2018, Avebiom, junto a las principales cooperativas y patronales del sector del aceite de oliva, ya solicitaron al MAPA que normalizar el hueso de aceituna “como biocombustible y que sea catalogado como subproducto energéticamente valorizable, con el fin de dar cobertura legal a los protocolos que se llevan a cabo actualmente en todo el proceso de la cadena comercial”.

Añadir un comentario
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).