biomasa

El marcado CE, requisito indispensable para equipos de biomasa domésticos

0
La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) y la revista Bioenergy International recuerdan los requisitos del reglamento europeo de productos de construcción que deben cumplir los aparatos insertables, calderas, cocinas y estufas domésticas que utilizan combustibles sólidos como la biomasa. En él se establecen condiciones armonizadas para su comercialización en la Unión Europea sólo si llevan el marcado CE. La entrada en vigor de los nuevos reglamentos de ecoetiquetado energético y ecodiseño y la promoción de una etiqueta impulsada por la industria afianzan la fiabilidad de estos equipos.
El marcado CE, requisito indispensable para equipos de biomasa domésticos

“El marcado CE no supone una marca de calidad, sólo garantiza que el equipo cumple con los requisitos mínimos exigidos por la norma”. Esos requisitos están recogidos en el reglamento de productos de construcción que deben cumplir los aparatos insertables, calderas, cocinas y estufas domésticas que utilizan combustibles sólidos como la biomasa. Avebiom y Bioenergy International añaden que la normativa establece condiciones armonizadas para la comercialización de dichos equipos en la UE identificados con el marcado CE.

La información de Avebiom recuerda que en el reglamento “se especifican varios sistemas de evaluación de conformidad, es decir, quién y qué se debe verificar para tener constancia del adecuado cumplimiento de los requisitos de las normas”. Estos sistemas van desde el 1+ al 4, en orden de exigencia, y “el aplicable a los equipos de calefacción doméstica es el 3, por lo que el fabricante debe realizar una serie de ensayos en un laboratorio externo antes de comercializar sus equipos”.

Vigilancia y control de las comunidades autónomas
Otro punto a destacar es que el marcado CE no está libre de control. Concreta Avebiom que “en España la vigilancia está transferida a las comunidades autónomas, que pueden realizar inspecciones de mercado adquiriendo equipos y enviándolos a laboratorios acreditados para su ensayo, y así comprobar si lo que asegura el fabricante en la declaración de prestaciones y en el marcado CE es cierto”.

Los mismos equipos afectados por el reglamento de productos de construcción tendrán que cumplir en breve los nuevos de etiquetado energético y ecodiseño. Tras su aprobación, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y la propia Avebiom anunciaron que el primero de ellos se aplicará a partir del 1 de abril de 2017 en el caso de las calderas, y un año después para las estufas. El de ecodiseño se aplicará a partir del 1 de enero de 2020 a calderas de menos de 500 kW y dos años después para estufas de pélets, cocinas y equipos abiertos de menos de 50 kW.  

Por otro lado, la Asociación de Fabricantes de Estufas, Chimeneas y Cocinas para Combustibles Sólidos (Aefecc) presentó en la última edición de Expobiomasa un distintivo que lleva sus siglas y que “distingue a los equipos de leña y pélet que cumplen con los criterios de sostenibilidad y seguridad más estrictos”. Entre los requisitos indispensables está precisamente contar con el marcado CE, cumplir con la normativa europea de emisiones, ofrecer más del 65% de eficiencia térmica, disponer de las más estrictas medidas de seguridad y permitir seguir la trazabilidad del producto.

Añadir un comentario